08.07.2020 | 5 minutos de lectura | Imprimir artículo

Fondos Vanguard: ¿qué son y por qué todo el mundo habla de ellos?

Hace más de 45 años, un señor llamado John Bogle creó una gestora llamada Vanguard y revolucionó la industria de fondos de inversión de su época. Hoy, casi medio siglo después, los fondos Vanguard se han convertido en unos fondos de inversión excelentes de los que todo el mundo habla. 

En este artículo repasaremos cuál es su historia, te explicaremos exactamente cómo funcionan los fondos Vanguard, por qué se han vuelto tan populares y cómo podemos invertir en ellos desde España.

¿Cuál es el origen de los fondos Vanguard?

Hablar de Vanguard es hablar de John Clifton Bogle, también conocido como Jack Bogle. Se trata de uno de los gestores de fondos de inversión más reconocidos de la historia y es el creador de la filosofía de inversión que más ha crecido en los últimos años: la gestión pasiva.

John Bogle fue un inversor norteamericano que llegó a dirigir una industria de fondos llamada Wellington Fund, de la que fue despedido en 1974 por sus “locas” ideas de inversión. Bogle se dio cuenta de que la mayoría de los gestores de fondos de su época no eran capaces de batir al mercado de forma recurrente. Entonces propuso algo que nunca antes se había hecho: invertir en índices bursátiles y no en acciones.

Hasta entonces, el trabajo de los gestores de fondos consistía en seleccionar las compañías que, según una serie de criterios, eran las mejores en cada momento. Estas acciones se unían en “paquetes” llamados fondos de inversión y se comercializaban al gran público.

El problema, según Bogle, es que estos fondos de inversión gestionados de forma activa obtenían peores resultados que el S&P 500, el índice bursátil más importante de Estados Unidos, y que ha logrado una rentabilidad media cercana al 10% a lo largo del siglo XX.

La propuesta de Bogle consistía en crear un fondo de inversión formado exactamente por las mismas empresas que componían este índice bursátil y en la misma proporción. De esta forma, el comportamiento del fondo estaría estrechamente relacionado con el del índice al que replicaba y obtendría el mismo resultado que él.

En 1975 Jack Bogle creó en Malvern (Pensilvania), su propia gestora de fondos, The Vanguard Group. Un año más tarde lanzó al mercado el primer fondo indexado de la historia: un fondo que replicaba al S&P 500. Acababa de nacer la gestión pasiva.

En la actualidad, Vanguard es la segunda gestora de fondos más importante del mundo. Gestiona activos valorados en más de 6,2 trillones de dólares y cuenta con más de 16.000 empleados.

¿Por qué todo el mundo habla de los fondos Vanguard?

Los fondos Vanguard son una obra maestra de la inversión y han supuesto un antes y un después en la industria mundial de fondos. Con Vanguard, Bogle abrió el mundo de los fondos de inversión a los pequeños inversores, a los que les permitió invertir en excelentes productos financieros, diversificados a nivel mundial, sin necesidad de contratar a un gestor y soportando unas comisiones radicalmente bajas.

En la actualidad, la gestión pasiva en general, y los fondos Vanguard en particular, están experimentando una fuerte demanda. Cada vez más inversores, hastiados por los bajos rendimientos y elevados costes de la gestión activa, deciden contratar fondos indexados y cotizados (ETFs) gestionados de forma pasiva.

Para muchos inversores, no tiene ningún sentido contratar fondos que obtienen resultados peores que los índices globales (como pueden ser el S&P 500 o el MSCI World) y pagar altas comisiones a sus gestores por ello. Parece mejor idea contratar un fondo gestionado de forma pasiva, por ejemplo de Vanguard, y con comisiones mucho más bajas.

Cómo contratar fondos Vanguard en España

Hace unos años, los fondos Vanguard sólo eran accesibles para los inversores con patrimonios más elevados, ya que el mínimo de inversión partía en 100.000 euros. Afortunadamente, hoy en día existen fórmulas para contratar fondos de esta gestora evitando ese desembolso mínimo tan elevado.

En España, si quieres contratar un fondo de Vanguard tienes dos opciones: hacerlo por tu propia cuenta a través de un banco o de un bróker que los comercialice (como SelfBank, ING o Renta 4); o bien con la ayuda de un robo advisor, es decir, de un gestor automatizado de inversiones.

Los robo advisors más populares para contratar fondos Vanguard son MyInvestor (que pertenece al banco andorrano AndBank), Indexa Capital, Finizens, InbestMe y Finanbest, entre una lista cada vez mayor.

Ambas alternativas son igual de válidas. Si optas por invertir por tu propia cuenta, tendrás que encargarte tú de la gestión de la cartera, de hacer los rebalanceos, de seleccionar los fondos, etc. Con un robo advisor, mientras tanto, pagarás un poco más de comisiones pero a cambio recibirás una gestión automatizada de tus inversiones, ya que el gestor automatizado se encarga de todo.

Desde Raisin también es posible invertir en ETFs de la gestora Vanguard, aunque solo desde su plataforma de Alemania y Austria. Esperemos que muy pronto esta opción esté disponible también para los usuarios españoles.