Tres inversiones seguras para autónomos

Acciones, bonos, fondos de inversión, crowdlending, oro, futuros… Hoy en día existen muchas alternativas de inversión, unas más seguras que otras, por lo que es fácil sentirse abrumado y no saber por dónde empezar. Afortunadamente, invertir es mucho más sencillo de lo que muchas personas piensan.

En esta ocasión, en Raisin te vamos a proponer tres inversiones seguras para autónomos con las que rentabilizar el dinero sin asumir grandes riesgos.

Sector inmobiliario

El sector inmobiliario siempre ha ofrecido alternativas de inversión muy interesantes y rentables. Consiste básicamente en comprar algún tipo de bien raíz, como un piso, una casa, una oficina, un local o una finca rústica, con el objetivo de generar una rentabilidad con él.

Esta rentabilidad se puede obtener por varias vías. La más popular es a través del alquiler, aunque también es habitual invertir con fines especulativos, es decir, con el objetivo de vender en el futuro a un precio superior al de compra. En este último caso, las reformas son una buena forma de revalorizar el activo.

Si se hace un buen estudio de la zona en la que está ubicada el inmueble y de sus características en sí, esta puede ser una inversión rentable y segura para un autónomo. Eso sí, no se deben perder de vista en ningún momento los inconvenientes de la inversión inmobiliaria, que básicamente son los siguientes:

  • El desembolso inicial para adquirir el activo es más elevado que en otro tipo de inversiones.
  • Hay muchos costes adicionales, como los impuestos o los seguros.
  • Los gastos inesperados pueden hacer saltar por los aires la rentabilidad.
  • La liquidez es muy reducida.

Si crees que estos riesgos son excesivos para ti, no te preocupes. A continuación, te ofrecemos otras opciones un poco más seguras para tu dinero.

Renta fija

El mercado de renta fija también ofrece alternativas de inversión muy seguras para trabajadores autónomos. En él se emiten títulos de deuda (bonos, obligaciones, pagarés, letras, bonos convertibles, etc) de gobiernos, empresas y administraciones locales que necesitan financiación.

En cualquiera de sus formas, la renta fija es un valor muy seguro, sobre todo en momentos de incertidumbre y de crisis como el que estamos viviendo ahora. Sin embargo, al tratarse de un valor refugio, la rentabilidad que ofrece es bastante limitada y en la mayoría de los casos no llega siquiera a superar a la inflación.

En el caso de que quieras invertir en este tipo de activos, el factor principal que debes tener en cuenta es la capacidad de pago de la entidad que concede el préstamo, ya que si no fuese capaz de devolver el capital y los intereses devengados, el inversor podría llegar a perder todo su dinero. En este sentido, los bonos y obligaciones de países con un historial crediticio positivo, como Estados Unidos, Alemania o Suiza, son los más demandados y seguros.

Otro factor importante a tener muy en cuenta es el plazo del préstamo. Se puede invertir en renta fija a 12 meses, a dos años, a 5, a 10 e incluso a 30 años. Cuánto mayor sea el horizonte temporal de la inversión, mayores serán los riesgos (en 20 o 30 años pueden pasar muchas cosas) pero también serán mayores las rentabilidades ofrecidas.

Hoy en día la forma más sencilla de invertir en renta fija es a través de un fondo de inversión que invierta en estos activos. Estos vehículos de inversión pueden incluir un porcentaje de renta variable en la cartera para así aspirar a lograr mayores rentabilidades.

Depósitos bancarios y cuentas de ahorro

Hemos dejado para el final nuestra opción de inversión preferida: los depósitos a plazo fijo y las cuentas de ahorro. En ambos casos se trata de productos de ahorro muy seguros que permiten obtener una rentabilidad conocida de antemano y manteniendo el dinero lejos de la volatilidad de los mercados.

El riesgo que asume un autónomo con este tipo de inversiones es prácticamente cero, ya que todos los bancos europeos cuentan con un Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) que cubre hasta 100.000 euros por titular y cuenta en el caso de que el banco se declare insolvente. Por tanto, si inviertes menos de esa cantidad en cada banco, tu dinero estará seguro.

Otra ventaja a destacar de estos productos es su elevada liquidez, es decir, la posibilidad de rescatar el dinero en cualquier momento. Este es un factor importantísimo para un autónomo, ya que puede invertir sin preocupaciones con la garantía de que si su facturación se reduce o si hubiese una segunda oleada del coronavirus que le obliga a volver a cerrar su establecimiento, podrá recuperar el dinero que tiene invertido.

Invertir en depósitos bancarios y cuentas de ahorro de la mano de Raisin, una buena idea

A día de hoy es posible invertir en depósitos y cuentas de ahorro de otros países europeos manteniendo las mismas coberturas que si se invirtieses en un banco español y obteniendo rentabilidades muy superiores a las que se ofrecen en nuestro país. La forma más fácil de hacerlo es a través de una plataforma online como Raisin.

Desde casa y sin esfuerzo, en Raisin te damos la oportunidad de contratar depósitos y cuentas de ahorro de entidades extranjeras cuyas rentabilidades están muy por encima de la media del mercado español.

En la actualidad, trabajamos con diferentes entidades financieras europeas muy seguras y con una larga trayectoria en el mercado. Algunas de ellas son Alior Bank, Atlântico Europa, BACB, Banca Progetto, BlueOrange Bank, BRAbank, Euram Bank, Expobank, J&T Banca, Privatbanka o Younited Credit.

Puedes saber más de nuestros bancos colaboradores en nuestra web.

Contratación 100% online
0,90%
anual
BlueOrange Bank
Letonia
Contratación 100% online
0,91%
anual
Banca Progetto
Italia
Contratación 100% online
1,20%
anual
Banca Progetto
Italia