26.01.2018 | 3 mínutos de lectura | Imprimir artículo

¿Cómo decirle adiós a la cuesta de enero? | Raisin

Nada más terminar las Navidades vienen las rebajas con lo que el periodo de consumo se extiende después del esfuerzo realizado durante las el mes de diciembre. Para evitar la cuesta de enero es necesario tener claro una serie de consejos, en especial, a la hora de ir a las rebajas sobre qué compras hacer, cómo hacerlas y cómo pagarlas. Al fin y al cabo van a ser en las rebajas donde al final se haga el mayor desembolso del primer mes del año.

Llevar presupuesto y comparar precios

A las rebajas no hay que ir de cualquier manera, sino bien reflexionado qué se quiere comprar, cuánto voy a gastar y cuál es la mejor oferta. El encontrarnos con aparentes chollos y descuentos puede en muchas ocasiones llevarnos a comprar cosas que en el fondo no necesitamos o que no teníamos pensado comprar en un principio. Una vez más, las comprar irracionales y compulsivas es el objetivo a evitar.

Pagar en efectivo o con tarjeta de compra con tipos de interés inferiores

Una buena manera de controlar el gasto es abonar las compras con dinero en metálico. Es una cuestión psicológica y un toque de atención al mismo tiempo. Con las tarjetas de crédito o de débito podemos perder la sensación de lo que estamos gastando. Salir de casa con una cantidad de dinero y contar lo que tenemos o lo que nos queda en la billetera es una forma perfecta de tomar conciencia de lo que gastamos realmente. Si finalmente utilizas una tarjeta, intenta que sea una tarjeta de compra con intereses inferiores a los de una tarjeta de crédito o de débito convencional.

Precio y condiciones de devolución

Cuando vayas a comprar a las rebajas asegúrate de que no haya gato encerrado. En la etiqueta del producto debe venir reflejado el precio que tenía inicialmente, el precio en las rebajas y el porcentaje de descuento que supone el uno sobre el otro. También asegúrate de que están bien claras las condiciones de devolución y de que conservas el ticket.

No endeudarse y si lo haces pagar cuanto antes

Para ir a las rebajas y no acometer ningún gasto añadido es preferible acudir con el dinero disponible que tengamos en ese momento y no incurrir en deudas. No obstante, muchos consumidores  que no disponen de efectivo en esos momentos recurren a los préstamos o créditos personales para no dejar escapar las rebajas. En caso de que se opte por esa alternativa, es indispensable cumplir en el plazo indicado con el plazo de devolución y no incurrir en intereses de demora a pagar de más, para evitar que la factura de las rebajas sea menos abultada y la cuesta de enero menos empinada.

Si sigues todos estos consejos es posible que incuso a final de mes consigas ahorrar un poco. En ese caso, desde Raisin te damos la oportunidad de que le saques un rendimiento extra con las ofertas de depósitos de nuestros bancos colaboradores. ¡Te animamos a que visites nuestra web!