¿Qué son los fondos indexados?

Si te gusta el mundo bursátil, seguro que has oído hablar alguna vez de los fondos indexados. Pero, ¿tienes claro qué son los fondos indexados y si son perfectos para ti como inversor? Estamos aquí para ayudarte a descubrirlo.

Un fondo indexado sirve para rastrear el comportamiento de un índice bursátil o de un índice de renta fija intentando distanciarse lo más mínimo del comportamiento que tiene dicho índice.  Pueden ayudar a equilibrar el riesgo en la cartera de un inversor, ya que las oscilaciones del mercado tienden a ser menos volátiles en un índice en comparación con las acciones individuales.

Características de los fondos indexados

Son una forma indirecta de comprar en todo el mercado de valores. Un fondo indexado compra los valores que conforman un índice completo. Por ejemplo, si el índice rastrea los 500 de Standard & Poor’s, un índice de 500 de las compañías más grandes de los Estados Unidos, o del IBEX 35, el fondo compra acciones de todas las compañías que figuran en el índice o una muestra representativa de acciones. Un inversor, a su vez, compra acciones del fondo, cuyo valor reflejará las ganancias y pérdidas del índice que se está rastreando.

Los fondos indexados están disponibles en una variedad de clases de activos. Los inversores pueden comprar fondos que se centran en empresas con valores de capital pequeños, medianos o grandes, o centrarse en un sector como la tecnología o la energía. Estos índices están quizás menos diversificados que el índice más amplio del mercado, pero aún más que si fuera a comprar acciones en un puñado de empresas dentro de un sector.

Además, uno de los rasgos que diferencia a los fondos indexados de otro tipo de fondos son las comisiones. De hecho, tienen unas comisiones más bajas frente a los fondos tradicionales. ¿Esto por qué ocurre?, te preguntarás. Todo parte de la gestión pasiva de este. El motivo es que la gestión pasiva requiere menos intervención por parte del gestor y, por lo tanto, no sería lógico que las comisiones fuesen las mismas.

¿Invertir en fondos indexados?

Todo buen inversor sabe que el secreto del éxito radica en diversificar la cartera de negocio. Así que si ya se dispone de opciones de inversión seguras como cuentas de ahorro o depósitos bancarios, ¿por qué no invertir también en fondos indexados?

Los fondos indexados tienen menos tarifas que erosionan sus devoluciones. El costo de las comisiones y la administración de la cuenta, conocidos como índices de gastos, son más bajos para los fondos indexados, ya que requieren menos trabajo que las cuentas administradas de manera activa.

Fondos indexados vs depósitos bancarios

Cuando se trata de ahorrar dinero, los depósitos a plazo fijo son la opción más preferible para los inversores. La razón es que es uno de los instrumentos de ahorro más antiguos y se considera el más seguro con una tasa de rendimiento fija.

La rentabilidad

Un depósito ofrece una rentabilidad predeterminada que no varía mientras se tenga el dinero en el depósito. Por su parte, los fondos indexados tienen el potencial de ofrecer mejores retornos en inversiones a largo plazo, ya que están vinculados al mercado. Sin embargo, esta expectativa de retorno más elevado a largo plazo se traduce en un riesgo superior.

El tipo de interés de los depósitos generalmente se define según la tenencia y el tipo de depósito. Por ejemplo, en nuestra plataforma de depósitos europeos podrás comprobar qué bancos europeos ofrecen un interés más alto por ingresar determinada cantidad de dinero en un depósito bancario.  Por otro lado, la tasa de rendimiento de los fondos indexados depende de la volatilidad del mercado, así como del tipo de fondo. Cuando el mercado sube, se puede esperar mayores retornos y viceversa.

La seguridad

Los depósitos a plazo fijo se consideran los más seguros, casi sin riesgo, ya que los rendimientos están predeterminados y están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos del país donde deposites el dinero hasta 100.000 euros por depositante y banco, mientras que los fondos indexados son perfectos para los inversores con un perfil un poco más arriesgado, ya que la inversión se realiza en el mercado financiero.

La disponibilidad

Por otro lado, los depósitos a plazo fijo no son líquidos, esto es, no existe una disponibilidad inmediata del importe que se ha ingresado. E,l importe que se ha invertido permanece bloqueado durante un cierto período de tiempo. ¿Quiere decir esto que no podrás recuperar el dinero mientras no se cumpla el plazo? No. Si el depósito tiene la opción de cancelarse anticipadamente, es decir, de cancelarse antes del vencimiento, , el depositante en la mayoría de los casos recibirá la cantidad invertida inicial pero sin obtener los intereses generados hasta la fecha o bien sólo una parte de ellos Por su parte, los fondos indexados, poseen una mayor liquidez ya que los fondos pueden venderse incluso en un corto período de tiempo sin depreciar mucho el valor del fondo.

 

Cómo invertir en fondos indexados

A la hora de invertir en fondos indexados es conveniente saber que estos varían de un banco (o plataforma) a otro, lo que ocasiona que las posibles combinaciones de inversión sean muchas. Es importante disponer de una cartera diversificada geográficamente para minimizar riesgos.

Diversificar la cartera

Y es que cuando uno invierte en fondos, al contrario de lo que ocurre con los depósitos bancarios, nunca se sabe qué países van a tener un mejor comportamiento en el futuro , por lo que a ser posible, es conveniente invertir en estos fondos no centrándose en un único país.

Elegir el índice bursátil

A la hora de invertir en fondos indexados se puede hacer tanto en un fondo mundial o en una combinación de fondos regionales. No te asustes al ver que existe un gran número de índices bursátiles en los que invertir.

Los índices de renta variable más comunes son el MSCI World, donde están unas 1.600 empresas de 23 países desarrollados de mediana y gran capitalización; MSCI World Small Caps, con unas 4.300 empresas de pequeña capitalización de 23 países desarrollados; S&P 500, donde figuran las 500 mayores empresas de Estados Unidos; MSCI North America, con unas 700 empresas de Estados Unidos y Canadá; MSCI Europe, donde están unas 400 empresas de 15 países desarrollados de Europa. Por su parte si solo se quiere invertir en un índice bursátil solo a nivel europeo está el MSCI Emu, donde se pueden encontrar cerca de 200 empresas de 10 países desarrollados de Unión Monetaria Europea, esto es, que usan principalmente el euro.

Automatizar las inversiones

Para invertir en fondos indexados, primero hay que darse de alta en una cuenta bancaria, para poder ingresar el dinero. Existe la posibilidad de automatizar las inversiones que se quieren realizar. Esta opción es una de las más recomendadas para aquellos inversores que no van a estar pendientes día a día de cómo van las inversiones. El hecho de automatizar las inversiones permite al usuario olvidarse de las mismas. Una de las ventajas de la automatización es evitar, entre otras cuestiones, tomar malas decisiones y evitar que se saque el dinero antes de tiempo cuando los índices obtengan malos resultados.

Asimismo, el hecho de automatizarlas impide que uno se gaste el dinero pendiente para invertir, puesto que automáticamente desaparecerá dicha cantidad de la cuenta bancaria a principio de mes.

Comprar caro o barato

Por otro lado, a la hora de invertir, hay que tener en cuenta que cuando compras fondos de inversión también existe la posibilidad de comprar caro o comprar barato. Cuando un fondo lleva tiempo subiendo estará caro, mientras que si se ve en la situación contraria estará más barato. Un consejo, si tienes claro que quieres invertir, lo importante es hacerlo de forma regular. Si lo haces así sin tener en cuenta si el mercado está alto o está bajo, por estadística algunas veces comprarás caro y otras barato. De este modo, disminuirás las posibles pérdidas por invertir en un mal momento.

Una vez sabes qué son los fondos indexados, cómo funcionan, y que son un tipo de inversión más volátil que los productos financieros como los depósitos bancarios, solo queda decidir si invertirás tus ahorros de golpe o poco a poco. Todo dependerá de tu perfil de ahorrador. La inversión poco a poco es más conservadora, ya que disminuye el riesgo de que todo nuestro capital se reduzca si viene una crisis importante al poco de empezar a invertir. Esto te dará mucha tranquilidad, sobre todo al principio, como ocurre con los depósitos bancarios.