Cuentas de ahorro en Europa

  • Rentabilidad del 0,26 % TAE

  • Contratación 100% online

  • Desde 5.000€ de inversión mínima

  • Interés compuesto mensual

En pocas palabras
  • Una cuenta de ahorro es, en esencia, un producto pasivo como los depósitos a plazo fijo, donde el interés ofrecido es variable.
  • Los intereses ofrecidos por las cuentas de ahorro suelen ser por lo general inferiores a los que ofrecen los depósitos a plazo.
  • Con las cuentas de ahorro, los ahorradores se benefician del efecto del interés compuesto.
  • El acceso a los fondos y a los intereses generados es prácticamente inmediato, requiriendo únicamente un preaviso de días.

¿Qué es una cuenta de ahorro?

La cuenta de ahorro es un producto pasivo similar al depósito. Este producto financiero permite generar intereses a cambio de depositar nuestros ahorros en la cuenta, sin privarnos de un acceso inmediato a los saldos (dinero) rentabilizados. Es un producto atractivo para la población más jóven, dado que el nivel de gasto suele ser limitado y los ingresos son continuos – pero la necesidad de disponer de los ahorros puede ser más inesperada.

El tipo de interés ofrecido por este tipo de producto es variable y suele ser inferior al obtenido en un plazo fijo – disponibilidad del dinero vs. rentabilidad de los ahorros. Pero las entidades bancarias son conscientes de que no todos los clientes desean comprometerse a un depósito a plazo fijo y ofrecen rentabilidades competitivas en sus cuentas de ahorro.

 

Tradicionalmente, la idea tras este tipo de producto, era que el banco premiaba nuestra “permanencia“, el mantener nuestros ahorros en su entidad. Era un sencillo modo de captar fondos que permitirían llevar a cabo su actividad comercial (concesión de préstamos, créditos, línea de crédito, hipotecas, etc). El tipo de interés está vigilado por el BCE y las entidades que ofertan un buen tipo de interés en la cuenta de ahorro, lo hacen con la intención de captar nuevos clientes.

Las cuentas de ahorro también están protegidas por los Fondos de Garantía de Depósitos hasta 100.000 euros por banco y por ahorrador.

Características de una cuenta de ahorro

La cuenta de ahorro ofrece un tipo de interés, a cambio de depositar una cantidad de dinero en la cuenta. La rentabilidad máxima que puede conseguirse actualmente por una cuenta de ahorro, suele fluctúar entre el 0% TAE y el 1% TAE (existen casos con valores superiores, pero lo explicaremos más adelante). Según datos del BCE, el tipo de interés medio en España para las cuentas de ahorro es del 0,01% TAE (véase la evolución del TAE para cuentas de ahorro en España y la zona Euro en la gráfica).

La cuenta de ahorro no es igual a una cuenta corriente. La cuenta bancaria o cuenta corriente tiene como objetivo facilitar nuestras operaciones financieras (movimiento de dinero), mientras que la cuenta de ahorro tiene como intención dejar que el dinero repose en una misma cuenta a cambio de una rentabilidad previamente acordada, sin un plazo determinado (salvo excepciones) y con una disponibilidad de los ahorros inmediata o casi inmediata. Es posible que las entidades financieras nos ofrezcan un tipo de interés de forma temporal y más adelante renegocien las condiciones.

Entonces, si sólo hay que depositar el dinero en la cuenta de ahorro como tal, ¿por qué es frecuente la búsqueda de los ahorradores de una cuenta sin nómina o cuenta de ahorro sin nómina? Algunos bancos solicitan el cumplimiento de las condiciones e ingreso de nómina para conseguir la rentabilidad ofertada, pero lo cierto es que en este caso, el producto deja de ser una cuenta de ahorro. Es el caso claro de la cuenta remunerada, elegantemente promocionada como una cuenta de ahorro.

¿Cómo funcionan los intereses de las cuentas de ahorro?

Los bancos pueden pagar los intereses de las cuentas de ahorro con antelación, ya que pueden prestar el capital disponible de los ahorradores a otros prestatarios en forma de préstamos. Esto funciona exactamente igual para las cuentas de ahorro con disponibilidad inmediata que para las cuentas de ahorro con disponibilidad casi inmediata (con preaviso). A cambio, el banco recibe intereses del préstamo obteniendo así un beneficio y puede devolver el importe de la inversión de la cuenta de ahorro más los intereses.

¿Cómo puedo aprovechar el efecto del interés compuesto en las cuentas de ahorro?

Con algunos cuentas de ahorro se produce el efecto de interés compuesto. En ese caso, los intereses se abonan mensualmente/semestralmente/anualmente al importe de la inversión y también devengan intereses. Los intereses que ya se han recibido se reinvierten junto a la cantidad invertida allí y se benefician así del efecto del interés compuesto.

¿Qué es una cuenta remunerada?

La cuenta remunerada es un híbrido de la cuenta de ahorro, una integración de la cuenta de ahorro con la cuenta bancaria de siempre. Generalmente se ofrecen condiciones ventajosas en la cuenta de ahorro a raíz de haber contratado la cuenta corriente. Aquí podremos percibir la aparición de tipos de interés bastante más altos, dado que hay una clara apuesta del banco para fidelizarnos como clientes y que unifiquemos todos nuestros productos en una misma entidad. La cuenta remunerada representa una variación de la cuenta de ahorro que incluye condiciones o productos vinculantes.

¿Qué diferencia hay entre una cuenta de ahorro y una cuenta remunerada?

Parecen iguales, pero no lo son. En el caso de la cuenta de ahorro, conseguimos unas condiciones de rentabilidad a cambio de depositar nuestros ahorros en el banco. En el caso de la cuenta remunerada, se nos ofrecen unas condiciones de rentabilidad, pero a cambio de contratar o cumplir con condiciones adicionales que podremos apreciar en la letra pequeña de la publicidad.

Es muy frecuente el caso en el que los bancos ofrecen cuentas remuneradas encubiertas, publicitándolas como cuentas de ahorro. Distinguiremos una cuenta remunerada por su alta rentabilidad (fíjate en la diferencia entre TIN y TAE), pero también por una duración de las condiciones más breve o por un límite en el importe a remunerar. Esto se hace más evidente en los requisitos que permiten su contratación.

Requisitos de la cuenta de ahorro y la cuenta remunerada

Las entidades bancarias no deberían poner requisitos a la cuenta de ahorro, mas que el hecho de depositar nuestros ahorros en la cuenta de ahorro como tal. La realidad es distinta, dado que el BCE frena las rentabilidades que las entidades bancarias pueden dar y para poder justificar un alto tipo de interés, los bancos crean variaciones de la cuenta de ahorro o la combinan con otros productos.

Cada banco tiene sus condiciones particulares en lo que a la cuenta de ahorro se refiere, pero los requisitos más frecuentes para su contratación son:

  • Ser nuevo cliente de la entidad, no pudiendo sumarse los clientes existentes. Estos últimos pueden encontrar otras opciones, tales como abrir una cuenta de ahorro en la plataforma Raisin y acceder a más productos de ahorro de más bancos desde la misma plataforma
  • Ser mayor de edad
  • Presentar la documentación de indentificación de la persona contratante

Los requisitos de registro son las comunes para ambos casos, pero las condiciones de contratación son distintas para cada una de ellas:

1. Cuenta de ahorro

Actualmente, de cara a controlar los límites impuestos por el BCE, se crean condiciones que limitan la retribución máxima que puede conseguirse al contratarla:

  • Saldos máximos: a rentabilizar. Importante a la hora de calcular la retribución máxima de la cuenta de ahorro
  • Duración máxima: que permite beneficiarse de las condiciones de forma temporal
  • Periodo de permanencia: poco frecuente, pero existe. Este requisito hace que la cuenta de ahorro deje de considerarse como tal, dado que requiere que mantengamos nuestro dinero fijo durante un periodo determinado. Atención a este detalle, porque si es el caso, deberías plantearte la contratación de un depósito a plazo fijo por una duración equivalente (suelen ofrecer rentabilidades más altas)

2. Cuenta remunerada

Además de los requisitos de ser cliente al igual que en la cuenta de ahorro, tendremos que confirmar que cumplimos con los requisitos de las condiciones del contrato que firmamos. Las condiciones más frecuentes son:

  • Saldos mínimos en la cuenta de ahorro: que nos permitan conseguir la rentabilidad ofertada
  • Saldos máximos (cuando la TAE ofrecida es muy alta)
  • Comisiones de la cuenta corriente asociada
  • Productos vinculados a la cuenta de ahorro: necesidad de contratar o asociar algún otro producto que nos permita obtener la rentabilidad publicitada. Son frecuentes los siguientes: ingreso de nómina, contratación de tarjeta de crédito o débito, domiciliación de recibos y depósitos a plazo fijo o depósitos estructurados

¿Cómo abrir una cuenta de ahorro en Raisin?

Para poder contratar tu cuenta de ahorro, necesitas abrir tu Cuenta Raisin . Para ello es necesario un breve registro. Tras una identificación por una corta videollamada y la subida al sistema de una prueba de domicilio, tendrás acceso a nuestra plataforma online donde podrás contratar todos los productos de ahorro que desees cómodamente y 100% online. Cuando tu Cuenta Raisin está abierta (recibirás un email con los datos de tu nuevo IBAN), solo tendrás que transferir los fondos. Nosotros haremos el resto.

Enviaremos la cantidad correspondiente de tu solicitud de apertura al banco que hayas elegido. No existen costes adicionales. Recibirás todos los documentos cuando tu cuenta de ahorro se haya abierto.

Contratación 100% online
0,19%
anual
BRAbank
Noruega
Importe invers. fijo
Contratación online
Contratación 100% online
0,26%
anual
Coop Pank
Estonia
Importe invers. fijo
Contratación online
Contratación 100% online
0,05%
anual
Banca Progetto
Italia
Importe invers. fijo
Contratación online