Métodos de ahorro más efectivos

Inicio › Ahorro › Métodos de ahorro efectivos

Aparte de los consejos para ahorrar dinero, hay otras formas de continuar ahorrando y, a la par, hacer incrementar el dinero disponible para una familia. ¿Quieres saber qué es lo que debes hacer?

Disponer de un fondo de emergencia en el banco

Abre una cuenta bancaria o de ahorros por separado si aún no tienes una y asígnale el nombre de «fondo de emergencia». Si quieres ahorrar en pareja, también podrá ser un proyecto de ambos. Si encuentras una cuenta que genera intereses, eso es aún mejor.  Al igual que con tus otros ahorros, deposita dinero en la cuenta todos los meses antes de pagar otras facturas a través de aportaciones periódicas y automáticas a primeros de mes con el importe que creas conveniente. Haz que este plan de ahorro forme parte de tus gastos y reserva el dinero directamente para que no te sientas tentado a gastarlo en otra cosa.

Esto será muy útil sobre todo cuando se tiene una verdadera emergencia en el futuro, como una reparación de automóvil o tener que pagar una factura médica. Si es así, podrás acceder a ese dinero que has estado ahorrando durante años y cuyos intereses han hecho crecer de manera progresiva. De lo contrario, deja que el dinero crezca y continúa contribuyendo al fondo cada mes. Los estudios demuestran que tener incluso 500 euros o 1.000 euros en una cuenta de ahorros hace una gran diferencia en el bienestar financiero.

Recuerda que aquí tu objetivo final es tener de tres a seis meses de gastos de vida reservados. Esto parece mucho al principio, pero llegarás a ese punto si haces contribuciones regulares a ese fondo que tienes reservado.

Y es que, aunque no lo creas, existe un verdadero poder psicológico al saber que tienes fondos en los que confiar si de repente llegan gastos inesperados o si, por circunstancias, pierdes el trabajo en un futuro. Piensa en cómo manejarías la crisis si tuvieras el fondo de emergencia disponible para estas circunstancias.

 

 

Ahorrar con aportaciones periódicas
Ahorrar con aportaciones periódicas

¿Qué ventajas tienen las aportaciones periódicas? Son un método de ahorro de lo más eficaz. ¿Sabes por qué? Te lo desvelamos aquí.

Leer artículo
¿Cómo ahorrar en pareja?
¿Cómo ahorrar en pareja?

Aquí te damos todas las claves sobre uno de los proyectos más importantes de la vida en pareja.

Leer artículo

Ahorrar reduciendo los gastos hormiga

Los gastos hormiga son esos pequeños consumos diarios que se realizan de forma inadvertida, pero que, al final del día, afectan, y de qué manera, a las finanzas personales. Eliminarlos tendrá un impacto en el ahorro en casa que quizá no valoramos completamente.

Entre estos gastos hormiga, se encuentran aquellos relacionados con el consumo de los suministros del hogar, fundamentalmente gas y electricidad. Poner la calefacción muy alta o dejar encendida la televisión durante mucho tiempo tienen un cierto impacto en las respectivas facturas.

Lo mismo ocurre cuando repostamos gasolina o compramos en tiendas de alimentación. Existen diferentes apps para el móvil que comparan la que sale más barata y permiten ahorrar poco a poco. Y a final de mes, notaremos la diferencia.

Gastos hormiga
Gastos hormiga

Los gastos hormiga son aquellos pequeños gastos que van sumando grandes cantidades sin que nos demos cuenta. ¿Cómo controlarlos?

Leer artículo
Ahorrar en casa
Ahorrar en casa

Sea cual sea tu nivel de ingresos, siempre debería haber un espacio para el ahorro

Leer artículo

Utilizar algún método de ahorro efectivo

Existen algunos métodos efectivos que permiten aumentar el ahorro de las familias. Son métodos que, por lo general, son muy sencillos de aplicar. Aunque, eso sí, exigen cierta disciplina, constancia y algo de esfuerzo. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • Método Kabebo: es un método importado desde Japón, que viene a significar “libro de cuentas para la economía doméstica”. Es una regla muy sencilla y de puro sentido común. Realmente, consiste en un cuaderno donde se anotan todos y cada uno de los gastos que se llevan a cabo a diario. Todo. Después, se organizan los gastos personales por categorías para, de manera periódica, ir apuntando en qué se va el dinero.
  • Método de los 30 días: el método de los 30 días es una regla muy sencilla que consiste en ahorrar tantos euros como el día que nos encontremos del mes. Es decir, el día 1 se ahorra 1 euro, el día 2, 2 euros y así sucesivamente hasta el día 30, cuando se ahorran 30 euros. Esta estrategia tan simple, bien ejecutada, nos permitirá ahorrar 465 euros en un mes.
  • Método del 50-30-20: el método del 50/30/20 consiste en asignar porcentajes a cada partida dentro de un presupuesto: el 50% de la renta para gastos básicos; el 30% para tus gastos personales y el 20% restante para ahorros. Se trata de una forma sencilla de distribuir tus ingresos y adoptar un hábito de ahorro sólido.
  • Método SMART: a pesar de que no es una estrategia puramente de ahorro, sí se puede aplicar para alcanzar los objetivos. Según la definición del Corporate Finance Institute (CFI), el objetivo S.M.A.R.T. es: “una meta inteligente que incorpora todos estos criterios para ayudar a enfocar los esfuerzos y aumentar las posibilidades de alcanzar las metas”. Aplicado al ahorro, la idea sería plantearse los objetivos y los medios a utilizar para conseguirlos, como para qué ahorrar, cuánto ahorrar, si es realista o no el objetivo de ahorro o el motivo de ahorro, entre otros.
  • Regla del 72: aunque no es un método de ahorro propiamente dicho, sí se puede aplicar a la inversión, que en la práctica es una forma de constituir un cierto patrimonio. Es una fórmula utilizada para medir el tiempo aproximado que tardará una inversión en duplicarse, que consiste en dividir 72 entre la tasa de interés que paga la inversión. Así, por ejemplo, para una tasa de interés del 8 por ciento, habrá que dividir 72/8, lo que da como resultado 9 años.
Método Kakebo
Método Kakebo

Es el método de ahorro de dinero más sencillo del que todo el mundo habla. Descubre cómo implementar el método kakebo en tu día a día.

Leer artículo
Método de los 30 días
Método de los 30 días

Te explicamos una regla simple y muy fácil que consiste en ahorrar tantos euros como en el día del mes en el que nos encontremos.

Leer artículo
Método 50-30-20
Método 50-30-20

La regla del 50-30-20 puede ser un método muy útil con el que siendo constante podrás cumplir tus objetivos de ahorro.

Leer artículo
Método SMART
Método SMART

La metodología S.M.A.R.T. fue creada para establecer objetivos en un proyecto. ¿Cómo puedes adaparla al ahorro? En este artículo te lo explicamos.

Leer artículo
La regla del 72
La regla del 72

La regla del 72 te indica cuánto tienes que esperar para que tu dinero empiece a multiplicarse. ¿Qué ventajas y desventajas tiene este método?

Leer artículo

Confíar en los depósitos bancarios y productos financieros a corto plazo

Si estás ahorrando porque te has puesto una serie de objetivos a corto plazo, considera usar algunos productos financieros del banco que te permitirán ahorrar a la par que hacer incrementar tus ahorros.

Uno de ellos son los depósitos a plazo fijo, a través de los cuales bloqueas el dinero que quieres ahorrar por un período fijo de tiempo a una tasa que generalmente es más alta que las cuentas de ahorro. El banco te dará intereses en función del dinero depositado en la cuenta y del tiempo que permanezcan los ahorros allí. Puedes consultar nuestra comparativa de bancos colaboradores europeos de Raisin para conocer qué bancos de Europa dan a día de hoy la mejor rentabilidad y condiciones al ahorrador.

Y es que con los depósitos bancarios a menudo se puede obtener un mejor tipo de interés, lo que te permitirá aumentar tus ahorros más rápidamente, si no planeas retirar tus ahorros por un tiempo, colocando tu efectivo en un depósito de este tipo, que puede ser a plazo fijo o a plazo variable.

Los depósitos se mantienen por un período específico de tiempo, como seis meses, nueve meses, un año o más. Estas cuentas generan intereses durante todo el período y tienden a tener tasas de interés más altas que las cuentas de ahorro típicas.

Los ahorradores más arriesgados suelen optar por invertir parte de sus ahorros en valores, como acciones o fondos mutuos. Estos productos de inversión están disponibles a través de cuentas de inversión con un corredor de bolsa. Están sujetos a riesgos de inversión, incluida la posible pérdida del  capital.

Un consejo, si te decantas por productos financieros como métodos de ahorro más efectivos, no es imprescindible que te decantes por uno solo. Valora cuidadosamente todas sus opciones y considera aspectos como saldos mínimos, tarifas y tasas de interés para que puedas elegir la combinación que te ayudará a ahorrar mejor para conseguir todos los objetivos que te propongas.

Sin duda, los métodos de ahorro más efectivos son aquellos que te permiten tener el pleno control de tu dinero y que, además, te permiten incrementar de manera progresiva los fondos de los que dispones. Una vez que haya cogido cierto impulso tu forma de ahorrar, no olvides tomar aún más el control de tu vida financiera al crear un presupuesto. En lugar de recolectar el cambio adicional aquí o allá o confiar en un algoritmo para ahorrar es recomendable que realices un seguimiento de tus gastos y encuentres áreas en las que pueda reducir costos para acelerar tus ahorros, sin olvidar, claro está, de las opciones financieras que te permitan incrementar tu capital.

¿Cómo ahorrar rápido?
¿Cómo ahorrar rápido?

Te damos 4 consejos para ahorrar de forma rápida y alcanzar así tus objetivos.

Leer artículo
Plan de ahorro
Plan de ahorro

En este artículo te damos consejos prácticos para invertir tus ahorros y otras claves para crearte un plan de ahorro implacable.

Leer artículo