Cashback: qué es, cómo funciona y cuáles son sus beneficios

InicioEducación financiera › Cashback

¿Alguna vez has escuchado el término financiero cashback? Puede que tengas una tarjeta bancaria que lo ofrezca o que lo hayas visto anunciado en alguna tienda. Pero ¿sabes lo que es, cómo puedes aprovecharlo y cuáles son sus beneficios? Sigue leyendo y descubre con Raisin las respuestas a estas preguntas.

En pocas palabras
  • Este término anglosajón tiene dos significados: el primero, cuando pagas más dinero del importe del ticket de compra y recibes la diferencia en efectivo. Es una forma de conseguir dinero en metálico sin tener que buscar un cajero.
  • El segundo, cuando haces una compra y te devuelven un porcentaje del importe que has pagado en tu cuenta bancaria. También pueden darte ese dinero de otra forma: con regalos, descuentos en próximas compras, tarjetas regalo, etc.
  • Las entidades financieras lo utilizan como estrategia de fidelización o para captar nuevos clientes.
  • Sus beneficios principales son: tener efectivo sin tener que ir a un cajero, obtener recompensas, regalos o premios y ahorrar todos los meses con tus compras.

¿Qué es el cashback?

El cashback es un término anglosajón que se traduce literalmente como dinero de vuelta. En la práctica, puede significar dos cosas, pero para que entiendas mejor qué es, vamos a poner dos ejemplos.

En primer lugar, imagina que vas a comprar al supermercado y no llevas efectivo, pero sí tu tarjeta bancaria, ya sea física o en el móvil (tarjeta contactless o sin contacto). Después, tienes pensado ir a una pequeña tienda local en la que no se acepta efectivo para compras inferiores a 10 euros. No tienes tiempo de ir al cajero a sacar dinero o el más cercano te queda un poco lejos. Aquí es cuando entra en juego el cashback, en el supermercado pagas un importe superior al coste de tu compra y te dan el cambio en efectivo. Por tanto, el cashback es cuando pagas con tu tarjeta más dinero del que debes y el establecimiento te da la diferencia de lo que debes pagar y de lo que has pagado en efectivo.

El segundo significado de este término hace referencia a los programas de recompensas, como la devolución de parte del importe de una compra. Así, si tu banco te ofrece un 2 % de cashback para compras superiores a 100 euros, cuando compres algo por un importe de 500 euros, recibirás 10 euros en tu cuenta. Sin embargo, en esta segunda definición, la recompensa no siempre es dinero, sino que la entidad también puede ofrecerte premios, puntos canjeables, tarjetas regalo, etc.

¿Cómo funciona el cashback?

El cashback funciona de forma sencilla, ya que solo debes solicitar al dependiente de la tienda pagar un importe superior al de tu ticket de compra. Después, recibirás la diferencia en efectivo. Por ejemplo, tu compra tiene un coste total de 80 euros, pero tú le indicas al dependiente que te cobre 100 euros. La diferencia entre ambas cifras, 20 euros, sería el cashback. Ten en cuenta que primero debes comprobar que el establecimiento lo ofrezca.

Por otro lado, en lo que respecta al cashback como programas de fidelización, recompensas y premios, debes tener una cuenta bancaria con este tipo de programa. Por lo general, las entidades financieras informan del cashback a través de su banca electrónica, es decir, en sus páginas web y aplicaciones para móviles puedes ver las condiciones que ofrecen y los establecimientos en los que se puede conseguir.

Estos reembolsos de capital y recompensas al hacer compras son una estrategia para captar clientes, es decir, las entidades intentan conseguir nuevos clientes ofreciéndoles cashback, o lo que es lo mismo, premios, descuentos, regalos, etc.

¿Cuáles son los beneficios del cashback?

Estos son los beneficios principales que tendrás si tienes una cuenta bancaria con cashback:

  • Tener efectivo: cuando lo utilices como medio para disponer de efectivo, el beneficio que obtienes es que no tienes que buscar un cajero. Debido a la aparición de neobancos y de bancos online sin sucursales, cada vez hay menos cajeros automáticos y esto se traduce en que no siempre es fácil encontrar uno. Además, en algunos casos, sobre todo en lugares turísticos como los aeropuertos, hacer un retiro de dinero puede implicar pagar altas comisiones.
  • Recibir regalos y descuentos: si necesitas comprar ciertos productos, ¿qué mejor que obtener recompensas por ello? Ya sean regalos, descuentos en tus próximas compras o tarjetas regalo, recibir algo a cambio de tus compras es uno de los beneficios del cashback.
  • Ahorrar: es una forma de ahorrar dinero con tus compras. Si eres un inversor conservador, además de tener productos de ahorro de bajo riesgo como los depósitos a plazo fijo y las cuentas remuneradas, puedes generar un ahorro extra todos los meses al pagar con tu tarjeta.
Excelente 607 opiniones