25.06.2020 | 5 minutos de lectura | Imprimir artículo

¿Es un buen momento para rescatar mi plan de pensiones?

Los planes de pensiones son un instrumento de inversión pensado para el largo plazo. Sin embargo, debido a la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19, el Gobierno habilitó la posibilidad de rescatarlos parcialmente si se daban una serie de circunstancias.

Ante esta nueva normativa, muchas personas se preguntan si es un buen momento para rescatar su plan de pensiones. En este artículo repasaremos cuáles son las condiciones que deben darse para poder efectuar el rescate y analizaremos si merece la pena hacerlo o no.

¿Cuándo puede rescatarse un plan de pensiones?

Al contrario de lo que ocurre con los depósitos bancarios, la liquidez no es el punto fuerte de los planes de pensiones. Por eso, antes de detenernos en analizar si es un buen momento o no para rescatarlo, debemos repasar cuáles son las condiciones que se deben cumplir para recuperar el dinero invertido en un plan de pensiones antes de tiempo.

Hay varios casos en los que se puede rescatar un plan de pensiones antes de la jubilación:

  • Por invalidez laboral.
  • Por enfermedad grave.
  • Por muerte del partícipe.
  • Por desempleo de larga duración.
  • Por haber pasado diez años desde la primera aportación.
  • Por invalidez.
  • Por jubilación parcial.
  • Por jubilación anticipada.
  • Por entrar en un ERE.

Desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley 15/2020 de medidas urgentes y complementarias para apoyar la economía y el empleo, a estos casos se une uno nuevo. También podrán rescatar su plan de pensiones los partícipes que se hayan visto afectados económicamente por la crisis del Covid-19. 

En concreto, podrán acogerse a esta medida los trabajadores por cuenta ajena afectados por un ERTE, los autónomos que hayan cesado su actividad y los empresarios titulares que no hayan podido abrir sus establecimientos al público.

No obstante, hay letra pequeña: estas personas no podrán rescatar íntegramente su plan, sino solo la cuantía que han dejado de percibir como consecuencia del estado de alarma, con unos límites.

¿Merece la pena rescatar mi plan de pensiones ahora?

Si cumples con alguno de los requisitos que acabas de leer, puedes seguir adelante con el rescate. Pero antes debes hacerte la siguiente pregunta: ¿realmente merece la pena rescatar un plan de pensiones ahora? 

En nuestra opinión, hay dos factores que deberías tener muy en cuenta antes de tomar la decisión:

#1 El momento actual que atraviesan los mercados financieros.

Existen muchas categorías de planes de pensiones (garantizados, de renta fija a corto o a largo plazo, de renta variable, de renta variable mixta…) pero todos tienen en común que invierten una parte del capital en acciones de empresas que cotizan en bolsa, es decir, en renta variable.

Esto es así porque la renta variable es el activo que permite obtener mejores rentabilidades a largo plazo (y los planes de pensiones son uno de los productos de inversión a más largo plazo que existen). El problema de las acciones es que son un activo con una gran volatilidad y que se ve muy perjudicado en momentos de crisis económica como el actual.

Te contamos todo esto porque, como seguramente ya sabes, el pasado mes de marzo las principales bolsas mundiales experimentaron caídas históricas, que en algunos casos llegaron a ser cercanas al 30%. En este contexto, es muy probable que tu plan de pensiones se haya visto muy castigado por el comportamiento negativo de los mercados.

Si el porcentaje de renta variable de tu plan es muy elevado (y probablemente lo sea), rescatarlo ahora podría suponer hacerlo con pérdidas. Si además tenemos en cuenta que tras el crack de marzo los mercados poco a poco comienzan a recuperarse, quizás sería mejor idea esperar un poco a que la recuperación se consolide y la rentabilidad deje de estar en rojo.

#2 La fiscalidad.

El segundo factor que debes tener en cuenta para decidir si merece la pena o no rescatar tu plan de pensiones es la fiscalidad. Los planes de pensiones son un producto muy interesante para desgravar impuestos en la declaración de la renta con las aportaciones. Sin embargo, una mala planificación fiscal en el momento del rescate podría salirte muy cara.

Los planes de pensiones se consideran rentas del trabajo, y no del capital. Esto significa que al rescatar el capital, este pasará a formar parte de tus rentas del trabajo y cotizará en tu declaración de la renta del IRPF. Por tanto, estará sujeto a algún tipo de retención en función de su importe y de tu situación personal y financiera.

Por tanto, deberás hacer bien tus números y asegurarte de que la factura fiscal no será excesiva. Cuando hagas los cálculos debes tener en cuenta que pagarás impuestos por todo el dinero que rescates, es decir, tanto por los beneficios como por el dinero que hayas aportado.