Ingresos pasivos e ingresos activos: qué son y cuáles son sus diferencias

InicioInversión › Diferencias entre ingresos pasivos e ingresos activos

Tener ingresos estables es necesario para poder vivir y tener calidad de vida. La mayoría de personas cambia su tiempo por dinero, lo que se conoce como ingresos activos. Sin embargo, también están los ingresos pasivos, cuando no ofrecemos nuestro tiempo para ganar dinero, sino que lo obtenemos de forma pasiva. Pero ¿cuáles son las diferencias entre ingresos activos e ingresos pasivos? En Raisin te contamos qué son y cómo generarlos.  

En pocas palabras
  • Los ingresos pasivos son los que consigues de fuentes pasivas, es decir, es el dinero que obtienes sin tener que trabajar. Por ejemplo, los depósitos bancarios y las inversiones en acciones.
  • Los ingresos activos son aquellos en los que ofreces tu tiempo para obtenerlo, por ejemplo, cuando trabajas para una empresa y recibes a cambio una nómina todos los meses. 
  • Además del tiempo, hay otras diferencias entre estos dos tipos de ingresos, principalmente, el potencial que tienen y su nivel impositivo.
  • La mejor opción para generar ingresos pasivos es invertir en instrumentos como las acciones, o contratar productos bancarios como cuentas de ahorro o depósitos a plazo fijo.

¿Qué son los ingresos pasivos?

El ingreso pasivo es cualquier fuente de ingresos que no proviene de fuentes activas (también conocidas como ordinarias). Por ejemplo, dividendos, una participación en un negocio como socio limitado, regalías obtenidas por derechos de licencia o incluso ingresos obtenidos de otras inversiones en las que el inversor no participa activamente.

Por tanto, los ingresos pasivos son los que ganas mientras haces cualquier otra cosa, es decir, no intercambias tu tiempo o esfuerzo para obtenerlos. Si lo haces sabiamente, podrás conseguir la jubilación anticipada o, al menos, la libertad financiera.

Los ingresos pasivos pueden tener más ventajas que los ingresos activos. Una de estas ventajas es que puedes utilizarlos para optimizar tus impuestos. Además, son una buena opción para complementar tus ingresos ordinarios y compensar tus costes de vida.

¿Qué son los ingresos activos?

¿Te preguntas cómo generar ingresos activos? Primero debes saber que son los ingresos que recibes a cambio de unos servicios, es decir, ofreces tu esfuerzo a cambio de un dinero. Por ejemplo, sueldos, propinas, comisiones e ingresos de negocios en los que trabajas.

Para conseguirlos tendrás que dedicar gran parte de tu tiempo a hacer algo, luego, recibes un dinero por tus servicios. Este es el caso de los empleados de cualquier empresa que reciben un sueldo por su trabajo, pero si dejan de ofrecer sus servicios también dejan de cobrar, ya que dejan de ofrecer su tiempo.

Principales diferencias entre ingresos activos e ingresos pasivos

Aunque seguro que ya te imaginas la principal diferencia entre ambos ingresos, hemos elaborado una lista con todas las diferencias entre los dos tipos de ingresos para que te queden más claros.

  • Tiempo: para recibir ingresos activos necesitarás ofrecer tu tiempo. El tiempo no siempre es el mismo: por ejemplo, en un trabajo a jornada completa trabajas ocho horas al día, mientras que en un trabajo a jornada parcial dedicas menos horas. Por tanto, el trabajo activo requiere de una inversión continua de tiempo, lo que significa que tienes que dedicar tiempo todos los días para ganar tu salario. Por otro lado, los ingresos pasivos no requieren de una inversión de tiempo constante y regular, es como ganar dinero las veinticuatro horas sin tener que hacer nada para ello. Sin embargo, ten en cuenta que para generar ingresos pasivos primero deberás desarrollar la idea o establecer un plan para conseguirlos, es decir, tendrás que dedicar tiempo a idear una forma para ganar dinero de forma pasiva.
  • Esfuerzo: para obtener un ingreso activo debes esforzarte, tener conocimientos y habilidades en la ocupación o el negocio. En cambio, para generar ingresos pasivos, después del esfuerzo inicial para establecer tu plan o decidir en qué y cómo invertir, no tienes que esforzarte continuamente para recibir ingresos de la fuente pasiva.
  • Potencial de ingresos: para una fuente activa el potencial de ingresos de la persona se basa en su profesión o el tipo de servicios que ha prestado o presta a una determinada empresa. El ingreso pasivo, por otro lado, tiene mucho más potencial, sobre todo si reinviertes el dinero que vas generando de forma pasiva. Sin embargo, se necesita tiempo, constancia y concentración para lograr un nivel de ingresos pasivos suficiente como para no tener que conseguir ingresos activos.
  • Nivel impositivo: en la mayoría de países los ingresos de trabajo son los que tienen un tipo impositivo más alto, hasta un 47 % en el caso de España. Esto quiere decir que los ingresos activos son los que tienen impuestos más altos. Por tanto, los ingresos pasivos se gravan con un tipo impositivo más bajo, lo que significa que proporcionan ventajas fiscales a las personas que obtienen sus ingresos de dividendos, depósitos bancarios u otras fuentes de ingresos pasivas.

¿Cómo obtener ingresos pasivos?

Ambos tipos de ingresos son complementarios. Por lo general, la mayoría de personas necesitan trabajar para ganar dinero y tener, por tanto, ingresos activos. Sin embargo, muchos deciden hacer crecer sus ingresos de forma pasiva. Para ello, utilizan sus ingresos activos. Pero ¿cómo generar ingresos pasivos? 

Invierte en depósitos bancarios

Si quieres invertir tu dinero pero eres un inversor conservador que prefiere asumir poco riesgo, los depósitos bancarios a plazo fijo son una buena opción, ya que son una manera de hacer crecer tu dinero de forma pasiva. Sin embargo, no es fácil elegir uno y lo más probable es que te hagas la siguiente pregunta: ¿qué banco ofrece los mejores intereses para un depósito bancario? Actualmente, varias entidades financieras europeas dan el mejor rendimiento. En Raisin puedes elegir la mejor opción, además, sin comisiones y de forma online.

Invierte en acciones

El mercado de valores te permite invertir en instrumentos y ser propietario de una parte de grandes empresas de todo el mundo. Los mercados bursátiles y las acciones pueden ser riesgosos y, si no estás acostumbrado a invertir, lo más probable es que tengas muchas dudas. Por eso, antes de decantarte por esta opción, investiga mucho para protegerte de los posibles riesgos de invertir en el mercado bursátil. Por ejemplo, aprende a interpretar los estados financieros y a distinguir si una empresa es rentable o no. Una vez sepas cómo funcionan, abre una cuenta en un bróker y busca las acciones en las que te gustaría invertir. Si la empresa en la que inviertes obtiene ganancias y declara dividendos, obtendrás ingresos pasivos. Sin embargo, si eres de los que no tiene tiempo para estudiar el mercado o no sabe interpretar los estados financieros, entonces lo mejor es que inviertas en fondos: los cuales contienen una cesta de acciones, por lo que el rendimiento de una sola acción no necesariamente afectará a toda tu cartera.

Invierte en bonos del estado

Los bonos del Estado son otra fuente de ingresos pasivos. Un bono es deuda emitida por empresas privadas, el Estado, las comunidades autónomas u otros organismos públicos para recaudar fondos. Cuando compras bonos en el mercado estás prestando tu capital a cambio de una cantidad de dinero por un período de tiempo que se conoce como fecha de vencimiento. 

Por tanto, un bono te proporciona ingresos fijos de forma pasiva y en la fecha de vencimiento se te reembolsa el dinero que has prestado. Los bonos suelen tener calificaciones o notas que dependen de la solvencia crediticia del emisor, y esto es en lo que debes fijarte para evaluar si la inversión es muy riesgosa o no.

En definitiva, generar ingresos pasivos es igual de importante que obtener ingresos activos, pero conseguir suficientes como para poder vivir de ellos es complicado, pero sí puedes hacerlos crecer progresivamente para mejorar tu calidad de vida. No olvides que debes tener capacidad de ahorro y analizar todas las opciones que hay para obtener este tipo de ingresos. Si eres un inversor al que no le gusta el riesgo, la mejor forma de generar ingresos pasivos es a través de una cuenta de ahorros o un depósito a plazo fijo como los que ofrecemos en Raisin. Así, irás aumentando tu capital.