01.09.2017 | 5 mínutos de lectura | Imprimir artículo

Previsión de tipos de interés en la zona euro | Raisin

¿Cómo se forman los tipos de interés en la zona euro?

En la zona euro el organismo que fija el tipo de interés oficial o el precio oficial del dinero es el Banco Central Europeo (BCE). El tipo de interés oficial influye en todos los productos que se comercializan en las entidades financieras y por tanto influye también en el bolsillo de los ahorradores. La forma en que la subida o bajada del tipo de interés se traslada a los distintos productos bancarios es a través del margen de intermediación.

Los bancos comerciales captan dinero de los clientes (en forma de depósitos y cuentas corrientes), del Banco Central Europeo (BCE) o a través de préstamos de otros bancos y con ese dinero conceden créditos. El margen de intermediación refleja la diferencia entre los ingresos que obtienen las entidades financieras derivadas de los créditos y productos financieros que colocan y los costes en los que incurren como consecuencia de su actividad (pago de intereses de depósitos, créditos impagados, etcétera). Este margen está estrechamente ligado a la evolución de los tipos de interés: cuando los tipos de interés son altos, el banco debe abonar más intereses por sus depósitos, pero a la vez, obtiene mayores ingresos a través de los préstamos que concede. Y, al contrario: al descender los índices de referencia, lo hace el margen de intermediación de la banca al reducirse tanto el interés que concede por sus depósitos y el interés que cobra por los créditos.

El BCE tiene -por tanto- un papel crucial en la formación de todos los tipos de interés que se dan en la eurozona ya que: fija unos tipos de interés de referencia que a través de la banca comercial y su modelo de negocio se traslada al resto de productos financieros afectando a los tipos de interés de productos contratados por ahorradores. Uno de los principales tipos de interés que primero reacciona ante los cambios de tipos oficiales del BCE es el Euríbor, provocando así que las hipotecas sean de los primeros créditos que reaccionan ante las decisiones del BCE. Las hipotecas no son los únicas, la subida o bajada de tipos también influye en la rentabilidad que ofrecen las cuentas de ahorro, los depósitos y cualquier otro producto con una rentabilidad fija. La política monetaria también sirve para controlar precios: cuando estos suben, la autoridad puede bajar tipos para contener la inflación, por tanto, para tratar de prever cuáles pueden ser las próximas decisiones que tome el BCE sobre los tipos oficiales hay que estar pendiente de la economía de la eurozona y, sobre todo, de la inflación.

¿Qué se espera que haga el BCE a corto y medio plazo?

A causa de la crisis de deuda soberana en la eurozona y de las fuertes tensiones financieras que se vivieron en los mercados en 2012, el BCE desarrolló una política monetaria expansiva. Esta política se tradujo, entre otras medidas, en una reducción de los tipos de interés de referencia que se trasladó al resto de tipos de interés de la eurozona, y ayudó a relajar las tensiones en los mercados. En el momento actual, una subida de los tipos de interés de la eurozona está condicionada a una retirada de los estímulos monetarios del BCE.

Que la retirada de los estímulos sea antes o después va a influir mucho en la inflación en la eurozona, pues hay que recordar que el objetivo principal del BCE es mantener el nivel de precios cerca del 2% anual. Sin embargo, en estos momentos la inflación en la zona euro se ubica en el 1,3% anual y la caída del precio del petróleo, junto con la ausencia de presiones salariales al alza, hace difícil que en el corto y medio plazo se alcance el objetivo del 2%. De esta forma, la previsión más plausible es que los tipos de interés en la zona euro se estabilicen en torno a los niveles actuales, y se mantengan así durante un buen tiempo.

A pesar de cómo se determinan los tipos de interés de la zona euro, siguen existiendo diferencias dependiendo del país y de la institución bancaria. Véase bancos como Atlántico (Portugal) o Expobank (Chequia) en los que todavía se ofrecen tipos de interés bastante más altos que la media europea (0,45% TAE) y a años luz de la media ofrecida por los bancos españoles (0,09% TAE). Sin embargo, gracias a Raisin los clientes españoles tienen la oportunidad de acceder a tipos de intereses 10 veces más altos que lo que pueden encontrar en la oficina bancaria.