Invertir en forex, todo lo que tienes que saber

El comercio de divisas puede ser especialmente difícil, sobre todo si no tienes mucha experiencia en este tipo de inversiones. Esto se debe principalmente a que se suelen tener expectativas poco realistas cuando no se conoce del todo cómo invertir en forex. Primeramente necesitarás saber que el comercio de divisas no es en absoluto una forma con la que te puedes hacer rico de manera rápida. Así que vamos a explicarte todo lo que tienes que saber a la hora de invertir en forex.

¿Qué es el Forex?

Forex, o el mercado de divisas (también llamado FX para abreviar) es el mercado donde se negocia el valor del dinero. En su forma más simple, una transacción de cambio de divisas podría ser, por ejemplo, cuando transfiere una moneda local a una nueva. En todo el mercado en su conjunto, se estima que se negocian 5.300 millones de dólares diarios de divisas. Y estas negociaciones se llevan a cabo entre gobiernos, bancos, corporaciones y especuladores.

Las monedas se negocian como pares, y el movimiento de los pares de monedas mide el valor de una moneda contra otra. Por ejemplo, el par de divisas EUR/USD mide el valor del euro frente al dólar estadounidense. Cuando aumenta el valor del par, esto significa que el valor del euro ha aumentado frente al valor del dólar estadounidense. Cuando el valor del par disminuye, esto significa que el valor del dólar estadounidense ha aumentado (o el valor del euro ha caído).

¿Con qué pares de divisas puedes comerciar?

Los pares de divisas Forex se conocen como mayores, menores y exóticos. Los principales pares de divisas están formados por las monedas que se negocian con mayor frecuencia, que son:

USD – Dólar estadounidense

EUR – euro

JPY – yen japonés

GBP – libra esterlina

CHF – franco suizo

CAD – dólar canadiense

AUD – dólar australiano

NZD – dólar de Nueva Zelanda

Un par de divisas importantes es aquella que contiene cualquiera de estas monedas emparejadas con el dólar estadounidense, como el EUR / USD, USD/JPY o el GBP/USD.

Por otro lado, también hay pares de menores de Forex compuestos por estas monedas principales que no incluyen el dólar estadounidense. Estos pares incluyen EUR/GBP, EUR/CHF, AUD/NZD, etc.

Finalmente, las monedas exóticas son aquellas monedas que no hemos mencionado anteriormente, como el dólar de Hong Kong (HKD), la corona noruega (NOK), el rand sudafricano (ZAR) y el baht tailandés (THB). Los pares exóticos incluyen una moneda exótica y una moneda principal.

Al aprender sobre el comercio de Forex, muchos principiantes tienden a centrarse en los principales pares de divisas debido a su volatilidad diaria y diferenciales ajustados. Pero hay muchas otras oportunidades, desde aquellos pares de divisas exóticas, hasta oportunidades de negociación de CFD en acciones, materias primas, futuro de la energía, hasta índices. Incluso hay índices que rastrean grupos de índices, y también puedes intercambiarlos en el forex.

Depende de ti determinar cuántos mercados piensas explorar en busca de oportunidades, pero no te limites a un solo instrumento o mercado. La limitación del mercado puede conducir a una sobrecarga, así que asegúrate de diversificar bien tu inversión.

¿Cómo funcionan las cotizaciones de Forex?

Cuando operes en Forex, verás que se cotizan los precios ‘Bid’ (precio mínimo de venta) y ‘Ask’ (precio máximo de compra). El precio de oferta es el precio al que puede comprar la moneda, mientras que el precio de venta es el precio al que puedes venderla. Si compras, o va en largo en el EUR/USD, por ejemplo, estarás comprando EUR con el USD. Esto quiere decir, en el mercado de divisas, que vas en largo del EUR y en corto del USD. Si, por el contrario, vendes, o vas en corto en el EUR/USD, entonces vas en largo del USD y en corto del EUR.

Si estás realizando una operación de compra de divisas, esto se conoce como una operación larga, y la esperanza es que el par de divisas aumente de valor, de modo que puedas venderlo a un precio más alto y obtener ganancias con la diferencia.

Si estás vendiendo una moneda en una operación mantienes la esperanza de que el par de divisas caiga en valor, de modo que puedas volver a comprarlo a un precio más bajo, lo que significa que te beneficiarás de la diferencia.

El número indicado para estos precios se basa en el tipo de cambio actual de las monedas en el par, o qué cantidad de la segunda moneda obtendrías a cambio de una unidad de la primera moneda (por ejemplo, si se pudiera cambiar 1 EUR por 1,68 USD, el precio de compra y venta estaría a ambos lados de este número).

¿Cuánto cambian los valores de la moneda?

Si la forma en que los comerciantes obtienen ganancias es aprovechando la diferencia entre los precios de oferta y demanda de los pares de divisas, la siguiente pregunta lógica es, ¿cuánto puedes esperar que se mueva una determinada divisa?

Esto depende de la liquidez de la moneda o de la cantidad que se compre y venda en cualquier momento. Los pares de divisas más líquidas son las que tienen más oferta y demanda en el mercado Forex, y esta oferta y demanda es generada por bancos, empresas, importadores y exportadores y comerciantes. Los principales pares de divisas tienden a ser los más líquidos, con el par de divisas EUR / USD moviéndose entre 90 y 120 pips en un día promedio. Por si no lo sabes, un pip es un movimiento de precio incremental, con un valor específico que depende del mercado en cuestión. Esto quiere decir que el pip, es una unidad estándar para medir cuánto ha cambiado el tipo de cambio.

Por el contrario, el AUD / NZD se mueve en 50-60 pips por día, y el par de divisas USD / HKD solo se mueve en un promedio de 32 pips por día. Teniendo en cuenta que un pip es 0.0001. Entonces, si el EUR / USD se movió de 1.16667 a 1.16677, eso representaría un cambio de 1 pip. Los principales pares de forex tienden a ser los más líquidos y, por lo tanto, brindan una mayor cantidad de oportunidades para el comercio a corto plazo.

Sin embargo, también hay muchas oportunidades entre las monedas menores y exóticas, especialmente si tienes algún conocimiento especializado sobre una determinada moneda.

El spread de Forex, también importante para invertir

Si acabas de llegar al mundo de la inversión en forex, es probable que te suene un poco a chino cuando te hablemos del ‘spread’. El spread es el diferencial, esto es,  la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un par de divisas. Por ejemplo, si el precio de oferta del EUR / USD es 1.16668 y el precio de venta es 1.16669, el diferencial será 0.0001, o 1 pip. En cualquier operación de Forex, el valor de un par de divisas deberá cruzar el diferencial antes de que sea rentable. Para continuar con el ejemplo anterior, si un operador ingresó una operación larga EUR / USD en 1.16668, la operación no sería rentable hasta que el valor del par fuera superior a 1.16669.

En un par de divisas con un diferencial más amplio, como el EUR/CZK, la moneda tendrá que hacer un movimiento mayor para que el comercio sea rentable. En este momento, el precio de oferta para este par es 25.4373, mientras que el precio de venta es 25.4124, por lo que el diferencial es 0.0200, o 20 pips. Tampoco es raro que este par de divisas tenga movimientos de menos de 20 pips por día, lo que significa que los operadores probablemente tendrán que realizar una operación de varios días para obtener ganancias.

Esto significa que el comercio de baja propagación a menudo es una prioridad para los operadores de Forex, ya que sus operaciones pueden ser rentables de forma más rápida, lo que significa que pueden hacer un gran volumen de operaciones más pequeñas, en lugar de depender de operaciones más grandes para ganar dinero.

Beneficios de invertir en Forex

Ahora que tienes una visión general del mercado Forex, ¿por qué querrías operar en Forex? Existen varias razones por las cuales las personas eligen invertir en Forex. Algunas de estas razones pueden incluir el potencial de ganar dinero extra desde la comodidad del hogar, la oportunidad de aprender una nueva habilidad en su tiempo libre, o incluso el sueño de lograr la libertad financiera y tener más control sobre el futuro financiero. Sin embargo, a pesar de que invertir en Forex es algo  muy atractivo para muchos inversores, a menudo se suele combinar esta práctica con otras que aportan más seguridad y estabilidad financiera, como es invertir en depósitos bancarios. Así que si te animas, invierte en Forex y en otro tipo de productos financieros que te aporten más estabilidad en tu día a día.