¿Por qué los depósitos a plazo fijo son el mejor producto financiero en situaciones de incertidumbre?

En muchas ocasiones nos planteamos cuál es el mejor producto financiero para invertir según las diferentes situaciones económicas. Hoy, precisamente, vamos a hablar de por qué los depósitos a plazo fijo son el mejor producto financiero en situaciones de incertidumbre.

Son lo más seguro

La primera razón por la que deberías apostar por los depósitos a plazo fijo si buscas seguridad y certidumbre es que son el producto financiero que más garantías ofrece. Esto es una realidad incontestable y hasta el más odiador de estos productos deberá reconocerlo.

Y son lo más seguro porque su seguridad (valga la redundancia) se compone de diferentes “capas”, puesto que eres la parte más “vulnerable” de entre todos los que tienen alguna relación con el banco.

Así, si el banco llegase a quebrar, los primeros que perderían su dinero para recapitalizar al banco serían los accionistas; después, los bonistas (con sus diferentes categorías, así que aquí habría varias capas, no sólo una); y ya, después de todo eso, los depositantes por grado de riesgo (es decir, los depósitos a más largo plazo pagarían antes que los de a menor plazo).

El caso es que muy rara vez un banco tiene que llegar a esas últimas capas para permanecer a flote y poder seguir funcionando. Así que los depositantes, por norma general, pueden estar muy tranquilos.

Pero, además, queda un último elemento de garantía, que es que los depósitos a plazo fijo están garantizados por los Fondos de Garantía de Depósitos de los diferentes países, que suelen cubrir hasta 100.000 € de inversión.

Por tanto, para que pierdas tu dinero utilizando depósitos a plazo fijo, debería no sólo quebrar hasta límites insospechados tu banco (ya hemos visto que una quiebra pequeña no afecta a los depositantes), sino también del país en el que está dicho banco.

Y, francamente, si eso llega a suceder, tu última preocupación debería ser el dinero de ese depósito, porque probablemente vayas a ver cosas terribles.

Acostumbran a ofrecer una mayor liquidez

Pero la incertidumbre no debería hacernos temer únicamente por el riesgo de pérdida de capital, sino por el riesgo de no poder acceder a él cuando lo necesitemos. Y, en tiempos de incertidumbre, la disponibilidad del dinero aumenta de valor.

Al fin y al cabo, si tienes 100.000 € en época de bonanza no importa tanto como si los tienes en época de crisis económica, no sólo por la utilidad a la hora de “sobrevivir”, sino porque te sirven para hacer inversiones a precios ridículos.

Si tienes esos 100.000 € en un fondo de inversión, por ejemplo, lo más probable es que el capital se haya reducido durante la crisis, y, por lo tanto, no querrás retirarlo (porque supondría pérdidas). En otro tipo de inversiones, directamente, el dinero está bloqueado.

En cambio, en el caso de los depósitos, aunque hay ciertas penalizaciones por sacar el dinero antes de tiempo, estas penalizaciones suelen ser mínimas. 

Así, estamos guardando nuestro dinero en un lugar muy seguro, en el que nos da una pequeña rentabilidad mientras casi todo el mercado está en números negativos, y, además, podemos disponer de él con relativa facilidad para invertir en otras oportunidades cuando surjan.

En nuestra opinión, esta es una de las principales ventajas de los depósitos a plazo fijo. Son muy seguros y, además, ofrecen oportunidades. 

Rentabilidad conocida de antemano

Un último punto relativo a la seguridad (aunque quizá el término correcto aquí sería “calma” en lugar de “seguridad) es que, con los depósitos a plazo fijo, conocemos de antemano la rentabilidad que vamos a obtener.

Por tanto, en entornos de incertidumbre, donde la mayoría de las personas no saben qué sucederá con su dinero, nosotros tenemos la certeza de que vamos a recibir una cierta compensación clara y definida desde el primer momento.

¿Cuáles son los mejores depósitos a plazo fijo?

Ahora bien, ¿en qué depósitos a plazo fijo deberías invertir tu dinero? Esta es una pregunta muy frecuente. La existencia de Raisin se debe a la voluntad de dar respuesta a esta cuestión.

Vimos que los depósitos que ofrecían un buen rendimiento eran cada vez menos. Por ello, nos especializamos en ofrecer a nuestros clientes la oportunidad de encontrar depósitos con buenas condiciones a lo largo de toda Europa. Porque, gracias a la Unión Europea, ya no tenemos que limitarnos a invertir en nuestro país.

Y lo cierto es que, en otros países europeos, las condiciones de estos depósitos a plazo fijo son mucho mejores (y sin sacrificar las características de seguridad y liquidez que señalamos anteriormente).

Como puedes ver, hay varias razones por las que los depósitos a plazo fijo son los mejores productos a plazo fijo en tiempos de incertidumbre. Y estas razones no son únicamente los fondos de garantía de los Estados, como podría parecer en un primer momento. ¡Esperamos que con este artículo eso haya quedado claro!