¿Qué son los Robo Advisor?

¿Alguna vez has oído hablar de los robo advisors? Para que tengas algunas nociones de lo que son y de cuál es su función, debes saber que los inversores eligen cada vez más productos de software de bajo coste llamados «robo advisors» con el fin de poner su gestión de cartera en piloto automático. Así que con esta premisa queremos que conozcas lo que ofrecen estos productos para determinar si son adecuados para tu estrategia de inversión.

Conceptos básicos de Robo Advisors

Como seguro que ya sabrás, hoy en día los inversores pueden construir y administrar su cartera de varias maneras, una de ellas es recurriendo a los robo advisors.

Los asesores robotizados son productos de software que pueden ayudarte a administrar tus inversiones sin la necesidad de consultar a un asesor financiero o de autogestionar tu cartera. Por lo general, lo que se hace es que se abre una cuenta administrada por un robot y luego se proporciona información básica sobre cuáles son tus objetivos de inversión a través de un cuestionario en línea. A continuación, los robo advisors analizan los datos que has proporcionado para ofrecer un enfoque de asignación de activos y construir una cartera de inversiones diversificadas para ti, que cumpla con tus porcentajes de asignación de objetivos para esas inversiones.

Una vez que se invierten sus fondos, de manera continua, el software puede reequilibrar automáticamente tu cartera, es decir, realizar los cambios en las inversiones necesarias para alinear tu cartera de nuevo con una asignación objetivo. Algunos robo advisors pueden incluso vender ciertos valores con pérdidas para compensar las ganancias de otros valores, se trata de un proceso llamado recolección de pérdidas fiscales que puede ayudar a reducir tu factura de impuestos. El uso de robo advisors ha aumentado a medida que pasan los años, sobre todo en países como España, donde los españoles siguen abonados al uso de la cuenta corriente y a los depósitos bancarios como modo de inversión moderada.

 

¿Para quién es mejor utilizar robo advisors?

Los robo advisors pueden ser una gran solución para los siguientes tipos de inversores:

  • Inversionistas principiantes o jóvenes: es posible que estos inversores aún no tengan el conocimiento financiero necesario para tomar decisiones de inversión con una buena proyección, pero pueden sentirse cómodos administrando su cartera en línea con asistencia humana limitada o nula.
  • Profesionales: es posible que estos individuos no tengan tiempo para administrar activamente sus fondos y quieran poner su cartera en «automático», así que esta opción sería tal vez la más adecuada.
  • Inversores con estrategias simples: si tienen una asignación de activos simple, como puede ser un 60% de acciones y un 40% de bonos, es posible que no necesiten la orientación de un asesor financiero para reequilibrar continuamente su cuenta, pero sí que les podría ser útiles utilizar los roboadvisors para controlar ciertas operaciones.
  • Inversores que no desean contratar un asesor financiero y tampoco quieren seleccionar por su cuenta sus inversiones. Si no tienen los activos o el deseo de contratar a un asesor financiero, pero tampoco quieren seleccionar inversiones por su cuenta, es posible que deseen elegir un robo advisor para escoger las inversiones, reequilibrarlas y realizar distintas operaciones en sus cuentas.

Por el contrario, una solución automatizada de gestión de cartera no es ideal para este tipo de inversores:

  • Inversores que prefieren la asistencia humana: algunos robo advisors ofrecen asistencia en vivo (esto generalmente cuesta un poco más), mientras que otros interactúan contigo casi exclusivamente a través de la web. Si necesitas alguien que te pueda aconsejar de viva voz, posiblemente un robo advisor no sea la mejor elección.
  • Inversores con múltiples cuentas de inversión: algunos inversores pueden necesitar coordinar paquetes de beneficios de la compañía, lo que hace que la automatización ofrecida por los robo advisors sea menos adecuada.

Beneficios de usar un robo advisor

Existen algunas ventajas clave para externalizar la gestión de carteras a este tipo de software.

  • Puedes evitar errores a la hora de  invertir. Se ha documentado muchas veces que una de las principales razones por las que los inversores obtienen malos resultados es por su propio comportamiento. Los inversores toman decisiones emocionales en los máximos y mínimos del mercado y en función de los instintos. El software no comete este tipo de errores.
  • Puedes automatizar el proceso. Una vez que abres una cuenta, el software roboadvisor se encarga del proceso de inversión. No tienes que preocuparte si debes hacer cambios en tu cartera o invertir más o menos en un sector de mercado determinado. Ni siquiera tienes que iniciar sesión en la cuenta y realizar operaciones.
  • Puedes invertir una cantidad menor a un coste menor. Las firmas de asesoría generalmente requieren una cantidad mayor para invertir inicialmente e imponen tarifas que a menudo son más altas que las cobradas por los asesores automáticos, los robo advisors. Además, no tienes que preocuparte de que un corredor u otro vendedor financiero haga una recomendación que no sea lo mejor para ti.

Tarifas de los robo advisors

En general, pagarás a uno de estos asesores digitales una tarifa de servicio que puede estructurarse como una tarifa mensual fija o como un porcentaje de los activos. Con los robo advisors que cobran una tarifa mensual fija, la tarifa generalmente varía de aproximadamente 15 euros por mes a 200 euros mensuales, dependiendo del valor de la cartera. Con un porcentaje de la estructura de los activos, verás tarifas en el rango de aproximadamente 0.15% a 0.50% del valor de tu cuenta por año. Si tuvieras 100000 euros, una tarifa de 0.50% equivaldría a 500 euros al año.

También pagarás los gastos asociados con las inversiones utilizadas por los robo advisors. Por ejemplo, los fondos mutuos y los fondos negociados en bolsa tienen relaciones de gastos. Este tipo de comisión se deduce de los activos del fondo antes de distribuir los rendimientos a los inversores.

Inversiones en una cuenta administrada por robo advisors

La mayoría de los robo advisors utilizan fondos mutuos o fondos negociados en bolsa en lugar de acciones individuales para construir tu cartera. Suelen seguir un fondo indexado u otro enfoque de inversión pasiva basado en la investigación moderna de la teoría de cartera, que enfatiza la importancia de tu asignación a acciones o bonos.

Con una asignación de activos determinada, puedes centrarte en las clases de activos de acciones subyacentes para tu cartera, como acciones de gran capitalización, pequeña capitalización o acciones internacionales. Luego, puedes conformarte con las clases de activos de bonos subyacentes para incluir, como los bonos a corto, intermedio o largo plazo. Por supuesto, un roboadvisor hace todo esto por ti.

¿Cómo funcionan los impuestos en una cuenta administrada por robo advisors?

Tu responsabilidad fiscal por los activos administrados por un robo advisor depende del tipo de cuenta en la que poseas los activos:

Si mantienes sus activos en una cuenta IRA, Roth IRA u otro tipo de cuenta de jubilación con impuestos diferidos, no pagarás ningún impuesto hasta que retires el dinero. Las transferencias o transferencias de activos de tu cuenta existente a un asesor automático generalmente no cuentan como un retiro.

Si posees inversiones en una cuenta sujeta a impuestos, pagarás impuestos sobre las ganancias. Recibirás un formulario cada año que te informará de los intereses, dividendos y ganancias de capital de las inversiones. Deberás incluirlos en tu declaración de impuestos y pagar impuestos sobre este tipo de ingresos de inversión.

Si tu cuenta administrada por robo te permite transferir inversiones existentes, esas inversiones pueden venderse e incurrir en una obligación tributaria. Las inversiones existentes se venderán primero a menos que sean inversiones ya utilizadas en la cartera del modelo robo. Si estas inversiones no están dentro de las cuentas de jubilación cuando se venden, se realizarán ganancias (o pérdidas) de capital, lo que puede generar una factura de impuestos.

¿Merecen la pena los asesores robotizados?

Los asesores robotizados ofrecen herramientas que pueden ayudarte a construir y administrar una cartera diversificada y proyectar cómo tus cuentas crecerán con el tiempo. Como a menudo vienen con tarifas más bajas y mínimos de cuenta que los asesores financieros tradicionales, pueden ser una buena opción para los inversores que no quieren gastar mucho dinero en un asesor financiero o gastar el tiempo o el esfuerzo necesarios para ver dónde invertir.

Si bien a menudo se equiparan con asesores financieros digitales, los asesores robóticos no son planificadores financieros. No pueden proporcionar las soluciones personalizadas que a menudo se necesitan para estrategias de inversión únicas. Además, una vez que estés cerca de la jubilación, los modelos de asignación utilizados en las herramientas de robo advisor pueden no ayudarte a alinear sus inversiones con la fase de retiro. Por esta razón, los inversores interesados ​​pueden beneficiarse al usar un asesor robótico más temprano en su carrera y buscar los servicios de un planificador profesional de ingresos de jubilación a medida que avanzan en edad.