Invertir en oro, ¿es rentable?

Históricamente, el oro ha jugado un papel importante en las economías de muchas naciones. Aunque ya no es una forma primaria de moneda, el oro sigue siendo una inversión sólida a largo plazo y puede ser una valiosa incorporación a la cartera, particularmente en un mercado bajista.

El oro fue considerado una moneda universal durante cientos de años. Debido a su reconocido valor en todo el mundo, se utilizó un estándar de oro desde el Imperio Bizantino hace más de 1.500 años. Hasta hace poco, de hecho, el oro se usaba como moneda de reserva mundial.

En 1944, tras la firma del Acuerdo de Bretton Woods, el dólar reemplazó al oro como moneda de reserva mundial. Pero incluso después de este acuerdo, el oro continuó utilizándose para respaldar las monedas nacionales de varios países. Sin embargo, en 1971, Richard Nixon eliminó el estándar de oro en los EE. UU. Y otros países pronto lo siguieron. Seguro que ahora mismo te estás haciendo esta pregunta: ¿Es rentable invertir en oro? Vamos a tratar de darte una respuesta a través de este artículo.

Ventajas del oro como inversión

Aunque ya no es una forma primaria de moneda en el mundo desarrollado, el oro sigue siendo una inversión popular por varias razones.

  • Liquidez. El oro se puede convertir fácilmente en efectivo en cualquier parte del mundo. Además del efectivo real, la liquidez y la universalidad del oro no tienen competidor.
  • Mantiene su valor. El oro tiende a mantener su valor en el tiempo. Los economistas consideran  que incluso el precio del oro no es indicativo de su valor. Es decir, incluso si el precio disminuye, el valor subyacente del oro no cambia mucho. Esto se debe principalmente a que hay una cantidad fija de oro debido al hecho de que es una mercancía, mientras que el dólar estadounidense, que es una forma de moneda fiduciaria, no tiene ningún valor inherente.
  • Cobertura contra la inflación. El oro aumenta de valor cuando la inflación se afianza. Dado que el oro tiene un precio en euros, cualquier deterioro en el euro lógicamente conducirá a un precio más alto del oro. Como resultado, durante las épocas  inflacionarias, el oro ofrece una inversión mucho más estable que el efectivo.
  • Diversificación. Agregar diferentes valores a tu cartera es una forma esencial de diversificar y reducir el riesgo general de tus inversiones. Además, debido a que el oro a menudo se mueve inversamente a los valores bursátiles y monetarios, proporciona una forma especialmente efectiva de diversificar.
  • Inversión universalmente deseada. El oro sigue siendo una mercancía universal. Aunque los países venden sus futuros de divisas, bonos del Tesoro y otros valores en todo el mundo, a diferencia del oro, están sujetos al caos político.
  • El oro se usa como insumo en productos. Dado que el oro se usa en la producción de varios productos, incluyendo joyas y productos electrónicos, existe una demanda confiable que estabiliza aún más el precio del oro. Además, en tiempos de mayor demanda, estos mercados pueden forzar el precio del oro al alza.

Desventajas de invertir en oro

Si bien el oro puede ser una gran inversión por la serie de razones descritas anteriormente, también deberás tener presente algunas desventajas de invertir en oro antes de aventurarte a ello. Son las principales:

  • El oro no genera ingresos pasivos. Otras inversiones, como las acciones y los bonos, pueden derivar una parte del valor de los ingresos pasivos en forma de intereses y dividendos. Sin embargo, el único rendimiento que puedes obtener del oro es cuando aumenta el valor y decides venderlo.
  • El oro puede crear una burbuja. Cuando la economía está inestable, muchas personas comienzan a invertir en oro, pero cuando los inversores comienzan a entrar en pánico, el oro puede ser demasiado caro. Esto, a su vez, significa que tu inversión podría perder valor una vez que el precio se corrija.
  • Necesita almacenamiento físico y seguro. Si eliges comprar oro físico real, no solo necesitarás almacenarlo, sino que también deberás asegurarlo. De lo contrario, no podrás reemplazarlo si se daña o te lo roban.
  • Las tasas de impuestos sobre las ganancias de capital son más altas en la mayoría de las inversiones en oro. La tasa impositiva sobre las ganancias de capital se sitúa entorno al 28%, que es mucho más alta que la tasa ordinaria de ganancias de capital del 15%. Dicho esto, las compañías que no invierten en oro directamente todavía están sujetas a impuestos a la tasa ordinaria.
  • Los aumentos en el valor del oro coinciden con la devaluación de la moneda local. Muchos economistas argumentan que el oro solo aumenta su valor cuando el euro se devalúa o la inflación es fuerte. Como resultado, los críticos sobre la inversión en oro sienten que el oro no ofrece retornos adecuados en otros mercados.

Cuándo invertir en oro

Sabemos que te lo estás preguntando. Tras conocer las ventajas de la inversión en oro te apetece probarlo, pero ¿cuándo es el mejor momento para invertir en este activo? El mejor momento para invertir en oro es cuando se espera que la inflación se apodere y reduzca el valor de la moneda nacional. Cuanto antes puedas detectar tales caídas, más espacio tendrás para obtener ganancias. Los principales indicadores, como la caída del mercado de valores y la agitación política, pueden indicar una futura devaluación de la moneda de tu país. Del mismo modo, cuando el banco central anuncie que va a imprimir más moneda, esto puede ser un buen indicativo de que es un buen momento para invertir en oro.

Por otro lado, cuando el valor monetario es fuerte y no se espera que haya una inflación a corto plazo, no hay mucho margen para que suba el precio del oro. Dicho esto, si hay expectativas de una mayor demanda de los mercados que requieren oro, como joyas y productos electrónicos, considera la opción de invertir en oro para beneficiarte de la presión potencial de los precios.

En términos prácticos, sin embargo, una estrategia de inversión pasiva de compra y retención puede ser la mejor para el inversor de oro habitual. Dado que las economías tienden a ser cíclicas, compra cuando el precio del oro baje. De esta manera, no tienes que preocuparte por comprar cuando todos los demás compran y sube el precio.

¿Qué porcentaje de oro debe contener una cartera?

No existe una regla estricta y rápida sobre cuánto oro debes mantener en tu cartera. Esto dependerá de cómo te sientas con respecto al mercado, qué tan cómodo te sientes con la volatilidad de los mercados, así como cuáles son tus necesidades financieras, entre otros aspectos.

Debido a que el oro es una de las pocas inversiones que funciona bien en un mercado bajista, considera esta opción y usa esta información para decidir sobre cuánto oro comprar. En última instancia, debes emplear las mismas estrategias de gestión de cartera para asignar oro que para comprar otras inversiones.

Cómo invertir en oro

Hay muchas formas diferentes de invertir en oro, como te contamos a continuación.

  • Compra oro directamente. Puedes comprar oro directamente en forma de lingotes o monedas. Cuando lo hayas hecho, mantén estas cantidades de oro por un tiempo, ya que con posterioridad podrás venderlas.  Puedes sentirte bien al tener oro en tu poder, pero debes tener cuidado con él. El mayor inconveniente es que tendrás que pagar para tenerlo asegurado o almacenado.
  • Compra acciones en una empresa que se dedique a la venta del oro. También puedes comprar acciones en una empresa que produce oro. El valor de las acciones va a estar fuertemente correlacionado con el valor del oro en sí mismo. También existe la posibilidad de que al tener oro te paguen dividendos por tus acciones.
  • Futuros y opciones de oro. Puedes invertir en oro a través de derivados financieros que se especializan en inversiones en oro como opciones de compra y venta.
  • Invierte en un ETF de oro. Un ETF de oro es un fondo que cotiza en bolsa que se especializa en invertir en una gama de valores de oro. Tal diversificación puede minimizar un poco su riesgo. Dos ETF de oro populares que se comercializan en el mercado son streetTRACKS Gold Trust y iShares COMEX Gold Trust.

En definitiva, el oro puede ser una inversión rentable cuando todos los demás productos de inversión fallan. No obstante, recuerda que hay productos rentables y seguros como los depósitos bancarios.

Una de tus máximas preocupaciones a la hora de invertir en oro debe ser la inflación o la devaluación del valor de la moneda.  Dicho esto, antes de invertir en oro, deberás conocer muy bien qué tipo de inversión vas a hacer y el valor del oro en ese momento. Además, ten en cuenta cuánto te costará exactamente almacenar y asegurar el oro físico, ¿cuáles son las diferencias impositivas para tu categoría de impuesto sobre la renta entre invertir en un ETF de oro o un ETF mineras de oro? Conocer los detalles de todo esto puede marcar una gran diferencia cuando se trata de rentabilidad.