Cómo ahorrar en casa: consejos y trucos fáciles

Raisin > Ahorro > Cómo ahorrar en casa

Pensar que tu capacidad de ahorro está limitada por tus ingresos puede ser un error. Y es que, si sigues una serie de consejos para ahorrar en casa, conseguirás recortar tus gastos notablemente y hacer que tus ahorros crezcan. Sigue leyendo y descúbrelos con Raisin.

En pocas palabras
  • Ahorrar dinero en casa es posible si sabes dónde y cómo recortar gastos. Haz un presupuesto mensual o anual, en el que puedas ver con claridad tus ingresos y gastos. Con esta información, establece tus metas de ahorro.
  • Reduce los gastos de suministros. Puedes optimizar tu consumo o contratar tarifas más baratas. Del mismo modo, compra de manera inteligente, eligiendo los supermercados con los precios más competitivos y comprando solo lo necesario.
  • Para optimizar tu ahorro al máximo, puedes usar métodos de ahorro como el reto de las 52 semanas. Así, destinar parte de tu dinero al ahorro será más fácil.
  • Conforme vayas ahorrando dinero en casa, deposita parte de tu capital en productos de ahorro de bajo riesgo como los depósitos a plazo fijo y las cuentas de ahorro. De este modo, obtendrás una rentabilidad que podrás sumar a tus ahorros.

Reduce los gastos de suministros para ahorrar dinero en casa

Una de las formas de ahorrar dinero en casa es reducir los gastos de suministros al máximo. Según la OCU, la factura media de un hogar (4,6 kWh y 292 kWh/mes) con la tarifa PVPC (la tarifa regulada de luz implantada por el Gobierno) fue de 60,26 euros al mes en 2023, o lo que es lo mismo, 723 euros al año. Este precio medio es inferior al de años anteriores, y lo mismo ha ocurrido con la electricidad, que cerró el 2023 con un precio de 87,10 euros por megavatio hora (MWh).

Sin embargo, aunque los precios hayan bajado, tú puedes tomar medidas para hacer que las facturas de tus suministros bajen:

  • No malgastar el dinero: de todas las opciones para ahorrar en casa que existen, esta se suele pasar por alto. Apagar los electrodomésticos, las luces o incluso cerrar el grifo cuando no se está usando, son pequeños actos que te ayudarán a reducir el consumo notablemente. También puedes programar temporizadores para algunos electrodomésticos o instalar aireadores en el grifo.
  • Compra bombillas y electrodomésticos eficientes: si vas a renovar tus electrodomésticos o cambiar las bombillas, es recomendable comprarlos de consumo eficiente. Aunque pueden ser más costosos que los convencionales, compensarás el dinero de la compra con precios de suministros más bajos.
  • Ten la temperatura adecuada: otro punto de suma importancia para reducir la factura de suministros y ahorrar dinero en casa es reducir el uso de la calefacción y del aire acondicionado, ya que tienen un alto consumo energético.
  • Mejora el aislamiento de tu hogar: el punto anterior también tiene relación con el aislamiento térmico de tu hogar, ya que influye mucho en la conservación de la temperatura y, en consecuencia, en el consumo eléctrico y de gas. Por ejemplo, tener las ventanas y las persianas adaptadas, e instalar aislamiento en paredes, techos y suelos te permitirá conservar la temperatura de tu vivienda.
  • Revisa las facturas y los contratos: revisa tus facturas de suministros y valora si tu tarifa y proveedor son los más adecuados. ¿La potencia eléctrica contratada es la que necesitas o puedes contratar una con un coste más bajo? Lo mismo ocurre con otros servicios, como el teléfono o Internet, puede que estés pagando por servicios que ni siquiera utilizas o que tu tarifa exceda tus necesidades.

Compra de manera inteligente para ahorrar dinero en casa

Lo más seguro es que la partida que destinas a las compras cotidianas se lleve un buen pellizco de tu presupuesto familiar. Con la inflación, los precios de los alimentos y productos básicos han subido durante el 2023. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística, el IPC subió un 3,1 %. Pero ¿cómo ahorrar en la cesta de la compra?

  • Elige bien el supermercado: según la OCU, los españoles pueden ahorrar hasta 1.056 euros al año si eligen los supermercados más baratos.
  • Haz una lista de la compra: ir con los deberes hechos al supermercado es crucial para no acabar haciendo compras innecesarias. Piensa y anota los productos que necesitas comprar antes de ir al supermercado. Así, te ceñirás a lo que has añadido a tu lista de la compra. Esto es muy importante porque las tiendas están diseñadas para que compres más.
  • Revisa los descuentos: las grandes y pequeñas marcas ofrecen suculentos descuentos en fechas determinadas, como las rebajas. Pero ¿son realmente rebajas? Asegúrate de que el producto está rebajado, de lo contrario, puedes acabar pagando más o lo mismo que sin el descuento añadido.
  • Recicla, reutiliza y repara: Internet es una poderosa herramienta para encontrar miles de trucos para ahorrar en casa. Por ejemplo, ideas para reciclar aquello que no usas e incluso para hacer pequeñas reparaciones domésticas que te permitirán aumentar tu capacidad de ahorro. Por otro lado, si necesitas algo para un par de ocasiones, en vez de comprarlo, pídelo prestado o alquílalo.

Elimina los gastos innecesarios para ahorrar dinero en casa

¿Alguna vez has oído hablar de los gastos hormiga? Son los gastos de pequeña cuantía que haces de manera regular y casi sin darte cuenta. Aunque tienen un precio bajo, si los sumas todos, el total puede llevarse una buena parte de tu bolsillo. También están los gastos vampiro, gastos recurrentes que no forman parte de tu presupuesto mensual o anual. ¿Cuáles reducir o eliminar por completo?

  • Cuotas de servicios que no uses, como la suscripción al gimnasio o a las plataformas de streaming.
  • Comida y bebida para llevar como el café que te pides todos los días, un gasto hormiga que puede suponer más de 50 euros al mes.
  • Transporte privado, intenta utilizar el transporte público o compartir tu coche para trayectos largos. Otra opción es elegir transportes más ecológicos como la bici, o incluso ir a pie.

Haz un presupuesto que te permita ahorrar en casa

Elaborar un presupuesto mensual o anual es vital para tener tus finanzas personales bajo control. En ese presupuesto debes introducir todos tus ingresos y gastos. Luego, clasifica tus gastos por grupos (comida, ocio, etc.) y hazte la pregunta: ¿cuánto quiero ahorrar? Establece metas de ahorro y revisa los gastos que tienes para eliminar los innecesarios, esto hará que sea más fácil alcanzar tus objetivos de ahorro.

Tener un presupuesto claro y definido también puede ayudarte a destinar parte de tus ingresos a un fondo de emergencia, que puedes utilizar para gastos imprevistos. Gracias a este colchón, no tendrás que recurrir a préstamos con intereses que mermen tu capacidad de ahorro a medio y largo plazo.

Obtén una rentabilidad con tu capital

¿Sabías que puedes obtener una rentabilidad con tu capital? Conforme vayas acercándote a tus metas de ahorro, destina parte del dinero acumulado a productos de ahorro que te den intereses, como los depósitos a plazo fijo o las cuentas de ahorro, que tienen un indicador de riesgo de 1 sobre 6 y hasta 100.000 euros por cliente y banco están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos nacional.

A modo de ejemplo, si depositas 100.000 euros en un depósito a un año con un 4 % TAE, obtendrás 4.000 euros de intereses. Recuerda que tendrás que declararlos en la base imponible del capital mobiliario en tu declaración de la Renta a través del modelo 100.

Utiliza métodos de ahorro en casa

Si todos estos consejos para ahorrar en casa no son suficientes, quizá necesites una motivación extra o simplemente un objetivo más visualizable. Para ello, puedes utilizar diferentes métodos de ahorro, como el método Kakebo, el reto de las 52 semanas o el método 50-30-20.

Aunque el primer paso para ahorrar dinero en casa es cambiar tu mentalidad, es imprescindible ir incorporando todos estos hábitos de ahorro en tus rutinas diarias. De esta forma, verás cómo tu capacidad ahorrativa aumenta cada día.