Las mejores cuentas remuneradas en febrero 2024

InicioCuentas de ahorro › Cuentas remuneradas

Cuentas de ahorro remuneradas en Raisin

En la actualidad existen multitud de productos bancarios que ofrecen algún tipo de rentabilidad, como por ejemplo, las cuentas remuneradas. Pero ¿sabes la principal diferencia entre este concepto, una cuenta corriente y una cuenta nómina? O ¿cómo elegir la mejor cuenta remunerada? Descubre toda la información que necesitas con Raisin.

En pocas palabras
  • Una cuenta remunerada es un tipo de cuenta bancaria contratada con la finalidad de intentar obtener una mayor rentabilidad
  • Las cuentas remuneradas ofrecen acceso inmediato a los fondos, es decir liquidez total
  • Las cuentas remuneradas suelen conceder mayores intereses y liquidez en los 3 o 4 primeros meses para más tarde reducir el tipo, permaneciendo a menudo por debajo de los depósitos a plazo fijo.
  • La clave para elegir la mejor cuenta remunerada del mercado es investigar nuestras necesidades financieras con antelación. Para ello, tendremos en cuenta todas las condiciones ofrecidas por el banco: rentabilidad, comisiones, plazo, permanencia, etc.

¿Qué es una cuenta remunerada?

Una cuenta remunerada es un tipo de cuenta bancaria que nos ofrece una rentabilidad por el dinero que depositemos en ella. Asimismo, las cuentas remuneradas ofrecen liquidez total, es decir, se puede acceder a los fondos que hayas depositado en cualquier momento, sin penalizaciones. Por otro lado, suelen ofrecer una operatividad limitada, por ejemplo, la domiciliación de recibos, los talonarios de cheques o las tarjetas asociadas no suelen estar disponibles, aunque esto dependerá del banco seleccionado.

Qué es una cuenta remuneradaQué es una cuenta remuneradaQué es una cuenta remunerada

Normalmente, las cuentas bancarias remuneradas concederán unos mayores intereses y liquidez en los 3 o 4 primeros meses para más tarde reducir el tipo, permaneciendo a menudo por debajo de los depósitos a plazo fijo. Igualmente, la rentabilidad variará dependiendo del saldo disponible, ya que la entidad financiera aplicará los intereses basándose en los tramos establecidos con anterioridad. 

Ventajas e inconvenientes de las cuentas remuneradas

Al igual que otros productos bancarios, las cuentas remuneradas tienen ventajas y desventajas que debes considerar.

  • Liquidez: una de las mayores ventajas es su liquidez. Si tienes una cuenta remunerada podrás acceder a tus fondos en cualquier momento.
  • Bajo riesgo: es un producto bancario fácil de contratar y de bajo riesgo, con un indicador de 1/6. Además, está cubierto por el respectivo Fondo de Garantía de Depósitos (hasta 100.000 EUR por cliente y depósito).
  • Sin comisiones (o pocas): por lo general, no tienen ningún tipo de comisión y la mayoría de bancos y entidades te permitirán abrir una totalmente gratis.
  • Intereses altos: intereses competitivos para ser un producto con muy poco riesgo que te permite acceder a tu dinero cuando quieras. Sin embargo, los intereses son más bajos que los de otros productos de ahorro como los depósitos a plazo fijo.
  • Operaciones bancarias limitadas: la principal desventaja es que no todas ofrecen la operativa habitual de las cuentas corrientes. Es decir, algunas cuentas remuneradas no te permitirán hacer operaciones bancarias como domiciliar recibos o hacer transferencias.
  • Importe máximo: al no estar designadas exclusivamente al ahorro, suelen delimitar un saldo máximo a remunerar, algo que deberías considerar si tus ahorros superan ese límite.
  • Tributación: el IRPF que tendrás que pagar por los rendimientos obtenidos es más elevado que el de otros productos financieros (un 19 % hasta 6.000 EUR, un 21 % hasta 50.000 EUR, y un 23 % para rendimientos superiores).
  • Contratar otros productos: para conseguir intereses más altos, algunos bancos pueden pedirte que contrates otros productos bancarios.

Principales diferencias entre una cuenta corriente y una cuenta remunerada

La principal diferencia entre una cuenta corriente y una cuenta remunerada está en la rentabilidad. Las cuentas remuneradas trabajan con unos intervalos e intereses previamente establecidos por la entidad bancaria y además, otorgan la rentabilidad sobre el saldo depositado en la cuenta o parte de este. Sin embargo, las cuentas corrientes no tienen la obligación de conceder ningún tipo de interés.

Por otra parte, las cuentas remuneradas mantienen la plena operatividad solo en algunos casos. Es decir, somos nosotros los que tendremos que informarnos a priori si se nos concederá la posibilidad de realizar transferencias bancarias, domiciliar recibos o vincular tarjetas.

Principales diferencias entre una cuenta remunerada y una cuenta de ahorro

Las cuentas remuneradas y las cuentas de ahorro comparten algunas similitudes como la liquidez y la disponibilidad inmediata de los fondos.

Del mismo modo, las cuentas de ahorro ofrecen unos intereses más bajos a una tasa constante, mientras que las cuentas remuneradas aplican unos intereses más atractivos en los primeros meses para seguidamente disminuir drásticamente.

Asimismo, las cuentas de ahorro no necesitan un saldo mínimo o vinculación para empezar a obtener rentabilidad. Por el contrario, las cuentas remuneradas requieren un período de permanencia, necesitan un saldo mínimo o vinculación para empezar a conseguir rendimientos y además, pueden admitir cierta operativa, como el uso de tarjetas de crédito o débito.

Principales diferencias entre una cuenta remunerada y una cuenta nómina remunerada

Tanto la cuenta remunerada como la cuenta nómina remunerada rendirá unos intereses por los ahorros depositados. No obstante, la cuenta nómina remunerada nos exigirá un mayor grado de compromiso al tener que vincular obligatoriamente nuestra nómina, pensión o prestación por desempleo. Además, algunos bancos o entidades también tienen otras condiciones para poder abrirla, por ejemplo, domiciliar recibos o utilizar la tarjeta un mínimo de veces al mes.

Principales diferencias entre una cuenta remunerada y un depósito a plazo fijo

Una cuenta remunerada y un depósito a plazo fijo son dos productos financieros que te permiten ahorrar, sin embargo, hay algunas diferencias entre ellos. La principal diferencia es la liquidez: la cuenta remunerada te permite utilizar tu dinero cuando lo necesites, en cambio, el capital del depósito a plazo fijo no lo puedes utilizar a menos que canceles el contrato y pagues una penalización que suele ser una comisión o la devolución total o parcial de los intereses generados.

Por tanto, la cuenta remunerada es más flexible y la mejor opción si quieres utilizar tu capital a corto plazo. También es menos rentable, aunque los intereses los verás más frecuentemente, a diferencia de los intereses de los depósitos a plazo fijo que suelen pagarse de forma anual o cuando termina el plazo. Si no necesitas utilizar tu capital, elige un depósito a plazo fijo como los que ofrecemos en Raisin para conseguir una mayor rentabilidad.

Claves para escoger la mejor cuenta remunerada

El primer paso para elegir la mejor cuenta remunerada del mercado es investigar nuestras necesidades financieras. Antes de dejarnos llevar por la rentabilidad y el TAE, debemos verificar otras condiciones muy importantes:

  • Comisiones: la mayoría de cuentas remuneradas no tienen comisiones de apertura. Sin embargo, algunos bancos o entidades pueden cobrar comisiones elevadas por algunos servicios y operaciones, por ejemplo, hacer transferencias. Si quieres utilizar tu cuenta remunerada para tus gestiones bancarias del día a día, es importante que sepas cuánto te van a cobrar.
  • Plazo y permanencia: el plazo y la permanencia de las cuentas remuneradas depende de las condiciones que ofrezca cada banco. Si quieres elegir una de las mejores, debes hacerte algunas preguntas. ¿Cuánto tiempo ofrece rentabilidad? ¿La rentabilidad es siempre la misma? ¿Hay un mínimo de permanencia? Siempre es mejor una cuenta remunerada con un 1,5 % de rentabilidad durante dos años que una cuenta que ofrezca un 2 % durante dos meses.
  • Saldo mínimo y máximo: normalmente, las cuentas remuneradas tienen un límite máximo por el que recibir intereses. Además, algunas también exigen un capital mínimo para su apertura.
  • Frecuencia de capitalización: es el número de veces al año en que los intereses se capitalizan. Una cuenta con menor TAE pero mayor frecuencia de capitalización puede dar mejores resultados.

En este sentido, si estamos buscando un producto bancario en el que depositar nuestros ahorros, con Raisin podemos elegir entre un depósito a plazo fijo o una cuenta de ahorro. Además, de acuerdo a la normativa europea, los fondos que inviertas están protegidos por el respectivo Fondo de Garantía de Depósitos nacional hasta 100.000 € por cliente y banco.

Preguntas frecuentes sobre cuentas remuneradas

¿Cómo tributan las cuentas remuneradas?

Los intereses que generes con una cuenta remunerada tributan. Tendrás que declararlos en la declaración de la renta de ese año y pagar el IRPF por tramos: un 19 % hasta 6.000 EUR, un 21 % hasta 50.000 EUR, y un 23 % para rendimientos superiores.

¿Tienen comisiones las cuentas remuneradas?

La mayoría no tienen comisiones, pero puede que algunos bancos o entidades cobren comisiones por hacer operaciones bancarias, por ejemplo, enviar dinero a otro país.

¿Existen cuentas remuneradas sin nómina?

Sí, además de la cuenta nómina remunerada, hay cuentas bancarias remuneradas que podrás abrir sin tener que domiciliar tu nómina o pensión.

¿Las cuentas remuneradas requieren vinculación?

Algunas cuentas remuneradas pueden requerir algún tipo de vinculación, por ejemplo, domiciliar la nómina o tener un saldo mínimo.

Excelente 607 opiniones