Métodos de ahorro más efectivos

Imagina lo que sucedería si pudieras disfrutar de dinero extra en tu presupuesto mensual. ¿Podrías finalmente permitirte las vacaciones que quisieras? ¿Podrías guardar algo para emergencias? Podrías, además, empezar a ir eliminando esas deudas que tienes. A veces, lo más difícil de ahorrar dinero es comenzar. Esta guía paso a paso sobre cómo ahorrar dinero puede ayudarte a desarrollar una estrategia simple y realista, para que puedas ahorrar para todos tus objetivos de ahorro a corto y largo plazo. Y a través de ella también podrás dar con los métodos de ahorro más efectivos.  

¿Cómo empezar a ahorrar dinero? 

Ahorrar dinero comienza con tu mentalidad

Evita pensar que las técnicas de ahorro de dinero son restrictivas, aunque a menudo pueden sentirse así. Disponer de  un presupuesto mensual y pensar en él como si fuera un un plan de gastos te ayudará mucho. Y es que ahorrar dinero no significa que tengas que dejar de gastar por completo. Simplemente significa que debes priorizar algunos objetivos financieros sobre otros. 

Calcula cuánto sueles gastar

Otro de los primeros pasos para comenzar a ahorrar dinero es calcular cuánto gastas. Te será útil llevar un registro de todos tus gastos, es decir, cada café, artículos para el hogar y propinas en efectivo.

Una vez que tengas tus datos, organízalos por categorías, como gas, alimentación e hipotecas, y suma cada cantidad. Usa tu tarjeta de crédito y extractos bancarios para asegurarte de que sea exacto, y no olvides ninguno. Un consejo, elegir un programa o aplicación digital puede ayudarte a automatizar parte de este trabajo.

Una vez que tengas una idea de lo que gastas en un mes, puedes comenzar a organizar tus gastos registrados en un presupuesto viable. Tu presupuesto debe describir una comparación de los gastos con los ingresos, para que puedas planificar tus gastos y limitar el gasto excesivo. Asegúrate de tener en cuenta los gastos que ocurren regularmente pero no todos los meses, como el mantenimiento del automóvil.

¿En qué ahorrar?

Si tus gastos son tan altos que no puedes ahorrar tanto como quisieras, tal vez sea hora de recortarlos. Identifica los elementos no esenciales en los que puedes gastar menos, como el entretenimiento y salir a cenar. Busca maneras de ahorrar en tus gastos mensuales fijos, como la televisión y el uso del móvil. Algunas ideas para ahorrar en estos gastos podría ser utilizar recursos como listados de eventos comunitarios para encontrar eventos gratuitos o de bajo costo para reducir el gasto en entretenimiento, cancelar  las suscripciones que no uses especialmente si se renuevan automáticamente. Date un «período de reflexión», esto es,  cuando tengas la tentación de una compra no esencial, espera unos días, seguro que así tomas la decisión correcta sobre si debes o no incurrir en ese gasto.

Haz que el ahorro sea automático

Casi todos los bancos ofrecen transferencias automáticas entre sus cuentas corrientes y de ahorro. Puedes elegir cuándo, cuánto y dónde transferir dinero o incluso dividir los ingresos  para que una parte de cada pago de nómina, por ejemplo, vaya directamente a tu cuenta de ahorros.

Para que lo tengas en cuenta: configurar transferencias automáticas es una buena forma y muy sencilla de ahorrar dinero, ya que no tienes que pensar en ello y, en general, reduce la tentación de gastar el dinero. Con la banca móvil y en línea, los clientes bancarios pueden configurar fácilmente transferencias automáticas entre sus cuentas.

No olvides cuáles son tus objetivos

Después de configurar correctamente y controlar tanto los gastos como los ingresos,  es probable que tus objetivos financieros tengan el mayor impacto en la forma en que asignas tus ahorros. Asegúrate de recordar los objetivos a largo plazo: es importante que la planificación de la jubilación no pase a un segundo plano frente a las necesidades a corto plazo. Para ello es importante que aprendas a priorizar tus objetivos de ahorro para tener una idea clara de dónde comenzar a ahorrar. Por ejemplo, si sabes que necesitará reemplazar su automóvil en un futuro cercano, podrías comenzar a ahorrar dinero para uno ahora.

 

Métodos de ahorro efectivos

Aparte de los consejos para ahorrar dinero, hay otras formas de continuar ahorrando y, a la par, hacer incrementar esos ahorrillos. ¿Quieres saber qué es lo que debes hacer?

Disponer de un fondo de emergencia en el banco

Abre una cuenta bancaria o de ahorros por separado si aún no tiene una y asígnale el nombre de «fondo de emergencia». Si encuentras una cuenta que genera intereses, eso es aún mejor.  Al igual que con tus otros ahorros, deposita dinero en la cuenta todos los meses antes de pagar otras facturas. Haz que este ahorro forme parte de tu plan de gastos y reserva el dinero directamente para que no te sientas tentado a gastarlo en otra cosa. 

Esto será muy útil sobre todo cuando se tiene una una verdadera emergencia en el futuro, como una reparación de automóvil o tener que pagar una factura médica. Si es así, podrás acceder a ese dinero que has estado ahorrando durante años y cuyos intereses han hecho crecer de manera progresiva. . De lo contrario, deja que el dinero crezca y continúa contribuyendo al fondo cada mes. Los estudios demuestran que tener incluso 500 euros o 1.000 euros en una cuenta de ahorros hace una gran diferencia en el bienestar financiero.

Recuerda que aquí tu objetivo final es tener de tres a seis meses de gastos de vida reservados. Esto parece mucho al principio, pero pero llegarás a ese punto si haces contribuciones regulares a ese fondo que tienes reservado.

Y es que, aunque no lo creas, existe un verdadero poder psicológico al saber que tienes fondos en los que confiar si de repente llegan gastos inesperados o si, por circunstancias, pierdes el trabajo en un futuro. Piensa en cómo manejarías la crisis si tuvieras el fondo de emergencia disponible para estas circunstancias.

Confía en los depósitos bancarios y productos financieros a corto plazo

Si estás ahorrando porque te has puesto una serie de objetivos a corto plazo, considera usar algunos productos financieros del banco que te permitirán ahorrar a la par que hacer incrementar tus ahorros.

Uno de ellos son los depósitos bancarios, a través de los cuales bloqueas el dinero que quieres ahorrar por un período fijo de tiempo a una tasa que generalmente es más alta que las cuentas de ahorro. El banco te dará intereses en función del dinero depositado en la cuenta y del tiempo que permanezcan los ahorros allí. Puedes consultar nuestra comparativa de bancos colaboradores europeos de Raisin para conocer qué bancos de Europa dan a día de hoy la mejor rentabilidad y condiciones al ahorrador.

Y es que con los depósitos bancarios a menudo se puede obtener un mejor tipo de interés, lo que te permitirá aumentar tus ahorros más rápidamente, si no planeas retirar tus ahorros por un tiempo, colocando su efectivo en un depósito de este tipo, que puede ser a plazo fijo o a plazo variable. Debido a que existen penalizaciones por retiro anticipado asociadas con los depósitos bancarios, es esencial que no retires el dinero hasta que venza el plazo del producto financiero que has contratado.

Los depósitos se mantienen por un período específico de tiempo, como seis meses, nueve meses, un año o más, por lo que es importante recordar que existen multas por retirar dinero de este tipo de cuenta antes de que expire el período de tiempo específico. Estas cuentas generan intereses durante todo el período y tienden a tener tasas de interés más altas que las cuentas de ahorro típicas.

Por otro lado, si te has marcado objetivos a largo plazo, podrías considerar como método de ahorro efectivo crearte un plan de pensiones, que se trata de cuentas de ahorro con eficiencia fiscal.

Los ahorradores más arriesgados suelen optar por invertir parte de sus ahorros en valores, como acciones o fondos mutuos. Estos productos de inversión están disponibles a través de cuentas de inversión con un corredor de bolsa. Están sujetos a riesgos de inversión, incluida la posible pérdida del  capital.

Un consejo, si te decantas por productos financieros como métodos de ahorro más efectivos, no es imprescindible que te decantes por uno solo. Valora cuidadosamente todas sus opciones y considera aspectos como saldos mínimos, tarifas y tasas de interés para que puedas elegir la combinación que te ayudará a ahorrar mejor para conseguir todos los objetivos que te propongas.

 

Sin duda, los métodos de ahorro más efectivos son aquellos que te permiten tener el pleno control de tu dinero y que, además, te permiten incrementar de manera progresiva los fondos de los que dispones. Una vez que haya cogido cierto impulso tu forma de ahorrar, no olvides tomar aún más el control de tu vida financiera al crear un presupuesto o, si lo prefieres, un plan de gastos. En lugar de recolectar el cambio adicional aquí o allá o confiar en un algoritmo para ahorrar es recomendable que realices un seguimiento de tus gastos y encuentres áreas en las que pueda reducir costos para acelerar tus ahorros, sin olvidar, claro está, de las opciones financieras que te permitan incrementar tu capital.