Perfil de inversor moderado: definición y características

InicioInversión › Perfil de inversor moderado

Conocer tu perfil de inversor es fundamental para poder tomar las mejores decisiones y alcanzar tus objetivos financieros. Pero ¿qué pasa si no lo tienes en cuenta a la hora de invertir? En ese caso, puede que no estés satisfecho con los resultados logrados. En este artículo, Raisin te explica todo lo que debes saber sobre el perfil de inversor moderado, un tipo de inversor que decide asumir algo de riesgo para obtener una rentabilidad con su capital. Si crees que este es el tuyo, ¡sigue leyendo!

En pocas palabras
  • Un inversor moderado quiere preservar su capital y generar intereses con sus ahorros. Para lograrlo está dispuesto a aceptar algo de incertidumbre.
  • Busca un equilibrio entre rentabilidad y riesgo, por lo que invierte en renta fija, sobre un 50 y un 70 % de su dinero, y en renta variable. Por lo general, prefiere invertir a medio y largo plazo.
  • Diversifica su cartera con productos de bajo riesgo como los depósitos, los bonos y los pagarés, a los que añade instrumentos riesgosos como las acciones de empresa.
  • Conoce los mercados financieros y su funcionamiento, aunque también puede recurrir a expertos para tomar mejores decisiones de inversión.

¿Qué es el perfil de inversor moderado?

El inversor moderado es aquel que invierte con seguridad, aunque está dispuesto a asumir algo de riesgo, es decir, busca un equilibrio entre rentabilidad, liquidez y riesgo. Por tanto, quiere preservar su capital, pero tolera algo de incertidumbre para poder obtener beneficios más altos.

Características del inversor moderado

El perfil moderado tiene las siguientes características:

  • Busca el equilibrio: quiere inversiones equilibradas, a saber, que haya un equilibrio entre el riesgo y las ganancias de la inversión. Esto significa que no busca las rentabilidades más altas, pero sí una que no implique mucha incertidumbre.
  • Diversifica: el inversor moderado elige diferentes tipos de activos para diversificar su cartera. Por lo general, más del 50 % de su capital lo destina a activos de renta fija, y al menos un 30 % es para renta variable. De esta forma, puede generar más intereses y equilibrar el riesgo total de su cartera.
  • Quiere obtener un beneficio: está a medio camino entre el inversor conservador y el agresivo, por eso, puede conseguir una rentabilidad más alta que el primero, pero más baja que el segundo tipo de inversor. En cualquier caso, le permite superar el nivel de inflación.
  • Opta por inversiones a medio y largo plazo: suele contratar productos de ahorro e inversión con un plazo de vencimiento de más de un año.
  • Conoce los mercados financieros: normalmente, conoce cómo funcionan los mercados financieros. Esto le permite definir mejor sus estrategias de inversión, aunque también puede asesorarse de la mano de expertos.

¿Qué activos forman parte de la cartera de un inversor moderado?

Como ya hemos adelantado, el inversor moderado invierte en renta fija y renta variable para diversificar su cartera y conseguir así un equilibrio entre riesgo y ganancias. Pero ¿qué activos prefiere? A continuación puedes ver los productos que suele elegir.

Renta fija

Entre el 50 % y el 70 % de los activos de su cartera son de renta fija. Esto significa que su riesgo es bajo y su liquidez elevada, por ejemplo, la deuda pública que emite el Gobierno español, como los Bonos del Estado, las Obligaciones del Estado o las Letras del Tesoro. También suele contratar otros productos de ahorro como los depósitos a plazo fijo, que tienen un indicador de riesgo de 1 sobre 6 y hasta 100.000 euros por cliente y banco están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos nacional.

En Raisin ofrecemos depósitos bancarios de entidades europeas a medio y largo plazo. Actualmente, puedes conseguir hasta un 3,70 % TAE.

Renta variable

Al menos un 30 % de la cartera del inversor moderado está formada por renta variable, que tiene más riesgo porque la rentabilidad depende de la evolución del mercado. Un ejemplo son las acciones de empresa, que pueden ofrecer un beneficio más alto, pero también implican más incertidumbre. Así, un perfil de riesgo moderado puede destinar un 30 % de su dinero o más a invertir en bolsa.

Fondos de inversión

El inversor moderado también puede diversificar su cartera con fondos de inversión. Por ejemplo, con fondos mutuos o fondos cotizados. Aunque estos dos tipos de fondo son parecidos, los últimos, que también se conocen como ETF, se compran y venden en la bolsa como si fueran acciones. En cualquier caso, ambos permiten al inversor depositar su capital en varios instrumentos para equilibrar el riesgo.

¿Soy un inversor moderado?

Antes de lanzarte a contratar productos de ahorro e inversión, pregúntate: ¿tengo un perfil de riesgo moderado? Si quieres rentabilizar tu capital y has decidido aceptar algo de incertidumbre para conseguirlo, la respuesta será afirmativa. Hacerte esta pregunta es muy importante porque si eliges inversiones que no se adaptan a tu perfil de inversor, no estarás satisfecho con los resultados.

En resumen, si tu perfil de inversor es moderado, buscarás inversiones que te permitan aumentar tu patrimonio, tendrás una visión a medio y largo plazo y no te dejarás llevar por las fluctuaciones que puedan ocurrir en el corto plazo.