Depósitos estructurados vs. Depósitos a plazo fijo ¿Cuál se adapta mejor a tus necesidades?

Depósitos estructurados, a plazo fijo, combinados… parece que hay un sinfín de tipos de depósitos donde escoger. ¿Cuál es el mejor para ti? ¿Qué depósito se adapta más a tus necesidades? Conscientes de que cuando uno quiere hacer crecer sus ahorros siempre espera optar a lo mejor, desde Raisin vamos a detallarte las principales diferencias entre los depósitos estructurados y los depósitos a plazo fijo porque las mejores decisiones se toman cuando uno tiene toda la información.

¿Qué es un depósito estructurado?

Un depósito estructurado es la combinación de un depósito y un producto de inversión. Los rendimientos de un depósito estructurado pueden depender del rendimiento del producto de inversión subyacente: índices de mercado, acciones, materias primas, tasas de interés, valores de renta fija, tasas de cambio de divisas o una combinación de estos.

En términos generales, un producto de depósito estructurado puede considerarse como una combinación de una cuenta de ahorro tradicional y una inversión en el mercado de valores.

Esto se debe a que los rendimientos generados por un depósito estructurado están vinculados al rendimiento de un índice o índices particulares, como el FTSE 100 de Londres o el Ibex 35 español. .

Sin embargo, a diferencia de los productos de inversión pura, los depósitos estructurados garantizan que, independientemente del rendimiento del mercado de valores, la inversión inicial se devolverá en su totalidad al vencimiento.

Los depósitos estructurados también se denominan a veces Bonos de Capital Garantizado. Pueden ser adecuados para inversores que desean exposición a activos o mercados a los que los inversores minoristas no tienen fácil acceso.

Características de los depósitos estructurados

Ahora que ya sabes qué es un depósito estructurado, vamos a profundizar un poco más en este tipo de depósitos para que conozcas bien sus características y puedas valorar si es mejor o no que un depósito a plazo fijo. 

Inversión a medio y largo plazo

Los depósitos estructurados generalmente tienen un período de inversión de medo a largo plazo. Los inversores no pueden recibir el 100% del capital invertido si el depósito se retira antes del vencimiento que se haya predeterminado. La cantidad reembolsada dependerá del valor de mercado de la inversión vinculada al depósito estructurado.

¿Se devuelve toda la inversión?

Las devoluciones pueden no ser fijas. Puedes perder parte o la totalidad de ellas, según el rendimiento del producto financiero subyacente. Además, el rendimiento de la inversión y el capital invertido están sujetos al riesgo de crédito del banco que posee el depósito.

 

Cómo funcionan los depósitos estructurados

Al principio, se invierte una suma global con el proveedor de la cuenta por un plazo fijo, generalmente entre tres y seis años. A diferencia de una cuenta de ahorro de tasa fija tradicional, la rentabilidad generada a través de un depósito estructurado es variable porque está vinculada al desempeño de un índice o índices del mercado de valores en particular. Los depósitos estructurados garantizan que, independientemente del rendimiento del mercado de valores, siempre recuperará su inversión inicial.

Entre sus ventajas destaca que existe un potencial para obtener mayores rendimientos de lo que se podría lograr a través de las cuentas de ahorro tradicionales. Además, la exposición al mercado de valores se limita para garantizar que los inversores reciban su depósito inicial de vuelta independientemente del rendimiento del índice.

Los depósitos estructurados no están exentos de desventajas. Una de ellas es que la reducción en el riesgo ofrece un menor potencial de recompensa que la inversión directa en el mercado de valores. Esto significa que es poco probable que reciba el beneficio completo de cualquier aumento del índice y no se reciban pagos de dividendos. La complejidad de los depósitos estructurados puede confundir a muchos inversores.

Los depósitos estructurados no son lo mismo que las cuentas de ahorro, ya que no hay garantía de que se logren retornos.

¿Qué es un depósito a plazo fijo?

Por el contrario, un depósito a plazo es una inversión a plazo fijo que incluye el depósito del dinero en una cuenta bancaria. Las inversiones de depósitos a plazo generalmente tienen vencimientos que van desde meses a años y tendrán niveles variables de depósitos mínimos requeridos.

Al invertir el dinero en  un depósito a plazo, el inversor debe comprender que, en principio, puede retirar sus fondos solo después de que finalice el plazo. Normalmente las cancelaciones anticipadas llevan consigo penalizaciones.

Cuando el titular de una cuenta deposita fondos en un banco, el banco puede usar ese dinero para prestar a otros consumidores o empresas. A cambio del derecho a utilizar estos fondos para préstamos, pagarán al depositante una compensación en forma de intereses sobre el saldo de la cuenta. Si existe la cancelación anticipada y ell propietario puede retirar su dinero antes del plazo acordado, la realidad es que esto dificulta que el banco sepa de antemano cuánto pueden prestar en un momento dado.

El interés ganado en una cuenta de depósito a plazo es ligeramente mayor que el que se paga en las cuentas corrientes de ahorro estándar o de intereses. El aumento del tipo de interés se debe a que el acceso al dinero está limitado por el plazo del depósito a plazo.

Los depósitos a plazo fijo son una inversión extremadamente segura y, por lo tanto, son muy atractivos para los inversores conservadores y de bajo riesgo.

En períodos de aumento de los tipos de interés, es más probable que los consumidores soliciten depósitos a plazo fijo, ya que el mayor coste de los préstamos hace que los ahorros sean más atractivos. Además, con tipos  de interés de mercado más altas, el banco deberá ofrecerlos también al inversor, por lo que se produce un win-win.

¿Qué es mejor: un depósito estructurado o uno a plazo fijo?

La clave está en el riesgo que quieras asumir.

  • Depósitos a plazo fijo: conoce la rentabilidad desde el principio:

Y es que antes de decantarse por uno o por otro deberás saber que la rentabilidad que se obtiene en ambos tipos de depósitos es bien diferente. Por ejemplo, ¿sabías que en el caso de los depósitos estructurados su rentabilidad está vinculada a varios activos? Sí, en los depósitos estructurados la rentabilidad ni es fija ni la podrás conocer desde un primer momento, al contrario de lo que ocurre con los depósitos a plazo fijo.

En el caso de los depósitos estructurados los activos que harán que varíe la rentabilidad son o las acciones o los índices bursátiles, estos no los suele escoger el cliente, sino que están incluidos en el depósito desde el principio y de manera automática.

  • Ingresos asegurados:

Y es que antes de decantarse por uno o por otro deberás saber que la rentabilidad que se obtiene en ambos tipos de depósitos es bien diferente. Por ejemplo, ¿sabías que en el caso de los depósitos estructurados su rentabilidad está vinculada a varios activos? Sí, en los depósitos estructurados la rentabilidad ni es fija ni la podrás conocer desde un primer momento, al contrario de lo que ocurre con los depósitos a plazo fijo.

En el caso de los depósitos estructurados los activos que harán que varíe la rentabilidad son o las acciones o los índices bursátiles, estos no los suele escoger el cliente, sino que están incluidos en el depósito desde el principio y de manera automática.

  • Protección del Fondo de Garantía de Depósitos:

En ambos casos, los depósitos están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos del país al que pertenecen. En el caso de los depósitos estructurados este organismo se encargará de devolver hasta un máximo de 100.00 euros a cada inversor en el caso de que la entidad quebrase.

  • Plazos:

La diferencia también radica en los plazos de inversión. Los depósitos estructurados son depósitos de medio y largo plazo, de hecho, se exige un mínimo de 3 años para invertir dinero en ellos, al contrario de lo que sucede con los depósitos a plazo fijo.

 

¿Depósito estructurado o depósito a plazo fijo? Todo depende del riesgo que estés dispuesto a asumir. Los ahorradores tradicionales que quieren ver crecer su dinero suelen optar por los depósitos a plazo fijo, ya que les asegura una rentabilidad fija una vez se cumpla el depósito bancario, no obstante, si optas por un riesgo inversor mayor, los depósitos estructurados son lo que estás buscando.