¿Cuál es la diferencia entre una cuenta corriente y una cuenta de ahorro?

InicioCuenta Ahorro › Diferencias entre cuenta de ahorro y cuenta corriente

A día de hoy existen multitud de productos bancarios muy populares como pueden ser las cuentas corrientes o las cuentas de ahorro. Pero, ¿sabes cuál es la principal diferencia entre una cuenta corriente y una cuenta de ahorro? Descubre toda la información que necesitas con Raisin.

En pocas palabras
  • Una cuenta corriente es un tipo de cuenta bancaria empleada para todos los servicios financieros diarios.
  • Una cuenta de ahorro es un producto bancario que permite a los ahorradores obtener una pequeña rentabilidad por su dinero. No permite la utilización de cheques ni cubre descubiertos.
  • Ya sea la cuenta corriente o la cuenta de ahorro, ambas son productos bancarios que nos permiten disponer de nuestro dinero de forma casi inmediata.
  • Las cuentas corrientes suelen requerir domiciliar una nómina o pensión, pagar comisiones o contratar algún producto vinculado tipo seguro. Por otro lado, las cuentas de ahorro generalmente permiten ahorrar sin cobrar comisiones o establecer vinculaciones
  • Si nuestra finalidad es depositar los ahorros a buen recaudo, deberíamos elegir entre un depósito a plazo fijo o una cuenta de ahorro internacional.

¿Qué es una cuenta corriente?

Una cuenta corriente es un tipo de cuenta bancaria empleada para todos los servicios financieros diarios. Nos permite domiciliar la nómina o la pensión, ingresar y retirar efectivo con carácter inmediato, transferir fondos y por supuesto, vincular una tarjeta de crédito o débito. 

Por otro lado, las cuentas corrientes también ofrecen la domiciliación bancaria de préstamos, el pago de impuestos o de las cuotas mensuales de los servicios. Es decir, automatizan todos nuestros movimientos económicos del día a día para facilitarnos nuestra relación con las finanzas personales.

A la hora de elegir una cuenta corriente es importante seleccionar una cuenta bancaria en la que cumplamos todas las condiciones. De esta forma, evitaremos pagar comisiones periódicas al banco o entidad financiera. Las condiciones pueden variar desde domiciliar la nómina o pensión, contratar un producto bancario, tener ingresos mensuales de mínimo 600 euros, o incluso la obligación de realizar un determinado número de compras mensuales. 

¿Qué es una cuenta de ahorro?

Una cuenta de ahorro es un producto bancario que permite a los ahorradores obtener una pequeña rentabilidad por su dinero. El ahorrador depositará su dinero en la cuenta de ahorro y a cambio, obtendrá una rentabilidad previamente acordada por el saldo que mantenga en la misma. De igual modo, el dinero de la cuenta de ahorro estará accesible en todo momento sin ningún tipo de penalización.

Características de las cuentas de ahorro

  • Las cuentas de ahorro están concebidas, como su propio nombre indica, para el ahorro. Por esta razón, no permiten domiciliar recibos o asociar tarjetas de crédito o débito.
  • Las cuentas de ahorro permiten la cancelación anticipada y no suelen tener permanencia. No obstante, siempre es recomendable leer detenidamente las condiciones de la cuenta de ahorro ofertada, prestando atención a las cláusulas sobre el pago de intereses o el saldo mínimo o máximo sobre el que se calcularán dichos intereses.
  • Podemos contratar una cuenta de ahorro por vía telefónica, online o presencialmente en una oficina bancaria. 

Principales diferencias entre una cuenta corriente y una cuenta de ahorro

A continuación, te mostramos las principales diferencias entre una cuenta corriente y una cuenta de ahorro:

  • Normalmente, las cuentas corrientes requieren domiciliar una nómina o pensión, pagar comisiones o contratar algún producto vinculado, por ejemplo, un seguro. Sin embargo, las cuentas de ahorro generalmente nos permiten ahorrar sin cobrarnos comisiones o establecer vinculaciones
  • Algunas cuentas corrientes no tienen comisiones, pero tampoco nos darán ninguna rentabilidad por nuestros ahorros. Las cuentas de ahorro, por el contrario, suelen dar algún tipo de remuneración en función del saldo que mantengamos.
  • Asimismo, las cuentas de ahorro no permiten la utilización de cheques ni suelen cubrir descubiertos, a diferencia de las cuentas corrientes que sí ofrecen estos servicios.
  • No necesariamente tenemos que elegir entre una cuenta de ahorro o una cuenta corriente: es posible tener una cuenta corriente para nuestros movimientos y gestiones diarias y, al mismo tiempo, optar por una cuenta de ahorro remunerada para depositar nuestros ahorros y gestionarlos con flexibilidad.

Las mejores cuentas de ahorro del mercado

Cabe destacar que si nuestra finalidad es simplemente depositar nuestros ahorros a buen recaudo, deberíamos elegir entre un depósito a plazo fijo o una cuenta de ahorro internacional. De hecho, gracias a la libre circulación de capitales en la Unión Europea podemos acceder a una mayor rentabilidad por nuestros ahorros

Regalo de Bienvenida

Además de los mejores tipos de interés, también puedes llevarte un Regalo de Bienvenida. Raisin ofrece un Regalo de Bienvenida a los nuevos clientes que abran su primer depósito o cuenta de ahorro.

Leer más