¿Dónde y cómo invertir dinero en 2020? Las mejores inversiones

Si te estás preguntando dónde y cómo invertir tu dinero en 2020 has llegado a la página adecuada. A continuación repasaremos cuáles son las mejores inversiones que puedes hacer este año. Conocer las distintas alternativas te ayudará a elegir la que mejor se adapta a tus circunstancias personales y a tus objetivos financieros.

Inversión inmobiliaria

La inversión en inmuebles siempre ha sido muy popular en España. Consiste en comprar algún tipo de bien raíz (viviendas, terrenos, locales comerciales, garajes…) y rentabilizarlo. Este tipo de inversión se presta a varias estrategias. Por ejemplo:

  • Comprar un inmueble a un determinado precio y esperar a que pasado un tiempo valga más para venderlo.
  • Adquirir una vivienda en mal estado y reformarla para aumentar su valor en el mercado.
  • Comprar un inmueble para alquilarlo y obtener una renta pasiva mensual.

La inversión inmobiliaria es una de las mejores inversiones. Suele dar buenos rendimientos a largo plazo, pero no está exenta de riesgos, tiene muchos costes adicionales (comunidad, impuestos, seguros…) y exige una inversión inicial elevada.

Compra directa en acciones

La inversión directa en acciones se suele llevar a cabo a través de un broker, que actúa como intermediario y se lleva una comisión por el servicio que presta. Es una inversión muy interesante en la que el inversor elige exactamente las empresas que formarán su cartera.

El problema que presenta es que no es un tipo de inversión válida para todo el mundo. Si queremos elegir buenas empresas en las que invertir, es necesario tener un nivel de conocimientos alto que nos permita interpretar los distintos indicadores financieros de cada empresa. Si nos equivocamos y elegimos mal podemos perder mucho dinero.

Algunas de las estrategias más populares son la inversión value (que consiste en invertir en empresas que tienen un gran potencial de crecimiento), buy and hold (se compran acciones de empresas sólidas y se mantienen durante mucho tiempo) y la inversión en empresas que reparten dividendos, entre muchas otras.

Fondos de inversión y ETFs

Los fondos de inversión y los ETFs (Exchange Trade Funds) son cestas de activos (acciones y bonos principalmente) que un gestor ha seleccionado de antemano. El inversor no tiene que preocuparse de elegir las empresas en las que invertir, sólo tiene que comprar el “paquete” con la selección de valores que el gestor ha decidido.

Ambos son muy parecidos, con la diferencia de que los ETFs cotizan en bolsa y, por tanto, se pueden comprar y vender en cualquier momento al precio que marca el mercado. Otra diferencia importante es que los fondos de inversión permiten traspasos entre ellos sin pagar impuestos por las ganancias, mientras que los ETFs no.

Planes de pensiones

Los planes de pensiones son uno de vehículos de inversión más utilizados para la jubilación. En la práctica, son carteras formadas por fondos de inversión y ETFs, con la particularidad de que permiten desgravar impuestos en el IRPF hasta 8.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos del trabajo.

El problema de los planes de pensiones es que son productos de inversión a muy largo plazo, ya que están pensados para la jubilación. Esto los convierte en productos ilíquidos. No podremos rescatarlos hasta que nos jubilemos, pasen 10 años de cada aportación o se cumplan una serie de circunstancias muy específicas (incapacidad laboral, enfermedad grave, paro de larga duración…).

Depósitos a plazo fijo

Las distintas alternativas de inversión que te hemos explicado hasta ahora tienen algo en común: el riesgo. Al invertir en inmuebles, acciones, fondos, ETFs o planes de pensiones, nada ni nadie puede garantizarnos al cien por cien que la inversión sea rentable. El riesgo de perder parte del dinero invertido es real y debemos tenerlo en cuenta en todo momento.

Las mejores inversiones para los inversores más conservadores y que están dispuestos a obtener una ganancia menor pero segura son los depósitos a plazo fijo. Un depósito es un producto financiero muy sencillo de entender. Consiste en prestar tu dinero a un banco durante un plazo determinado y obtener a cambio una rentabilidad segura.

La gran ventaja de este instrumento es que el inversor conoce de antemano el tipo de interés que va a recibir por su dinero. Además, es una inversión muy segura porque todos los bancos europeos están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de su país de origen. Esto significa que si el banco tiene problemas y quiebra, el inversor está cubierto hasta 100.000 euros por titular y banco.

Invertir en depósitos con Raisin, una buena idea

En Raisin queremos ayudarte a rentabilizar tu dinero. Por eso, nos hemos comprometido a ofrecer a los ahorradores españoles una forma sencilla de encontrar, contratar y gestionar productos de ahorro competitivos de forma online.

Proporcionamos acceso gratuito a los depósitos bancarios más atractivos de toda Europa, con unas rentabilidades que están muy por encima de las que ofrecen los bancos españoles. Además, todos nuestros depósitos son seguros porque están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos de cada país.

Una vez que te hayas registrado con nosotros, podrás acceder a todos nuestros productos.

Contratación 100% online
0,91%
anual
Banca Progetto
Italia
Contratación 100% online
0,95%
anual
BlueOrange Bank
Letonia
Contratación 100% online
1,30%
anual
CKV Bank
Bélgica