16.11.2017 | 4 mínutos de lectura | Imprimir artículo

Depósitos bancarios en Europa | Raisin

El estallido de la crisis económica y la crisis de deuda soberana europea obligó al Banco Central Europeo (BCE) a emprender medidas nunca antes emprendidas en la historia de la autoridad monetaria. Tras poner los tipos oficiales en mínimos históricos, el organismo emisor desarrolló una expansión de su balance con un programa de compras de activos y deuda soberana en los mercados financieros. El objetivo, mantener la estabilidad financiera y bajar aún más los tipos de interés y las primas de riesgo. Estas medidas han tenido un chivo expiatorio, la rentabilidad de los depósitos que se ha resentido en todos los mercados del Viejo Continente.

No obstante, no todo han sido malas noticias para los depositantes. El estallido de la crisis hizo ver a las autoridades europeas la necesidad de armonizar los criterios del establecimiento de Fondos de Garantía de Depósitos. Gracias a ello, en los distintos países se garantiza, siguiendo prácticamente los mismos criterios, la salvaguarda de los ahorros de los depositantes de forma análoga. Todo ello se recoge en la Directiva 2014/49/UE Del Parlamento Europeo y del Consejo.

Evolución por países de la rentabilidad de los depósitos

Con sus más y sus menos, todos los países de la eurozona experimentan una caída de la rentabilidad de sus depósitos a partir de octubre de 2008 tras la quiebra de Lehman Brothers y la puesta en marcha de las medidas anticrisis a escala global. En España, la rentabilidad de los depósitos a hogares y familias pasa del 4,47% al 0,17%. Otros países como Alemania, Francia o Italia en el mismo periodo de tiempo experimentaron caídas menos bruscas, del orden del 3,3% en octubre de 2008 hasta en la actualidad situarse en niveles en torno al 1,2% o Francia, que incluso llegó a estar en el 2,5%. En la misma eurozona, en octubre de 2008 la rentabilidad media de los depósitos estaba en el 4,12%, pero su caída fue menos brusca hasta ubicarse en torno al 1,27%. Este comportamiento de descenso de la rentabilidad de los depósitos se puede comprobar en cualquier país según las estadísticas que recoge el BCE. El descenso es generalizado, solo varía el grado de intensidad por país y en ello España no sale bien parada.

Ofertas de bancos colaboradores de Raisin

Como resultado de este descenso mayor en el mercado de depósitos español, las entidades europeas extranjeras ahora pueden ofrecer depósitos cuyas rentabilidades superan la media del mercado de nuestro país. Todo ello, sin que el ahorrador asuma ningún riesgo mayor al que obtendría contratando un depósito en España gracias a los Fondos de Garantía de Depósitos de cada país. En la actualidad en Raisin trabajamos con ocho entidades europeas: Alior Bank, Atlântico Europa, BACB, BESV, Euram Bank, Expobank, J&T Banca y Younited Credit. Entra en nuestra web, y conoce las ofertas que ofrecemos.

Trámites burocráticos

Es posible que una de las cosas que te puedan echar atrás sea que el hecho de contratar un depósito en un banco extranjero requiera de unos trámites burocráticos enrevesados y que tengas que presentar un montón de documentación. Nada más lejos de la realidad, desde Raisin agilizamos al máximo todos esos trámites a través de nuestra sencilla plataforma y además te damos una serie de recomendaciones a la hora de tratar los temas de fiscalidad. Si buscas más rentabilidad en tus depósitos, sin asumir más riesgo y sin tener que hacer más trámites que los que se harían contratando un producto con una entidad española, no lo dudes. Raisin es tu opción.