Los métodos para ahorrar dinero más efectivos

InicioAhorro › Métodos de ahorro efectivos

En la actualidad existen numerosos métodos para ahorrar dinero de una forma fácil y cómoda. Conoce aquí todas sus características y elige con Raisin el mejor método de ahorro para tus finanzas personales.

En pocas palabras
  • Los diferentes métodos de ahorro de dinero son idóneos para tener tus finanzas personales bajo control.

  • Crea un fondo de emergencia y deshazte de los gastos hormiga.

  • Elige el método de ahorro que más te guste, como el método Kakebo y la regla del 72.

  • Compara cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo de bancos europeos, y contrata los que más se adapten a tus planes.

Por qué es importante tener un fondo de emergencia en el banco

Un fondo de emergencia es una suma de dinero ahorrada para afrontar gastos inesperados con una mayor facilidad. Esto evitará que tengas que recurrir a financiamiento externo en caso de imprevistos. Lo ideal sería que este colchón financiero tenga suficiente dinero para cubrir tus necesidades básicas durante seis meses.

El primer paso para seguir este método de ahorro es decidir cuál es la cantidad idónea para tu fondo de emergencia. Para ello, haz un análisis de tu estilo de vida y de tus ingresos. Después, estudia tu flujo mensual de ingresos y gastos. Seguidamente, escribe tus necesidades básicas (aquellas que no se pueden reducir) y todos tus gastos y caprichos personales. Si ves que los fondos mensuales no son suficientes para constituir un fondo de emergencia, tendrás que recortar en caprichos personales o buscar otros métodos para ahorrar dinero. Por último, decide dónde depositar este fondo de emergencia, ya que debería estar separado de tu
cuenta corriente y usarse únicamente cuando sea realmente necesario.

La importancia de reducir los gastos hormiga

Los gastos hormiga son esos pequeños desembolsos diarios que pasan desapercibidos, pero que afectan a tus finanzas personales. Por esta razón, debes intentar eliminarlos lo antes posible para así mejorar tu capacidad de ahorro en casa

Entre los gastos hormiga se encuentran aquellos relacionados con el consumo de los suministros del hogar, fundamentalmente, el gas y la electricidad. Algunos ejemplos muy comunes son poner la calefacción muy alta o dejar la televisión encendida durante muchas horas. De hecho, ambas acciones tienen un impacto importante en las facturas.

Lo mismo ocurre cuando compras en el supermercado productos que no necesitas o que podrías comprar por un precio inferior. Existen múltiples aplicaciones para el móvil que pueden ayudarte a comparar precios y a hacer un seguimiento de tus métodos para ahorrar. De esta forma, notarás la diferencia en tu bolsillo.

¿Cuál es el método de ahorro más efectivo?

Hay varios métodos para ahorrar dinero con los que puedes mejorar tu capacidad de ahorro de una forma fácil y cómoda, aunque es cierto que requieren cierta disciplina, constancia y un poco de esfuerzo. Descubre los métodos de ahorro más efectivos y populares a continuación:

  • Método Kakebo: importado desde Japón, significa «libro de cuentas para la economía doméstica» y es una regla muy sencilla. Consiste en anotar en un cuaderno todos y cada uno de los gastos diarios. Después, se clasifican por categorías.

  • Método de los 30 días: es una regla que consiste en ahorrar tantos euros como el día del mes. Es decir, el día uno se ahorra un euro, el día dos, dos euros, y así sucesivamente hasta el día 30, cuando se ahorran 30 euros. Esta estrategia es muy simple y te permitirá ahorrar 465 euros al mes.

  • Regla 50-30-20: consiste en asignar porcentajes a cada partida dentro de un presupuesto. Esto es, el 50 % para gastos básicos; el 30 % para tus gastos personales y el 20 % restante se destina al ahorro. Se trata de una forma fácil de distribuir tus ingresos y adoptar un hábito de ahorro sólido.

  • Método SMART: a pesar de que no es una estrategia para ahorrar, sí se puede aplicar para alcanzar tus objetivos de ahorro. La idea sería definir metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un plazo determinado.

  • Regla del 72: aunque no es un método de ahorro propiamente dicho, ya que se aplica a la inversión, puede ayudarte a construir cierto patrimonio. Es una fórmula utilizada para medir el tiempo aproximado que tardará una inversión en duplicarse. Para ello, hay que dividir el número 72 entre la tasa de interés de la inversión. Así, por ejemplo, para una tasa de interés del 8 %, habrá que dividir 72/8, lo que da como resultado 9 años.

  • Método de los sobres: este método de ahorro está basado en la fórmula matemática del físico alemán Carl Friedrich Gauss. Este cálculo permite ahorrar aproximadamente 5.600 euros en seis meses. Para llevarlo a cabo, necesitarás dinero en efectivo, una caja y 100 sobres. Aunque es efectivo, a día de hoy no suele ser tan común guardar los ahorros en metálico.

  • Método de la hucha del cambio: consiste en depositar dinero en una hucha de toda la vida. Sin embargo, este hábito tan sencillo te ayudará a desarrollar un hábito positivo de ahorro. Una buena forma de empezar es meter la devolución de cualquier compra realizada en la hucha. Este método para ahorrar dinero también se puede llevar a cabo con distintas aplicaciones móviles de huchas virtuales.

  • Reto de las 52 semanas: de todos los métodos para ahorrar este es uno de los más famosos en el mundo anglosajón. Se trata de una estrategia financiera que permite ahorrar de una manera más llevadera porque se ahorra un euro la primera semana, dos euros la segunda semana, tres euros la tercera semana, etc. Después, hay que repetir esta acción consecutivamente hasta alcanzar las 52 semanas, en la que se ahorran 52 euros. De esta manera, al cabo de un año se ahorrarían 1.378 euros. Al igual que en el método anterior, también puedes utilizar aplicaciones móviles. 

Contrata productos de ahorro para ahorrar dinero

Algunos productos bancarios pueden ayudarte a ahorrar dinero. En Raisin puedes acceder a depósitos y cuentas remuneradas de bancos europeos con hasta un 3,68%TAE y un 3,32% TAE, respectivamente.
Además, estos productos bancarios son de bajo riesgo y la rentabilidad está garantizada. En concreto, tienen un indicador de riesgo de 1 sobre 6 y hasta 100.000 euros por cliente y banco están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos nacional.