Dónde invertir dinero:

5 estrategias para rentabilizar tus ahorros

InicioInversión › Estrategias para sacar rentabilidad a tu dinero

Los precios de los bienes y servicios tienden a subir con el tiempo y en períodos de inflación esas subidas pueden hacer que pierdas poder adquisitivo. Si te haces la siguiente pregunta: ¿cómo rentabilizar mis ahorros para que no pierdan valor? Te traemos 5 estrategias.

En pocas palabras
  • Es importante rentabilizar tus ahorros para no perder poder adquisitivo.

  • Crea un fondo de emergencia, e invierte ese dinero en productos a corto plazo que sean muy líquidos.

  • Empieza a rentabilizar tus ahorros lo antes posible porque el interés compuesto hace que tu dinero genere más intereses.

  • Diversifica con productos bancarios de bajo riesgo. Puedes optar por depósitos a plazo fijo y cuentas de ahorro de bancos europeos con tipos competitivos.

Antes de invertir, crea un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es un colchón económico para hacer frente a gastos imprevistos. Es decir, es una cantidad de dinero que ahorras para situaciones inesperadas que puedan surgir. Por ejemplo, una avería del coche que te cueste un 80 % de tu salario mensual o tener que comprar un frigorífico nuevo justo cuando se acaba la garantía del que tienes. Estas dos situaciones pueden hacer que no tengas suficiente para pasar el mes o que tengas que utilizar el dinero que decidiste ahorrar para vacaciones.

Para hacer frente a estos pagos imprevistos es importante tener un fondo de emergencia. Pero hay una razón más para tenerlo: puedes depositar este capital en productos bancarios que ofrezcan una rentabilidad, como las cuentas remuneradas. De esta forma, obtendrás un dinero extra de ese colchón financiero y podrás utilizarlo en cualquier momento si lo necesitas.

Pero ¿cuánto dinero necesito en mi colchón financiero? Aunque no hay una respuesta exacta, en Raisin consideramos que entre 3 y 6 meses de tus gastos habituales, aunque esto dependerá de tus circunstancias personales. Un trabajador autónomo con dos hijos pequeños debe tener un fondo de emergencia mayor que un funcionario con hijos ya emancipados, por ejemplo.

Invierte solo el dinero que no vas a necesitar a corto plazo

Invertir a corto plazo también es una forma de obtener un beneficio con tus ahorros. Sin embargo, ten en cuenta que si son inversiones con alta volatilidad, como el trading a través de contratos por diferencia, puedes tener pérdidas y hasta perder más dinero del que has invertido si utilizas apalancamiento financiero. Por esta razón, solo debes invertir los ahorros que no vas a necesitar en los próximos meses.

Si crees que vas a utilizar ese capital próximamente, por ejemplo, para pagar la universidad de tus hijos o renovar el cuarto de baño de casa, solo podrás rentabilizar tu dinero con productos a corto plazo que sean muy líquidos y de bajo riesgo, como los depósitos bancarios. Así, tendrás la garantía de que no vas a perder el dinero que necesitarás en unos meses. En nuestra plataforma de ahorro puedes elegir depósitos a un año y a 6 y 9 meses.

 

Empieza a invertir cuanto antes

El efecto bola de nieve del interés compuesto hace que el dinero invertido crezca y se multiplique, ya que los intereses generados se suman al capital inicial depositado para generar nuevos intereses. Por tanto, tus ahorros crecen de forma exponencial con el paso de los años.

Como es lógico, cuanto mayor sea la duración de la inversión, mayores serán los efectos del interés compuesto. Por eso, si quieres que tu capital crezca como una bola de nieve que se hace más grande según rueda ladera abajo, empieza a invertir lo antes posible.

Elige productos de inversión con bajas comisiones

Las comisiones son los costes que pagarás por tener tu dinero invertido. Cuanto mayores sean, menor será el rendimiento neto de la inversión. Por este motivo, si quieres sacar la mayor rentabilidad a tu dinero, elige productos de ahorro o inversión con comisiones mínimas.

Te ponemos un ejemplo para que entiendas mejor cómo afectan las comisiones a tu rentabilidad neta. Imagina que puedes elegir entre dos inversiones, A y B. Ambas proporcionan un tipo de interés del 3 %, pero sus comisiones son diferentes: la inversión A tiene unas comisiones del 0,5 % y la inversión B del 1 %. ¿Qué rentabilidad neta obtendrías de cada una si inviertes 50.000 euros?

Como puedes ver en la siguiente tabla, la inversión A genera 250 euros más al mes.

Diversifica

Diversificar es la mejor estrategia para sacar rentabilidad a tu dinero. Para hacerlo, invierte en activos tanto de renta fija como de renta variable. También en productos de diferentes países, como instrumentos de deuda emitidos por el Gobierno español y en acciones de una multinacional americana. Así, minimizarás el riesgo total de tu cartera al depositar tu capital en diferentes cestas.

Y es que, es poco probable que activos que no guardan correlación entre sí tengan un comportamiento similar. La renta fija y la renta variable, de hecho, tienen comportamientos opuestos: cuando una sube, la otra baja, y esto aporta estabilidad a tu cartera de inversión, sobre todo durante una crisis económica.

En este sentido, si quieres invertir en un fondo de inversión, elige uno con instrumentos de varios países, como un fondo indexado al índice MSCI World.

Cómo invertir tus ahorros

Existen muchos activos financieros en los que invertir tus ahorros para sacar una rentabilidad al dinero. No obstante, primero debes preguntarte qué riesgo quieres asumir y qué rentabilidad deseas obtener. En función de las respuestas, podrás elegir los instrumentos que más se adapten a ti.

Si tienes alta aversión al riesgo, puedes optar por un depósito a 24 meses o un depósito a 36 meses. Los depósitos a plazo son productos de bajo riesgo y si contratas uno en un banco europeo, hasta 100.000 euros por cliente y banco están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos nacional. Además, tienen un indicador de riesgo de 1 sobre 6.

¿No te importa poner tu dinero en riesgo? Si este es tu caso, puedes invertir en criptomonedas. Los cripto activos son instrumentos muy volátiles que pueden darte una rentabilidad alta, pero su riesgo es muy elevado porque su cotización puede cambiar drásticamente de un día a otro. Si prefieres un término medio, puedes elegir un fondo de inversión socialmente responsable que combine renta fija y variable.

Como ves, las opciones son muchas a la hora de invertir tus ahorros. Cuando sepas qué riesgo y rentabilidad quieres, recuerda informarte bien de cada producto de ahorro o inversión que estés barajando y revisar si hay comisiones.