Seguros de ahorro vs. Depósitos bancarios: ¿cuál es mejor?

En los tiempos que corren, aquellos que tienen un perfil de inversor especialmente conservador tienen dificultades para encontrar opciones de inversión que les sean de interés. Dos de esas opciones son los seguros de ahorro y los depósitos bancarios. Hoy, hablamos de cuál es mejor.

¿Qué es un seguro de ahorro?

Un seguro de ahorro es un tipo de seguro que ofrece una rentabilidad garantizada, lo cual siempre está muy bien, especialmente para aquellos perfiles más aversos al riesgo.

El funcionamiento es sencillo: el ahorrador deposita una cantidad en la cuenta de la aseguradora y va haciendo aportaciones periódicas, como si de pagar un seguro se tratase (de hecho, es lo que se está haciendo). 

La aseguradora gestiona este capital y va sacándole un rendimiento. Cuando llega cierta fecha (establecida de antemano) el asegurado podrá rescatar el dinero, pero no podrá hacerlo antes (o podrá hacerlo a costa de cuantiosas comisiones y penalizaciones).

En general, la inversión que realiza la aseguradora es de un perfil conservador, y el tiempo medio de espera para poder empezar a retirar el dinero suele ser alto, pero existen otros seguros de ahorro en que el periodo es de apenas dos años. Esto significa que se tiene liquidez a medio plazo.

Por último, hay que señalar que, aunque hemos señalado que muchos de los seguros de ahorro garantizan una cierta parte del capital y de la rentabilidad, lo cierto es que no todos lo hacen. 

Algunos seguros de ahorro no ofrecen esta garantía y, a cambio, acostumbran a ofrecer una rentabilidad mayor. Sin embargo, en estos casos, estamos hablando de inversiones más arriesgadas, en cuyo caso conviene plantearse si no es preferible apostar por alternativas (como los fondos de inversión, por ejemplo).

¿Qué es un depósito bancario?

El depósito bancario funciona de un modo muy parecido al seguro de ahorro. Como en este, el inversor deposita una cantidad de dinero que le será devuelta en un plazo concreto (generalmente, más corto que en el caso de los seguros de ahorro), y tiene la certeza de que ese dinero le será devuelto, puesto que existe una garantía.

Pero hay algunas diferencias que hacen del depósito bancario un mejor vehículo de ahorro e inversión para perfiles conservadores.

La primera y más importante es que los depósitos bancarios están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos. Estos fondos existen en casi todos los países europeos y garantizan que, en caso de quiebra de la entidad financiera, el depositante no pierda su capital.

Esto es algo que no tienen los seguros de ahorro (aunque las aseguradoras acostumbran a cargar un sobrecoste a los asegurados en cada prima para que, en caso de haber una quiebra, el consorcio de aseguradoras pueda devolver el dinero a los asegurados –es una solución, sí, pero es una solución subóptima, porque implica que estás pagando un sobrecoste, cosa que no sucede con los depósitos bancarios).

Además, puesto que el tiempo de espera para recuperar el capital es inferior en el caso de los depósitos, también hay una mayor liquidez. 

¿Qué opción es mejor?

En general, si tu objetivo es que tu capital rente con bajo riesgo y una liquidez aceptable, lo más recomendable son los depósitos bancarios.

En cambio, si ya estás pensando en dejar tu dinero en herencia y estás planificando la mejor forma de hacerlo (o, simplemente, quieres ahorrar e invertir a más largo plazo), deberías optar por los seguros de ahorro.

Pero, puesto que esto último no es lo más frecuente, estamos convencidos de que, para tu caso particular, lo más recomendable es apostar por los depósitos bancarios.

¿Cuáles son los mejores depósitos bancarios?

Existen multitud de depósitos bancarios que ofrecen rentabilidades razonables, y más en tiempos en que la inflación está bajo mínimos.

Es cierto que en España no hay muchos depósitos bancarios interesantes, pero, al ser ciudadano de la Unión Europea, no tienes porqué limitarte a invertir en España. Puedes hacerlo en depósitos bancarios de cualquier otra entidad financiera europea.

En otros países de Europa sí se ofrecen depósitos bancarios con una rentabilidad aceptable, sin por ello sacrificar la seguridad de tu capital, puesto que todos esos depósitos están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos de cada país.

Si quieres saber más sobre este tipo de depósitos bancarios, puedes consultarnos sin compromiso. Estamos especializados en encontrar los mejores a nivel europeo y en facilitar el acceso a ellos a nuestros clientes, sean del país que sean.

Como puedes ver, existen diferencias entre seguros de ahorro y depósitos bancarios. No es que haya uno mejor que otro estrictamente hablando. La mejor opción para ti dependerá, como es habitual, de tu situación y de tus necesidades. Esperamos que con las claves que hemos dado te hayamos ayudado a entenderlos mejor y poder decidir con mayor acierto.