Fondo de emergencia: la guía definitiva

Inicio › Ahorro › Fondo de emergencia

Todo el mundo puede sufrir un imprevisto que le obligue a realizar un desembolso de dinero elevado. En este sentido, la creación de un fondo de emergencia te ayudará a sortear cualquier contratiempo de una forma más fácil.

En pocas palabras
  • Un fondo de emergencia es una cantidad de dinero ahorrada con la que podremos hacer frente a desembolsos inesperados con una mayor facilidad.
  • Igualmente, un fondo de emergencia nos evitará tener que recurrir a financiación externa cuando nos surja un imprevisto.
  • Lo ideal sería conseguir reservar el dinero suficiente para poder cubrir nuestras necesidades básicas de 3 a 6 meses. En este sentido, disponer de un colchón de seguridad puede beneficiar directamente nuestra salud mental y autoestima. 

¿Qué es un fondo de emergencia?

Un fondo de emergencia es una cantidad de dinero que reservamos para poder afrontar desembolsos inesperados y de una cuantía relativamente grande, la cual no podríamos pagar con nuestros ingresos mensuales habituales. 

En definitiva, es una medida de seguridad financiera que nos ahorrará quebraderos de cabeza cuando tengamos que realizar un gran pago de manera inesperada. No debemos confundir el fondo de emergencia con el fondo de contingencia, ya que este último será utilizado para cantidades más pequeñas como pueden ser:

  • Reparaciones o sustituciones de electrodomésticos
  • Gastos sanitarios o bucodentales de pequeña cuantía
  • Gastos veterinarios, en caso de tener una mascota
  • Multas de tráfico
  • Cualquier otro gasto inesperado de coste menor

La razón de hacer dos fondos diferentes para cada tipo de gastos es que los gastos del fondo de contingencia son más comunes y normalmente menos urgentes. Así pues, evitaremos descapitalizar el fondo de emergencia para casos realmente urgentes y de mayor importe.

¿Para qué sirve un fondo de emergencia?

Como señalamos con anterioridad, el fondo de emergencia nos permitirá costear pagos de alto importe o faltas de ingresos inesperadas sin tener que recurrir al endeudamiento. ¿Pero qué tipo de gastos podrían afectar a nuestras finanzas? Desafortunadamente, pueden darse muchas circunstancias en las que tengamos que hacer un fuerte desembolso repentino e imprevisible. Tal es el caso de una reparación de desperfectos domésticos de gran cuantía no cubiertos por el seguro, derramas extraordinarias en la comunidad donde vivimos o incluso gastos de representación legal en un juicio, si se diese el caso. 

Un hombre con camisa y un móvil en la mano se sitúa frente a un coche azul averiado con el capó abierto.Un hombre con camisa y un móvil en la mano se sitúa frente a un coche azul averiado con el capó abierto.Un hombre con camisa y un móvil en la mano se sitúa frente a un coche azul averiado con el capó abierto.

 El mejor modo de resolver una dificultad es no tratar de soslayarla”.Noel Clarasó

Ventajas de un fondo de emergencia

Existen diferentes ventajas al contar con fondos disponibles en caso de tener que enfrentarnos a una situación no prevista.

  • En primer lugar, un fondo de emergencia evitará que tengamos que recurrir a financiación externa cuando surja un imprevisto. Y es que conseguir un préstamo de manera urgente puede costarnos muy caro, ya sea con financiación por tarjeta de crédito, descubierto bancario o un préstamo urgente, que suelen tener un alto interés.
  • Saber que frente ante cualquier contratiempo de carácter monetario podemos contar con un colchón de seguridad beneficiará incluso nuestra salud mental y nuestra autoestima.
  • Por otro lado, la tranquilidad de ser conscientes de que contamos con un fondo para emergencias nos prevendrá de tomar malas y precipitadas decisiones cuando ocurra un imprevisto.
  • El hecho de crear el hábito de ahorro es algo positivo de por sí. Así pues, una vez conseguida la cifra planeada podremos destinar el futuro ahorro a otros proyectos o incluso caprichos que podamos tener en mente como un viaje o un coche nuevo.

¿Cuánto dinero se necesita para un fondo de emergencia?

No hay una respuesta única para esta pregunta, ya que la cantidad con la que dotar a este fondo dependerá de muchos factores, como la actividad laboral o el tamaño de la familia. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que un fondo de emergencia debería contener entre 3 y 6 meses de gastos fijos medios de una familia. Se entiende por gastos fijos aquellos que cubren las necesidades básicas y que normalmente se mantendrán relativamente invariables a lo largo del tiempo (el alquiler o hipoteca, los seguros, etc.).

Por lo tanto, el estilo de vida influirá en gran medida en la cantidad a asignar al fondo de emergencia. Así pues, un autónomo con una fuente de ingresos más inestable o alguien con personas a su cargo, debería reservar una cantidad de dinero mayor, llegando incluso a los 6 meses de gastos fijos, que aquellos viviendo solos o con trabajos más estables.

Un bote de cristal con billetes y un post-it manuscrito encima de una mesa de madera y unos libros al fondo.Un bote de cristal con billetes y un post-it manuscrito encima de una mesa de madera y unos libros al fondo.Un bote de cristal con billetes y un post-it manuscrito encima de una mesa de madera y unos libros al fondo.

“Un hombre que no planifica con mucha anticipación encontrará problemas justo en su puerta”. Confucio

Cómo crear tu fondo de emergencia

Aunque acumular el dinero equivalente a nuestros gastos de entre 3 y 6 meses pueda parecer una ardua tarea, es una cuestión de disciplina financiera y que con un poco de organización y tiempo puede verse resuelta.

  1. En primer lugar, hay que decidir la cuantía con la que dotaremos el fondo de emergencia, partiendo del análisis anteriormente mencionado sobre nuestro estilo de vida y fuente de ingresos.
  2. En segundo lugar, analizaremos nuestro flujo de ingresos y de gastos mensuales. El análisis puede ser el mismo utilizado previamente para decidir el monto a ahorrar. Para ello, desgranaremos nuestras necesidades básicas (aquellas que no se pueden recortar), así como todos nuestros gastos personales y caprichos. Después tendremos que comprobar si queda algún remanente disponible.
  3. Una vez completado el análisis, tendremos que determinar si el remanente que tenemos cada mes es suficiente para constituir el fondo de emergencia. En caso negativo, será preciso intentar recortar los gastos personales y caprichos para incrementar el aporte mensual con tal de reunir el dinero suficiente para el fondo en el menor tiempo posible.
  4. Por último, hay que decidir dónde depositar este fondo de reserva. Este deberá estar apartado de nuestra cuenta bancaria principal y recurrir a él en caso de verdadera necesidad.
Ahorrar con el método Kakebo
Ahorrar con el método Kakebo

Es el método de ahorro de dinero más sencillo del que todo el mundo habla. Descubre cómo implementar el método kakebo en tu día a día.

Leer más
Método SMART
Método SMART

La metodología S.M.A.R.T. fue creada para establecer objetivos en un proyecto. ¿Cómo puedes adaparla al ahorro? En este artículo te lo explicamos.

Leer más
Método 50-30-20
Método 50-30-20

La regla del 50-30-20 puede ser un método muy útil con el que siendo constante podrás cumplir tus objetivos de ahorro.

Leer más
La regla del 72
La regla del 72

La regla del 72 te indica cuánto tienes que esperar para que tu dinero empiece a multiplicarse. ¿Qué ventajas y desventajas tiene este método?

Leer más

¿Dónde depositar el fondo de emergencia?

Tal y como indicamos con anterioridad, el último paso para crear un fondo de emergencia es la elección de dónde depositar este monto de dinero. Para ello, no hay que olvidar el propósito para el cual formamos este fondo, y que es poder contar con una buena cantidad de dinero de manera urgente. 

Es por esta misma razón por la que hay que elegir con sumo cuidado el producto financiero en el que depositamos nuestro fondo y asegurarnos de que seamos capaces de efectuar retiradas de dinero con carácter inmediato. Para tal propósito, una decisión inteligente sería elegir una cuenta de ahorro que nos proporcione un tipo de interés, pero que a su vez tenga un riesgo muy bajo, ya que es de vital importancia poder contar con la totalidad de estos fondos en cuanto los necesitemos.

Algunas opciones que Raisin pone a nuestra disposición son las cuentas de ahorro flexible. Estos productos proporcionan una rentabilidad de hasta el 0,35%, tienen la posibilidad de una retirada inmediata de dinero y están cubiertos por Fondo de Garantía de Depósitos

De esta manera, no tendrás que preocuparte por poder contar con el fondo de emergencia en el momento que tengas un contratiempo y además verás como este aumenta a lo largo del tiempo gracias a los intereses.

  • Elige Raisin por ser una plataforma digital fácil de usar, rápida y sin letra pequeña.
  • Totalmente en español, sin costes de contratación o mantenimiento. 
Recomienda Raisin a tus amigos y ambos recibiréis 50€

Podrás conseguir 50€ por cada amigo que contrate un primer producto en Raisin, hasta un máximo de 10 amigos*.

Leer más