19.07.2018 | 7 mínutos de lectura | Imprimir artículo

Las Fintechs utilizan estas 4 tecnologías clave | Raisin

Las empresas de tecnología financiera se dedican principalmente a simplificar y facilitar al usuario los servicios bancarios y de seguros. Para poder hacerlo, utilizan tecnologías clave como son las plataformas a través de las que operan, el análisis de datos, la inteligencia artificial o el Blockchain.

Aquellos que usan la banca digital son fieles seguidores de los cambios tecnológicos que la banca tradicional va realizando poco a poco. A este desarrollo de la tecnología aplicado al ámbito financiero se le conoce ocmo FinTech. Estas empresas son las responsables de que las aplicaciones bancarias hayan mejorado tanto en los útlimos años, pues tienen como objetivo reinventar o mejorar los procesos financieros. Las platafomas en las que se pueden ver y comparar productos financieros son un buen ejemplo de ello. Gracias a ellas, el usuario puede comparar las mejores ofertas del momento de diferentes bancos de toda europa con solo un vistazo. Hasta que Raisin no llegó al mercado, comparar diferentes depósitos de toda Europa desde la comodidad de tu casa en una sola plataforma no era posible. Gracias al poder de las FinTech, los usuarios ahora pueden disfrutar de esta comodidad y el ahorrador dispone de diferentes opciones a la hora de elegir qué producto le ofrece mayor rentabilidad.

Gracias a la innovación tecnológica que las FinTech aplican en su día a día, podemos comparar y contratar productos financieros con casi la misma facilidad que se puede comprar zapatos en Amazon o Zalando. Para logar este objetivo, las FinTechs utilizan 4 tecnologías clave.

1. Plataformas

La base principal para el desarrollo de una Fintech es su plataforma. A principios de los 2000, se crearon las primeras plataformas Peer 2 Peer Platforms (P2P), que reunían a prestamistas y prestatarios mucho antes de que existiera el término redes sociales o Facebook. Con el paso de los años, la tecnología P2P ha pasado a un segundo plano. Las plataforma han ido evolucionando poco a poco en redes complejas que ya no se dedican únicamente a préstamos, sino también a transacciones de divisas entre particulares, por ejemplo, sin que sea necesario la intervención de un banco.

El principio de la “economía de plataforma”, a través del cual los usuarios pueden comparar y comprar una amplia variedad de productos, ha revolucionado el comercio moderno. Desde eBay, pasando por Amazon, hasta Airbnb, los productos y bienes de consumo se vendieron por primera vez a través de plataformas digitales. Los servicios financieros tardaron un poco más en establecerse debido al necesario cambio social que deben implicar, a las estrictas normas de protección de datos y a las rígidas estructuras de las entidades de crédito tradicionales que se desarrollaban a velocidad muy lenta.

2. Análisis de datos

Con el tiempo, gracias al desarrollo de la tecnología fue posible guardar una gran cantidad de datos personales que determinaban el comportamiento de compra de nuestros clientes potenciales. De todas las tecnologías utilizadas por las empresas FinTech, el análisis de datos es probablemente la que menos atención recibe. Desempeña un papel central en todo lo que es de interés para una FinTech, incluso puede ser usado para pronosticar eventos futuros basados en datos existentes (análisis predictivos).

El análisis de datos también ayuda a mostrar gráficamente los conjuntos de datos y a hacerlos comprensibles intuitivamente. En las FinTechs, esto puede ayudar a evaluar mejor los riesgos de crédito o a averiguar el origen, los ingresos y las preferencias de los clientes, lo cual supone información muy valiosa para la captación de nuevos clientes.

Otros ejemplos de aplicación de análisis de datos son una combinación óptima de préstamos o seguros, así como de control automático de las transacciones con tarjetas de crédito para proteger contra el fraude.

3. Inteligencia artifical

Siri, Cortana o Alexa – todo el mundo tiene actualmente la posibilidad de utilizar la inteligencia artificial (IA) en su smartphone. El software Duplex de Google ya puede encargar una mesa en el restaurante que tú quieras por su cuenta y responder a los matices más finos de las conversaciones sin que la otra parte al otro lado de la línea se dé cuenta de que está hablando con una máquina (puedes ver este vídeo en inglés si no nos crees).

 

Al igual que los asistentes de idiomas realizan tareas sencillas para los usuarios, la inteligencia artificial desempeñará un papel aún mayor para las FinTechs en el futuro. Por ejemplo, en el servicio de atención al cliente. Las máquinas ya son capaces de enviar al cliente a la persona de contacto correcta tras una llamda. La introducción y el desarrollo de chatbots ya se encarga de la respuesta de preguntas simples y reduce el esfuerzo para el administrador. El aprendizaje automático aumentará la calidad de estos servicios en los próximos años.

Las grandes empresas de inversión y los bancos invierten grandes sumas en el desarrollo de  inteligencia artificial para obtener una ventaja en la negociación de alta frecuencia. La IA busca patrones en el comercio bursátil diario para descubrir oportunidades y generar retornos basados en las diferencias de precio más pequeñas. Cuanto más rápido e inteligente sea el IA, mayor será el rendimiento potencial.

También hay acontecimientos que se centran en el riesgo más que en el rendimiento. En el caso de carteras automatizadas en las que el inversor ha hecho una selección de productos de inversión, se pueden recibir avisos que le notifiquen en caso de turbulencias en la bolsa.

4. Blockchain

El año pasado se crearon numerosas FinTechs nuevas que lanzaron su propia moneda digital. Esta tendencia se basó en el polémica creada por la rápida subida de la divisa criptográfica Bitcoin, que mantuvo a los inversores en incertidumbre hasta principios de año. Entonces, estalló la burbuja del bitcoin y muchos inversores tuvieron que renunciar a una gran parte de sus beneficios.

Pero independientemente del desarrollo de las monedas criptográficas, el Blockchain seguirá siendo una tecnología clave para las FinTech. Su mayor beneficio es la seguridad y la transparencia, ya que Blockchain es un libro de cuentas de transacciones de acceso público (“distributed ledger”). La tecnología es difícil de manipular porque una red de varios miles de ordenadores en todo el mundo tiene que gestionar una compleja potencia informática para encriptar las transacciones que están escritas en bloques. A pesar de toda la transparencia e innovación, todavía no está claro qué posibles aplicaciones puede tener el Blockchain para servicios financieros fuera de las criptas.

Las 4 tecnologías clave son bloques de construcción básicos con los que se puede combinar una FinTech. Por supuesto, hay otros aspectos, por ejemplo, una atención especial a los dispositivos móviles, el desarrollo de interfaces o la garantía de la seguridad de los datos. La facilidad de uso de las aplicaciones, los portales de comparación y los sistemas bancarios en línea también juegan un papel importante. Porque si la aplicación no es simple e intuitiva, ni la mejor tecnología FinTech será capaz de satisfacer al usuario que la utiliza. Y esto, es algo que los primeros usuarios de la banca online conocen perfectamente.