Los impuestos en España: definición, clasificación y tipos

Inicio › Tributación

El Estado español necesita ingresos para sustentar los servicios que ofrece a sus ciudadanos, como la sanidad pública, la educación y la justicia. Para financiar estos servicios hay varios impuestos que gravan los ingresos y el patrimonio de los contribuyentes. Sigue leyendo y conoce los diferentes tipos de impuestos que hay en España y para qué sirve cada uno de ellos.

En pocas palabras
  • Los impuestos, según su definición, son un tributo que los ciudadanos de un país deben pagar a las diferentes administraciones estatales para garantizar el sostenimiento de los servicios públicos.
  • Existen diversos métodos para clasificar los impuestos en España. Una de las divisiones más comunes es diferenciar entre impuestos directos e indirectos, aunque también hay otras clasificaciones como impuestos fiscales o extrafiscales, periódicos e instantáneos, etc.
  • Algunos de los ingresos sobre los que deberemos pagar impuestos en España son los salarios, las rentas del trabajo por cuenta propia, las herencias, las donaciones y los ingresos obtenidos por el rendimiento de nuestros ahorros o de los bienes inmuebles.
  • El IRPF es uno de los impuestos fiscales con mayor importancia en España y que grava muchos de los ingresos de las personas físicas como los salarios, las pensiones o los rendimientos del capital.

¿Qué son los impuestos y para qué sirven?

Los impuestos son las cantidades de dinero que los ciudadanos están obligados a pagar por ley al Estado español para que pueda financiar servicios y políticas públicas que mejoren las vidas de los ciudadanos.

Además, también sirven como herramienta para llevar a cabo políticas públicas que modulen el comportamiento de los individuos (como los impuestos al alcohol y al tabaco), y para promover la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos mediante una reasignación justa de los recursos.

No obstante, los impuestos no son la única vía con la que un gobierno obtiene financiación. En España, existen otros dos tributos que los ciudadanos están obligados a pagar: las tasas, como la renovación del pasaporte o las tasas de la universidad pública, y las contribuciones especiales, como el aumento del valor de un inmueble al construirse una estación de tren en sus inmediaciones.

Tipos de impuestos en España: clasificación

Según su naturaleza, los impuestos de España se pueden clasificar de varias formas.

Impuestos directos e indirectos

La principal diferencia entre los impuestos directos e indirectos es la base sobre la que se aplican.

  • Directos: gravan la riqueza de la persona física o jurídica, por ejemplo, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF.
  • Indirectos: gravan el uso de los recursos, es decir, la adquisición de bienes o la prestación de servicios. Un ejemplo de impuesto indirecto es el IVA

Impuestos subjetivos y objetivos

  • Objetivos: no se tiene en cuenta la situación o las características del contribuyente al que se grava. Por ejemplo, el IVA o el IBI se cobran por igual a todos los ciudadanos. El primero depende del consumo y el segundo del valor de un inmueble.
  • Subjetivos: el tipo impositivo varía según la persona física o jurídica, como en el IRPF, que varía en función de las circunstancias personales y de las rentas del contribuyente.

Impuestos periódicos e instantáneos

  • Periódicos: impuestos que se prolongan en el tiempo y se pagan de manera cíclica y en más de una ocasión. El IRPF, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles o el Impuesto sobre Sociedades entrarían en esta categoría.
  • Instantáneos: la obligación de pago del impuesto surge y se agota en el momento de la realización del hecho imponible. Este es el caso del IVA, ya que hay obligación de pagarlo cuando se adquiere el bien o  el servicio.

Impuestos según el ente recaudatorio

Existen diversas administraciones a varios niveles que recaudan los diferentes tipos de impuestos que hay en España.

  • El Estado central: son los impuestos que dependen de la Agencia Tributaria. Algunos impuestos de España que recauda el Estado son el IRPF (a través del modelo 100), el Impuesto sobre Sociedades o el IVA, aunque algunos están parcialmente cedidos a las comunidades autónomas.
  • Las comunidades autónomas: además de tener sus propios impuestos, hay otros impuestos cedidos por el Estado a las autonomías de manera total o parcial. Por ejemplo, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones está cedido por completo a las autonomías, mientras que el IRPF y el IVA son compartidos con la Administración central.
  • Las localidades: las diferentes administraciones locales han de recaudar algunos impuestos de manera obligatoria, como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. También hay algunos voluntarios, como el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.

Ingresos por los que pagar impuestos en España

Independientemente de que seamos una persona física o jurídica, existe la obligación de pagar impuestos por las rentas obtenidas. A continuación puedes ver algunos ingresos por los que tendrás que pagar impuestos:

  • Rendimientos del trabajo: tanto si eres asalariado como si eres autónomo, debes declarar tus rendimientos del trabajo en la base imponible general del IRPF. Recuerda que sus tipos impositivos son del 19 al 45 %.
  • Pensiones: desde un punto de vista fiscal, las pensiones se consideran rendimientos de trabajo, por lo que también hay que tributar por estos ingresos. Sin embargo, algunas pensiones están exentas y no hay que tributar por ellas, como las de orfandad, víctimas del terrorismo o invalidez permanente.
  • Herencias o donaciones: si heredas o recibes una donación, tendrás que pagar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que está cedido a las comunidades autónomas.
  • Rendimientos de capital: los rendimientos de capital inmobiliario como el alquiler de una vivienda tributan en la base imponible general del IRPF. Si se trata de rendimientos de capital mobiliario, como la rentabilidad obtenida con depósitos a plazo fijo o cuentas de ahorro, deberás añadirlos a la base imponible del ahorro.

Desde Raisin nos gustaría recordarte que los tipos impositivos de las dos bases imponibles del IRPF no son los mismos:

  • Base imponible general: tipos de gravamen del 19 al 45 %.
  • Base imponible del ahorro: tipos impositivos del 19 al 28 %.

Para más información, puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre tramos del IRPF.

Preguntas frecuentes sobre los impuestos en España

1. ¿Cuántos impuestos hay en España?

En España existen más de 70 impuestos diferentes. El número de impuestos que existe en España puede variar de un año al otro, y es que, además de los que dependen del Gobierno central, las 17 comunidades autónomas también tienen pueden crear o eliminar nuevos impuestos. En la siguiente tabla puedes ver algunos de los más importantes:

LOS IMPUESTOS MÁS IMPORTANTES DE ESPAÑA
IRPF: Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas IEF: Impuestos Especiales de Fabricación (Hidrocarburos, Alcohol, Tabaco, Electricidad)
IS: Impuesto sobre Sociedades IEC: Impuesto Especial sobre el Carbón
IRNR: Impuesto sobre la Renta de No Residentes IEE: Impuesto Especial sobre la Electricidad
IPN: Impuesto sobre el Patrimonio Neto IEDMT: Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transportes
ISD: Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones IAE: Impuesto de Actividades Económicas
IVA: Impuesto sobre el Valor Añadido en la Península y Baleares IBI: Impuesto sobre Bienes Inmuebles
ITPAJD: Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados IVTM: Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica
Impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas IIVTNU: Impuesto de Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana
Impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos ICIO: Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.
Impuesto sobre grandes establecimientos comerciales IGS: Impuesto sobre Gastos Suntuarios (cotos de caza y pesca)
Impuesto sobre loterías, rifas y sorteos Impuesto sobre estancias turísticas

2. ¿Por qué tengo que pagar impuestos?

Los impuestos se pagan con tal de garantizar el correcto funcionamiento de las diferentes instituciones del Estado y sostener el llamado estado del bienestar. De esta manera, se pueden garantizar servicios tan importantes para un país y su desarrollo como la justicia, las fuerzas del orden, las fuerzas armadas, los servicios aeroportuarios, la educación o la sanidad pública, entre otros.

3. ¿Cuál es la diferencia entre impuestos y tasas?

Los impuestos son un tipo de tributo que se paga sin recibir una contraprestación  específica a cambio, como el IRPF o el IVA. En cambio, las tasas son un tributo que se paga para poder disfrutar de un servicio ofrecido por un ente público.

4. ¿Quién tiene que pagar impuestos?

Tal como reza el artículo 31 de la Constitución Española, todos los ciudadanos sin excepción deben pagar impuestos para contribuir a cubrir los gastos de las diferentes administraciones estatales, autonómicas y locales.

¿Cómo tributan los productos de ahorro?

Los intereses obtenidos con productos de ahorro como los depósitos bancarios se añaden a la base imponible del ahorro del IRPF como rendimientos del capital mobiliario. Los rendimientos tributan por los siguientes tipos:

RENDIMIENTO Tipo
0 € - 6.000 € 19 %
6.000 € - 50.000 € 21 %
50.000 € - 200.000 € 23 %
200.000 € - 300.000 € 27 %
Más de 300.000 € 28 %

Si contratas algún producto de ahorro en entidades europeas a través de Raisin, te facilitaremos un documento con toda la información fiscal del año anterior para que puedas cumplir con todas tus obligaciones fiscales. También puedes echar un vistazo a las siguientes guías:

*  Te recordamos que en Raisin no ofrecemos asesoramiento fiscal y no asumimos ninguna responsabilidad por la exactitud de la información fiscal. Para más información, consulta con tu asesor fiscal o directamente con la Agencia Tributaria.