Los tipos de interés negativos: definición y principales consecuencias

InicioDeposito › Tipo de interés negativo

Para entender el origen de los tipos de interés negativos debemos remontarnos al inicio de la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos en 2007. Ante el cierre del mercado interbancario y como resultado de la desconfianza generada, el Banco Central Europeo (BCE) decidió lanzarse a prestar dinero a las distintas entidades financieras. ¿Te gustaría saber más? Sigue leyendo para descubrir todo sobre el tipo de interés negativo.

En pocas palabras
  • El BCE decidió en junio de 2014 dar un paso al frente y situar el tipo de interés en negativo.
  • Es una práctica ordinaria y suele ocurrir en épocas de recesiones económicas.
  • El tipo de interés negativo es una herramienta que los Bancos Centrales emplean durante las crisis económicas para potenciar tanto los préstamos, como las inversiones o hasta el propio gasto, impulsando así el crecimiento económico.

¿Qué son los tipos de interés negativos?

El tipo de interés negativo es una política poco convencional llevada a cabo por el BCE, que busca que el dinero fluya y circule. La idea principal es que la población use su dinero, ya sea para comprar, prestar o invertir.

Con tipos de interés en negativo, el Banco Central Europeo no pagará ningún tipo de rentabilidad a los bancos cuando depositen el dinero en sus arcas. De hecho, las entidades que quieran mantener el dinero parado abonarán intereses por ello.

Sin embargo, cuando un banco tenga que reintegrar un préstamo al BCE, no pagará intereses. Por este motivo, devolverá una cuantía menor de la que realmente pidió. 

El objetivo último no es otro que penalizar a las entidades financieras que tengan sus depósitos paralizados en el Banco Central Europeo.

De esta forma, se incentiva a los bancos a que presten su dinero a las familias y las empresas, en favor de la economía comunitaria, el consumo y la inversión. No obstante, también hay algunos inconvenientes en el uso de los tipos de interés negativos, como el daño causado a la rentabilidad de la banca o la penalización para los ahorradores.

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás:

  • Noticias y artículos de actualidad financiera
  • Tipos de interés exclusivos de nuestra plataforma
  • Ofertas y promociones especiales

¿Cómo nos afectan los tipos de interés negativos?

1. Cuentas corrientes y depósitos bancarios al 0%

Los tipos al 0% han penalizado a los ahorradores. Durante mucho tiempo fue muy difícil encontrar cuentas bancarias o depósitos que ofrecieran una rentabilidad elevada. El tipo de interés medio de los depósitos españoles a plazo fijo de hasta 1 año sigue manteniéndose cercano al 0,05%.

Combatir la inflación con productos de ahorro seguros es hoy en día más difícil que nunca. Los ahorradores deben buscar soluciones de ahorro transfronterizas que les permitan obtener una rentabilidad más elevada por su dinero.

2. Hipotecas más baratas

Durante la época de tipos de interés negativos, las hipotecas referenciadas al euríbor fueron más baratas que nunca. La bajada de este indicador supuso un abaratamiento de las cuotas hipotecarias de los ciudadanos. Este dinero extra que las familias no gastan se puede destinar al ahorro o al consumo.

Sin embargo, para los bancos privados, la reducción de ingresos en concepto de intereses por hipotecas les ha llevado a aumentar los diferenciales sobre los que se aplica el euríbor y a fomentar la venta de hipotecas mixtas o fijas.

3. Préstamos más accesibles

Los tipos al 0% también han facilitado el acceso a los préstamos bancarios a particulares y familias. Los bancos prefieren prestar su dinero a tener que pagar por depositado en las arcas del BCE y, por tanto, flexibilizan las condiciones de concesión. Esto puede implicar un problema en el futuro: el incremento exponencial de la morosidad.

4. Más comisiones

Si los ingresos vía intereses son menores, las entidades bancarias aumentan sus ingresos a través de las comisiones. Particulares y empresas tienen que abonar tarifas cada vez más altas por realizar operaciones que antes les salían gratis, como transferencias bancarias, ingresos de cheques o pagos de impuestos, sobre todo, si se efectúan en las propias oficinas bancarias.

En resumidas cuentas, los tipos de interés negativo tienen una serie de consecuencias, positivas y negativas, sobre las familias y las empresas, siendo los ahorradores los principales perjudicados por esta situación.

Desde Raisin te ayudamos a combatir los tipos bajos con nuestra amplia oferta de depósitos bancarios europeos, con los que podrás obtener una rentabilidad de hasta un 3,60 % TAE. La contratación es cien por cien online, segura, cómoda y gratuita. Con una única cuenta podrás acceder a todos los depósitos de nuestro catálogo.

Ventajas e inconvenientes del tipo de interés negativo

Los tipos de interés negativo tienen una serie de consecuencias, positivas y negativas sobre las familias, las empresas y la banca tradicional:

Ventajas

  • El capital y la economía circula de una forma más fluida
  • Al facilitarse las inversiones es más viable generar nuevos negocios
  • Debido al ajuste del euríbor se reducen los costes de endeudamiento para las casas y las empresas

Inconvenientes

  • Aumenta la inflación y se devalúa la moneda
  • Los bancos aumentan sus tarifas o comisiones
  • Los costes de importación se ven elevados

Ahorrar en Europa es así de fácil

Play Button

En Raisin hay disponible una amplia oferta de depósitos bancarios europeos con los que obtendremos una rentabilidad de hasta un 3,60 % TAE. En este sentido, para poder contratar un depósito a plazo fijo solo tenemos que registrarnos en Raisin. El proceso es muy intuitivo y completamente en español. 

  1. Nos identificaremos por una videollamada con un agente.
  2. Subiremos al sistema una prueba de domicilio como puede ser una factura de la luz, Internet, seguro del hogar, etc.
  3. Una vez verificados nuestros datos, accederemos a nuestra Cuenta Raisin online y combatiremos el tipo de interés negativo con productos de ahorro europeos.

¿Alguna duda? El servicio de atención al cliente está encantado de escucharte en el 91 038 15 62 o por correo electrónico en servicio@raisin.es. El horario es de lunes a viernes de 8:30 a 16:30.

Excelente 640 opiniones