28.04.2021 | 5 minutos de lectura | Imprimir artículo

Impuestos en Andorra: Comparativa de la fiscalidad en Andorra vs. España

Hace unos meses, a raíz de una declaración del youtuber con más seguidores de España, El Rubius, que manifestaba su intención de mudarse a Andorra, se empezó a generar un debate intenso sobre si era moral o no que un contribuyente español trasladase su residencia fiscal al país pirenaico.

No es un debate nuevo; mucho antes que el Rubius, deportistas y otras celebridades se habían mudado a Andorra por una única razón: pagar menos impuestos gracias a su tratamiento fiscal más favorable. Pero, ¿qué impuestos se pagan en Andorra en comparación con España? ¿Es realmente un paraíso fiscal?

Un IVA mucho más reducido

En Andorra, el equivalente al IVA, el IGI (Impost General Indirecte) es un impuesto que se aplica a todas las entregas de bienes, a las importaciones y a las prestaciones de servicios que tienen lugar en todo el territorio nacional.

Al igual que ocurre en España, existen tres tipos diferentes de IGI que se aplican a diferentes tipos de bienes en función de su naturaleza:

  • El tipo superreducido, con un tipo de gravamen del 0%, aplicable a determinados servicios como asistencia hospitalaria, educación o vivienda o la compraventa de la primera vivienda. Se corresponde con la exención prevista en la Ley del IVA española que se aplica en bienes y servicios similares que se gravan al 0%.
  • El tipo reducido, que grava al 1% los alimentos para consumo humano o para animales, a excepción de las bebidas alcohólicas. Podría equivaler al tipo superreducido en España, que tiene un tipo de gravamen del 4%.
  • El tipo especial, al 2,5%, en el que se incluye el transporte de personas, algunos servicios culturales,  o la organización de exposiciones y manifestaciones, entre otros. Equivale al tipo reducido español, que equivale al 10%.
  • El tipo incrementado, al 9,5%, aplicado a los servicios financieros y bancarios. En España, el tipo general es del 21%, y en él se incluyen una amplia variedad de bienes y servicios.

Impuesto sobre Sociedades

En Andorra también está vigente el Impuesto sobre Sociedades, que grava al 10% los beneficios de cualquier empresa. Es uno de los más bajos de toda Europa, y es especialmente reducido si se compara con el vigente para España, del 25% para el conjunto de empresas y un tipo reducido del 15% para pymes durante dos ejercicios.

Tan solo las sociedades, fondos de Inversión y fondos de activos bancarios tributan a un tipo más reducido, del 1%. Aquí se incluyen, entre otros instrumentos, las SICAV.

Además, la totalidad de los dividendos emitidos por la sociedad andorrana, y percibidos por un residente también andorrano, están exentos del pago de impuestos.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

El IRPF de Andorra es, sin duda, el impuesto más atractivo y del que más se benefician los youtubers y, en general, cualquier trabajador que ejerza una actividad en el país pirenaico. Se aplica a las personas físicas que sean residentes en este país, y va desde el 0% por el que tributan los contribuyentes con ingresos inferiores a los 24.000 € y el 10% que pagan las personas con ingresos superiores a los 40.000 €. Entre medias, existe otro tramo que tributa al 5%.

Nuestro país sale claramente perdiendo en la comparación. Los tramos del IRPF van desde el mínimo del 19% que pagan las rentas inferiores a los 12.450 € hasta el 45% de las rentas superiores a los 60.000 €. Además, existe un tramo autonómico que aumenta todavía más los tipos marginales, y que llega hasta el 52% en algunas regiones como Navarra.

La diferencia entre la tributación andorrana y la española en cuanto a IRPF es abismal, especialmente para las rentas más altas. Así, un contribuyente que haya obtenido unos ingresos de 60.000 € durante el ejercicio pagará 2.800 € en Andorra, frente a los casi 16.000 € que tendría que abonar en España. Cuanto mayor sea la renta, mayor será también la diferencia.

Cotizaciones sociales

Al igual que ocurre en España, en Andorra se debe cotizar a su Seguridad Social. La forma de determinar la base de cotización es similar a la española, pero no así su tipo de cotización, que asciende hasta el 15,50%, frente al 27,80% español.

Eso sí, los autónomos andorranos tienen que pagar una cuota mínima superior a la española, de 298 € frente a los casi 290 € que paga un trabajador por cuenta propia español cada mes. No obstante, en Andorra existen algunas bonificaciones según los ingresos del autónomo y otros factores.

En definitiva, Andorra es un país mucho más atractivo desde el punto de vista fiscal para los trabajadores. Su baja tributación está provocando un trasvase de youtubers y otros trabajadores, especialmente aquellos que no necesitan estar físicamente en España para ejercer su actividad.