Cómo ahorrar dinero para la universidad de tus hijos

Inicio › Ahorro › Cómo ahorrar dinero

Para los padres, la educación de sus hijos es una de sus principales preocupaciones, ya que sobre ella se cimentará su futuro laboral y profesional. Sin embargo, son pocos los que de verdad planifican con tiempo suficiente su formación, al menos más allá de la educación obligatoria y reglada.

La formación universitaria no es gratuita y, en muchas ocasiones, ni siquiera es barata. Hay que hacer muchos números para saber si realmente podemos permitirnos financiar el futuro de nuestros hijos. Para ello, existen una serie de consejos para ahorrar dinero para la universidad de tus hijos y así llegar holgados y despreocupados a esta etapa tan importante de sus vidas.

Cuánto cuesta estudiar en una universidad en España

Las universidades españolas no son gratuitas, ni siquiera las públicas. El coste de la matrícula anual diferirá en función de la carrera elegida, de la región donde se cursan los estudios y de la cantidad de créditos escogidos. 

Según el Ministerio de Educación y Formación Profesional, el precio medio de una matrícula en España para 60 créditos oscila entre los 821 y los 1.302 euros al año. Pero esta cifra depende de la comunidad autónoma, y puede llegar hasta los 2.372 euros en el caso de las universidades catalanas. 

Este coste puede aumentar de forma significativa en el caso de que la materia en la que se matricula el alumno sea de segunda convocatoria o más. En algunas comunidades autónomas, el coste por crédito se multiplica por 2 si es la segunda vez que te matriculas en la misma asignatura. Y llegar al cuarto intento puede multiplicar el precio del crédito hasta por cuatro veces.

A todo ello hay que sumar el coste de vivir fuera de casa, en caso de que te matricules en una universidad que esté en una comunidad diferente a la que viven tus padres. En este caso, el precio depende de múltiples factores pero, sobre todo, del tipo de servicio elegido: piso compartido, residencia de estudiantes, colegio mayor…

Así, si pretendes estudiar en Madrid y eliges una residencia universitaria, tendrás que sumar unos 1.000 euros más al mes, es decir, cerca de 10.000 euros más al año. Si optas por un piso compartido, el precio será más económico, aunque podría llegar a los 5.000 euros al año y habría que sumar otros gastos como alimentación. 

En total, el precio de estudiar fuera podría oscilar entre los 7.000 y los 15.000 euros al año si el estudiante se decanta por estudiar fuera de casa, una cantidad realmente importante y no apta para cualquier bolsillo.

Cómo pagar la universidad de tus hijos

Como hemos visto, el coste total para una familia con dos hijos que decidan estudiar fuera de casa durante la universidad puede llegar hasta los 100.000 euros, suponiendo que la duración de los estudios es de cinco años. Lamentablemente, no todas las familias pueden permitírselo, y tampoco existen fórmulas mágicas para llegar a estas cantidades.

De hecho, es probable que si solo ahorramos nunca lleguemos a estas cantidades. Incluso empezando desde que nuestros hijos nacen y hasta que cumplen 18 años, necesitaríamos un ahorro mensual de unos 500 euros todos los meses, una cantidad a la que no todas las familias pueden llegar.

Por eso, conviene buscar otras fórmulas para acercarnos a una cantidad que nos permita llegar holgadamente a ese momento. Y todo ello pasa por invertir parte de nuestra renta y aprovechar el potencial del interés compuesto. De esta manera, el ahorro mensual que necesitaremos en función de la rentabilidad de la inversión anualizada para llegar a esos 100.000 euros será la siguiente:

Rentabilidad anualizada Cantidad mensual aproximada a ahorrar para llegar a 100.000 €
1% 400 euros
2% 370 euros
3% 335 euros
4% 310 euros
5% 275 euros
6% 250 euros
7% 225 euros
8% 200 euros
9% 180 euros
10% 165 euros

Es decir, invirtiendo a largo plazo podrás llegar mucho antes al objetivo previsto. Hay que tener en cuenta que las rentabilidades más elevadas exigen tener un perfil más arriesgado, algo que no todos los inversores están dispuestos a asumir. 

Para que te hagas una idea, la rentabilidad anualizada media del S&P 500, el índice más importante y conocido de los Estados Unidos, en los últimos 18 años ha sido del 7,5%. Es decir, habiendo invertido en un fondo de inversión que tuviese esa rentabilidad una vez deducidas todas las comisiones, habrías necesitado una inversión media de unos 200 euros para alcanzar el objetivo previsto.

Eso sí, debes tener siempre presente que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Por eso, cuanto antes empieces y más aportes cada mes, menos rentabilidad necesitarás para conseguir tu objetivo. Es decir, podrás ser más conservador con tus ahorros, algo que le encanta a la mayoría de españoles.