Cómo ahorrar dinero en un mes: el método de los 30 días

Inicio › Ahorro › Cómo ahorrar dinero en un mes: el método de los 30 días

El método de los 30 días es una regla de ahorro muy eficaz para lograr una buena cantidad de dinero al cabo de un mes. Su flexibilidad, su simplicidad y el carácter progresivo del método han hecho que muchas personas ya lo hayan puesto en marcha con excelentes resultados. 

Pero, ¿en qué consiste el método de los 30 días? ¿Cuánto dinero se puede ahorrar? ¿Cómo se pone en marcha? Vamos a tratar de resolver todas estas preguntas.

En qué consiste el método de los 30 días

El método de los 30 días es una regla simple de ahorro que permite obtener una cantidad de hasta 465 € en un solo mes, de una forma fácil, ágil y, lo más importante de todo, automática. Consiste en ahorrar tantos euros como el día del mes que nos encontramos. Es decir, el primer día ahorraremos un euro, el segundo día dos euros, y así sucesivamente hasta el día 30 (o 31) donde ahorraremos 30 € (o 31 €).

La siguiente tabla ilustra perfectamente cuál es el ahorro que conseguiremos según el día del mes en que nos encontremos.

Día Ahorro Ahorro Acumulado Día Ahorro Ahorro acumulado
1 1 € 1 € 16 16 € 136 €
2 2 € 3 € 17 17 € 153 €
3 3 € 6 € 18 18 € 171 €
4 4 € 10 € 19 19 € 190 €
5 5 € 15 € 20 20 € 210 €
6 6 € 21 € 21 21 € 231 €
7 7 € 28 € 22 22 € 253 €
8 8 € 36 € 23 23 € 276 €
9 9 € 45 € 24 24 € 300 €
10 10 € 55 € 25 25 € 325 €
11 11 € 66 € 26 26 € 351 €
12 12 € 78 € 27 27 € 378 €
13 13 € 91 € 28 28 € 406 €
14 14 € 105 € 29 29 € 435 €
15 15 € 120 € 30 30 € 465 €

Al principio, el objetivo será fácil de cumplir porque las cantidades a ahorrar serán pequeñas. Sin embargo, conforme avance el mes, el reto será cada vez más exigente, ya que habrá que aportar cantidades más altas. De hecho, los últimos 10 días del mes habrá que ahorrar la cifra de 275 € en un mes de 30 días, y 306 € si el mes tiene 31 días.

Variantes del método de los 30 días

Hay variantes de este método consistentes en modificar la cantidad a aportar. Se puede separar la mitad cada día, obteniendo un ahorro total de 232,50 € a final de mes; o bien doblar este ahorro, hasta conseguir un total de 930 €. Lo importante es que los objetivos sean realistas y que no condicionen en ningún caso nuestras finanzas personales. 

Además, hay que recordar que este es un método que se suele aplicar durante un mes, pero puede extenderse el tiempo que consideremos necesario. De hecho, cuantos más meses podamos seguir en ello, mayor será la cantidad de ahorro que podremos obtener. Si podemos permitirnos aplicarlo durante un año completo, habremos ahorrado más de 5.500 € casi sin darnos cuenta.

Cómo poner en marcha el método de los 30 días

Poner en marcha el método de los 30 días es más sencillo de lo que parece. Podemos dar una orden al banco para que, a través de una transferencia programada, envíe fondos de una cuenta corriente donde, por ejemplo, recibimos nuestra nómina y tenemos domiciliados los recibos, a una cuenta de ahorro diferente a la habitual.

Eso sí, dado que muchas entidades no permiten realizar transferencias programadas en progresión geométrica, siempre es posible calcular la cantidad de ahorro mensual que tenemos como objetivo y dividirla por el número de días que tiene el mes. Es decir, existe una cierta flexibilidad en cuanto a las aportaciones a realizar; lo importante es que a final de cada mes veamos como nuestra cuenta de ahorro ha aumentado.

Así, tendremos controlado en todo momento nuestro ahorro y lo gestionaremos como un gasto más que se detrae de nuestra cuenta corriente. Además, al final de mes, se puede extender otros meses, permitiéndonos ahorrar una cantidad mucho mayor.

Sin duda, el método de los 30 días es una estrategia de ahorro que se puede incluir perfectamente entre los planes de ahorro a largo plazo personales y familiares. Gracias a este método de ahorro es posible conseguir reunir cantidades importantes de dinero para hacer frente a situaciones especiales a lo largo de la vida, desde la compra de una vivienda al viaje de tus sueños.